No se trata de hacer leña del árbol caído pero sí aclarar las cosas sobre esta señora. Por José Crespo

No se trata de hacer leña del árbol caído de esta señora internada en un hospital privado. Por Linda Galmor
No se trata de hacer leña del árbol caído de esta señora internada en un hospital privado. Por Linda Galmor

 

«No se trata de hacer leña del árbol caído pero sí dejarle claro que le pido que una vez recuperada dimita y se vaya a casa junto al resto de superfluos»

No se trata de hacer leña del árbol caído pero sí dejar y aclarar las cosas sobre esta señora. Que esta mujer es gilipollas, léase ‘necia’ y ‘estúpida’ (DRAE), y una inconsciente no deja la menor duda y no tendría la menor importancia si no hubiera accedido a un puesto de alta responsabilidad. Lo triste es que si sumamos a ello la mentira y el ejercicio de un cargo político se llega a una responsabilidad criminal.

Esta señora, desgraciadamente es una analfabeta por haber dicho totalmente convencida que el feminismo lo inventó el PSOE, cuando clamó «nos lo hemos currado los socialistas», ignorando que el socialismo se opuso en 1933 al voto de la mujer, 《la mujer es histerismo》 afirmaban, contra las iniciativas lanzadas por diputadas del centro y la derecha.

Margarita Nelken, diputada socialista y luego del PCE fue una de las principales opositoras y fuerzas más activas contra el sufragio universal, ese era el respeto que tenía hacia el voto femenino.

Hilario Ayuso, que luego formaría en el Frente Popular con el PSOE, en 1931 propuso una enmienda por la que los varones pudieran hacerlo desde los 23 años, pero las mujeres desde los 45 ¿…?

Fue este un momento clave en la historia de España en el que Partido Republicano Radical (PRR), de fuerte tendencia anticlerical, quiso ir un poco más allá en su oposición y propuso retrasar la votación, por el peligro que creía que suponían para la República que las mujeres ejercieran su derecho al voto.

Se escucharon barbaridades como que «la mujer es histerismo y se deja llevar por la emoción y no por la reflexión crítica» de voz del republicano gallego Roberto Novoa e incluso de que «el histerismo impide votar a la mujer hasta la menopausia» dicho por el republicano Ayuso. Otros como el republicano Barriobero que proponía excluir del derecho al voto a las 33.000 monjas que existían en España.

Calvo, con su actuación personal y sus declaraciones deja claro el manejo de la mentira como herramienta de adoctrinamiento político a su servicio creando su propia verdad. Ha lanzado, junto a Celáa (que lleva a sus hijas a un centro privado), mucha basura hacia la educación religiosa y privada así como hacia la Sanidad argumentando que ellos crearon la Seguridad Social cuando la sanidad pública generalizada y la Seguridad Social las creó, por mucho que les duela, Francisco Franco a quien al menos eso, entre otras cosas, le debe España, con sus aciertos y errores.

Esta pobre mujer además de gilipollas, es mentirosa y demagoga, pero en todo caso aunque no haya acudido al hospital de campaña de IFEMA y haya acudido al hospital Ruber que nos fue retirado de la cartera de servicios a los beneficiarios de MUFACE e ISFAS, le deseo sinceramente una pronta recuperación y le pido que una vez recuperada dimita y se vaya a casa junto al resto de «superfluos».

José Crespo

José Crespo

José Antonio Crespo-Francés. Soldado de Infantería Española, Doctor en Historia. Enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por". Si Vis Pacem Para Bellum

Deja un comentario