El intelecto no debe de ser una cualidad comunista. Por Rodolfo Arévalo

Manifestación 1 de Mayo en Valladolid. Qué miedo, la ultraderecha fascista genocida. Fotografía de JM Nieto

“El intelecto no debe ser una cualidad comunista o al menos no es tenido en cuenta y eso a pesar de que Marx era un intelectual puro y duro”

Vaya revuelo que se arma cuando en alguna manifestación callejera ondea la bandera de España, pero no la Constitucional, si no la que tiene un águila con el non plus ultra, parece que, a más de uno y de dos les dan los sietes males capitales cual si de pecados se tratara. Frente a esto están los que muchas veces portan la bandera tricolor de la república, que tampoco pinta un mojón en la actualidad, y que si por mi fuera, para mantener el juramento Constitucional, no volvería a ser nunca la bandera de España. No solo por pertenecer a otras épocas más agresivas de la historia, sino por su poca estética, ¡mira que es fea!, todavía si tuviera dos bandas moradas sería más llevadera desde el punto de vista estético.

Está visto que la política y quienes la detentan tienen el gusto bastante atrofiado, por no decir en la palabra que empieza por C y acaba por O, que es algo así como decir la palabra con N en Estados Unidos de América, no porque corresponda a la española, sino por despreciativa hacia una raza. Para falta de diseño, no hay más que ver la bandera comunista, ¡hala un bote de pintura roja y… Ya ta, ¿Cómo que ya ta? Parece quejarse un chino de China Comunis… ¿Que digo? La actual China Capitalista donde las haya.

A los chinos desde luego lo que no les falta es creatividad, rara por china, eso sí, pero creatividad sí. Así que desde luego si su bandera es roja es porque se la han copiado a los Rusos que son más testarudos y brutotes, de ejemplo vean a Putin. No sé si esto de la rojez absoluta es por falta de creatividad o por qué solo tenían un trapo rojo cuando la hicieron, un trapo rojo y oscuro, vaya que parece un reclamo para el embiste del toro bravo. Y desde luego aquí en España sobran toros bravos y gentes bravas, vamos que embestimos a la primera de cambio. Y luego, como adorno de la bandera, una hoz y un martillo en amarillo, nada de un discreto blanco como las estrellas de la Comunidad de Madrid no, ¡un amarillo!, para llamar bien la atención. ¡Hala chaval! Y sí, ni sabes manejar una hoz o un martillo eres un puto fascista, ¡no haces trabajos manuales!, o algo así, debe querer decir. Podrían haberle puesto un libro y un martillo, para contemplar las dos actividades físicas e intelectuales, pero no, muy bruto debía ser el diseñador, que era un creador y ni siquiera se tuvo en cuenta a sí mismo o a su gremio que es más intelectual, pero ya sabemos que lo intelectual no es Estajanovista, o al menos el intelecto no debe ser una cualidad comunista o al menos no es tenido en cuenta y eso a pesar de que Marx era un intelectual puro y duro ”jatetú”.

La realidad política y de ideologías se presta en general a chiste, astracanada y mofa, porque encima los que las detentan se toman a sí mismos demasiado en serio, y perdón por lo que les voy a decir, tomarse en serio uno mismo es de lo más ridículo que se pueda hacer, es más tomar al grupo animal humano como algo sublime es algo no ya de risa, sino de carcajada a mandíbula batiente. Si encima el Político luce cualquier rasgo distintivo, como una buena calva, una buena coleta, unas grandes orejas o cualquier otro rasgo definitorio el “choteo” deviene en nacional.

Si los animales hablaran habría que oír el concepto que tienen de seres, tan elatos, como los humanos. Un animal que puede llegar a tener vergüenza de si mismo, es un animal fallido, poco durará en naturaleza, ni medio día, a no ser que sea estando sometido a otro animal más pagado y creído de si mismo, cual nuestro actual “Antonio” dirigente alfa, perdón Alfa Centauri, porque nadie se los ha visto, los cuernos, pero estoy seguro de que embiste y además a diestra y siniestra, la dirección le da igual, ¡Él es el mandamás! ¿Por qué iba a tener si no el control del CNI, para espiar? Lo lógico, muy a la contra de lo que dicen en Bildu, es que un organismo de inteligencia estatal, sirva para reunir información acerca de los enemigos del Estado, y ellos, precisamente por querer la separación del Estado Español en cachitos, lo son, enemigos. Además esta historia ya la han avanzado y contado otros intentando dar un golpe de estado para romper el país. En concreto en Cataluña.

No voy a negar que quién quiera pueda pensar lo que quiera, pero cualquiera, faltaría más, no puede pensar por el resto del país. La democracia consiste en eso en regirse por unas normas convenidas por todos y votadas por la mayoría. Si algún disidente tiene otra idea debería exponerla y pedir una convocatoria nacional sobre el tema, porque la Constitución y el país atañe a todos, no solo a los habitantes, y no todos de una región o parte de la totalidad.

Vaya revuelo que se arma cuando en alguna manifestación callejera ondea la bandera de España, pero no la Constitucional, si no la que tiene un águila con el non plus ultra, parece que, a más de uno y de dos les dan los sietes males capitales cual si de pecados se tratara. Frente a esto están los que muchas veces portan la bandera tricolor de la república, que tampoco pinta un mojón en la actualidad, y que si por mi fuera, para mantener el juramento Constitucional, no volvería a ser nunca la bandera de España. Eso espero por salud democrática.

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: