Hipocresía al servicio del partidismo de izquierdas o cuando la ideología mata. Por José Crespo

Hipocresía y mentiras gubernamentales al servicio del partidismo de izquierda
Hipocresía y mentiras gubernamentales al servicio del partidismo de izquierda

«Además de hipocresía y mentiras gubernamentales al servicio del partidismo de izquierda, estamos escuchando al preparadísimo Pachi amenazando»

Además de hipocresía y mentiras gubernamentales al servicio del partidismo de izquierda, estamos escuchando al preparadísimo Pachi amenazando con que ni se nos ocurra discrepar en este estado de excepción de facto, y a los chavistas esparciendo basura en todas direcciones, más bien en dirección al PP y VOX con mensaje guerracivilistas en vez de dimitir por su ineficiencia.

Con decenas de mentiras, bulos y enjuagues nadie ha dimitido ni generando ahorro de ningún tipo, es más están colocando a toda velocidad a sus amigos, atacando a la Comunidad de Madrid donde  tienen al enemigo infiltrado.

La Comunidad de Madrid antes del 8-M cerró los colegios, pidió medidas al gobierno que hizo oídos sordos mientras se organizaba y se preparaba para el 8-M, la gran explosión del contagio, que sacudió a todo el territorio pero especialmente en Madrid.

Durante el 19 al 21 de marzo estaba prevista la celebración en Madrid de una concentración evangélica mundial, el “IX Congreso Mundial de las Asambleas de Dios Unlimited: Liberando nuestro Potencial”.

En día 9 de marzo una web evangélica daba la noticia de la suspensión explicando que el congreso «ha sido pospuesto por recomendación del Ministerio de Sanidad del país debido a la propagación del coronavirus COVID-19… «El gobierno de España, mediante el Ministerio de Sanidad, nos ha trasladado la noticia de que el Congreso Unlimited no puede ser celebrado en las fechas previstas por razón del avance del contagio del COVID-19», anunció el coordinador del congreso que se iba a celebrar en la Caja Mágica de Madrid y presidente de FADE, Juan Carlos Escobar.

El congreso reuniría a los máximos dirigentes mundiales de las Asambleas de Dios, la denominación pentecostal más grande del mundo.

Desde la organización se explicaba que aunque “hemos trabajado creyendo firmemente en la realización del evento (…) las circunstancias nos han sobrevenido al punto de encontrarnos ante la irremediable decisión de no realizar el evento en estos momentos”.

Desde entonces el Gobierno repartió solo media bata por sanitario en 40 días.
Desde entonces el Gobierno repartió solo media bata por sanitario en 40 días.

«El pasado 30 de abril Juan Carlos Escobar fue citado a declarar como testigo en una causa penal abierta contra el Gobierno, admitida a trámite por la jueza de instrucción Carmen Rodríguez-Medel»

La cancelación del evento  se hizo pública el 7 de marzo a través de un comunicado en el que Juan Carlos Escobar explicaba que desde el Gobierno de España les habían dicho “que el Congreso Unlimited no podía ser celebrado en las fechas previstas por razón del avance del contagio del COVID-19”. El pasado 30 de abril Juan Carlos Escobar fue citado a declarar como testigo en una causa penal abierta contra el Gobierno, admitida a trámite por la jueza de instrucción Carmen Rodríguez-Medel. La denuncia, puesta por un particular, expone que hubo 77 reuniones multitudinarias desde que, el 2 de marzo, el Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades emitiera un informe de aviso sobre la poca idoneidad de realizar grandes convocatorias. La investigación está en marcha.

El día 5 de marzo son convocados los representantes de FEREDE (Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España) y del Consejo Evangélico de Madrid, allí estaba el ministro Illa,  se habló sobre la situación de contagio en la zona sur de Madrid, y también sobre la alarma que se estaba produciendo por el avance de la pandemia. Se trató de la organización y detalles de este Congreso, así como la preocupación por parte de la organización dada la inminente llegada de miles de personas procedentes de diversas partes del mundo, por lo que se concluyó que la celebración era inviable.

