Sin una prensa libre y sin test masivos estamos acabados. Por José Crespo

Sin una prensa libre estamos acabados. Ilustración de Tano y Tita
Sin una prensa libre estamos acabados. Ilustración de Tano y Tita

«Las preguntas las filtra y selecciona el Secretario de Estado de Comunicación del gobierno, el tal Oliver, a modo de censor. Sin una prensa libre estamos acabados»

Tras las complicadas explicaciones del doctor Sánchez sobre fases, actividades, provincias y denominaciones variadas, surgen muchas dudas, sobre todo cuando vemos cada día esas pantomimas de ruedas de prensa en las que las preguntas las filtra y selecciona el Secretario de Estado de Comunicación del gobierno, el tal Oliver, a modo de censor. Sin una prensa libre estamos acabados.

Me viene a la cabeza el vídeo de Sánchez en 2014, en el que vierte acusaciones a Rajoy por el virus del Ébola que ahora se vuelven contra él y que ningún periodista le recuerda. A día de hoy el doctor Sánchez organiza comparecencias en La Moncloa, que son pura propaganda lejos de ser informativas, todo ello por vía telemática, con preguntas de la prensa filtradas por el director de comunicación Oliver.

Nos recuerdan las comparecencias de Rajoy celebradas a través de un plasma y en una sala diferente, pero nadie comenta nada sobre la estrategia empleada por Oliver quien ha llegado a recriminar a los periodistas su ‘tendencia enfermiza a preguntar’ en las ruedas de prensa.

¿Qué finalidad tiene haber sufrido tres fases de incubación sucesivas y abrir el desconfinamiento sin haber realizado test masivos? Mientras, observamos la actuación ejemplar de Corea del Sur, Alemania, Francia y ahora Italia en relación con la ejecución masiva de test, España está a la cola.

La OMS-WHO insiste en que la forma “más efectiva” de salvar vidas es “romper las cadenas de transmisión” haciendo test y aislando a los contagiados. La OMS nos recordaba que la forma más efectiva de reducir la transmisión es romper las cadenas probando y aislando.
A pesar de todo la OMS recuerda que estas medidas no han ido acompañada de un incremento “lo suficientemente urgente” en las pruebas, el aislamiento y el rastreo de contactos “que es la columna vertebral de la respuesta”.

Francia se ha comprometido, a pesar de sus errores iniciales, a efectuar 200.000 test semanales para acotar contagiados e Italia va en esa línea. Y aquí, tras las mentiras del trío de los doctores tramposos, Sánchez, Illa y Simón, sabemos que España ocupa la posición 33 entre los 36 países que integran la lista de la OCDE con 5,2 test realizados por cada caso confirmado de coronavirus.

Hemos sido víctimas de un timo descarado y lo que más sorprende es la frialdad de quienes perpetran el engaño.

Primero destacó el doctor Sánchez que España era la octava nación en el ranking de la OCDE en la ejecución de test por cada mil habitantes. La cosa se puso fea cuando tras la revisión de los datos, España pasó al puesto 17, a pesar de todo el doctor Sánchez añadió que España se situaba en quinta posición mundial en número total de pruebas, tomando como referencia un supuesto estudio de la Universidad Johns Hopkins del que según parece no hay rastro… si viviéramos en un país libre de verdad habría periodistas que le preguntarían y repreguntarían directamente hasta ponerle colorado.

Nadie pregunta al trío de trileros sobre los efectos del 8-M… no es un bulo que si el gobierno hubiera adoptado medidas para esa maldita fecha se habrían evitado ¡hasta un 60% los contagios y en un 80% los fallecimientos!

Nadie pregunta sobre el escándalo de las compras, corrupción, amiguismo y sobrecostes ¿no les da vergüenza no preguntar sobre este punto? En este momento la Comunidad de Madrid sospecha que 5.828 ancianos han fallecido por coronavirus en la región desde el 8 de marzo y escuchamos a Monedero decir en TV que es por culpa de la privatización de la Sanidad y los recortes en la misma.

Sin una prensa libre estamos acabados.

José Crespo

José Crespo

José Antonio Crespo-Francés. Soldado de Infantería Española, Doctor en Historia. Enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por". Si Vis Pacem Para Bellum

Deja un comentario