La ideología mata
La ideología mata

«La idea de que había que suspender este evento, u otros, también se sustentaba en que era consecuencia de una medida propia firmada por el Ministerio de Sanidad»

La directora general de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Yolanda Fuentes -que acaba de dimitir de su cargo-. Ella fue la más tajante, junto al epidemiólogo Jenaro Astray. Decían que el evento no se podía celebrar hacer. Juan Carlos Escobar manifiesta que Fernando Simón «al comprobar donde se han celebrado anteriores congresos comprueba que, con la extensión del coronavirus por el mundo, tampoco se podría celebrar el evento en cualquiera de esos lugares en aquel mes de marzo. Así que me explicaron por qué el congreso no se podía hacer y lo entendí perfectamente: por la situación de riesgo ante una pandemia que avanzaba». La idea de que había que suspender este evento, u otros, también se sustentaba en que era consecuencia de una medida propia firmada por el Ministerio de Sanidad, que el 3 de marzo ya ordenaba medidas extraordinarias para la celebración de eventos similares. Y eso fue para la organización asumido de forma responsable con rango de prohibición como no podía ser de otro modo, se concluyó que la celebración no se podía realizar de ninguna de las maneras, «así que había que suspenderlo».

Seguidamente el señor Escobar solicitó un escrito oficial que le llegó al día siguiente firmado por Fernando Simón, e inmediatamente se lanzó el comunicado de suspensión.

Ciertamente en el momento en el que se le pide a la organización del congreso su cancelación había otros eventos que se realizaron a pesar del oficio que firma el ministro de Sanidad el 3 de marzo de 2020 Ministro Illa: «Necesitamos que los profesionales sanitarios estén en perfectas condiciones y disponibles en los próximos días y semanas. Estas dos decisiones son un paso más para evitar contingentes importantes de personas y que provengan de las zonas de riesgo, que puedan contribuir a que se expanda más el coronavirus».

 

Una cosa es cierta y es que Illa y Simón prohibieron tres días antes del 8-M un congreso religioso por riesgo de contagios.

Escobar fue entrevistado por El Confidencial y explicaba que: «Simón me puso al día de la situación, del avance de la pandemia, de cómo estaba evolucionando en algunos lugares del país… Me dio la sensación de que estaba muy informado de lo que estaba pasando. Y nos argumentó por qué no era viable nuestro congreso. Nos dijo que era un evento de alta movilidad y de alto riesgo, y que no se podía celebrar».

También dice en la entrevista de El Confidencial que el informe del Ministerio de Sanidad le llegó al día siguiente de la reunión y que aunque «No era prohibitivo, pero tenía ese rango, porque el ministerio dijo que era una cuestión de salud pública y no se podía celebrar». Y así el día 7 el congreso evangélico al que se preveía la asistencia de un mínimo de cinco mil personas fue desconvocado, lo cual choca frontalmente con que el Gobierno de España y el Ministerio de Sanidad no actuaran frente a las manifestaciones del 8-M y su manifestación central con 120.000 asistentes al no considerar que hubiera ningún motivo para desconvocarla, y no solamente eso sino que alentaran la participación desde el propio Gobierno, totalmente informado de la situación internacional, ¿No señora Calvo?… y todas las asistentes con guantes de látex morados, y la monigote, creo que periodista de la Secta, portadora del cartelito de marras: mata más el machismo que el coronavirus… pues mira 45.000 víctimas “por” coronavirus, gracias a medidas que no se adoptaron en tiempo y forma, más habitantes que Soria o que Teruel.

Esta suspensión no fue el único caso, el coronavirus forzó también el aplazamiento del congreso  INFARMA por “razones sanitarias” que iba a celebrarse del 10 al 12 de marzo en los pabellones 1,3 y 5 de IFEMA.

El país recordaba el 13 de marzo que «Las marchas del 8-M se celebraron en contra del criterio de la agencia europea. El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades llama a “evitar actos multitudinarios innecesarios” en países en los que se registren contagios locales».

A pesar de todo el ministro Marlaska dijo que el Gobierno no tenía que «arrepentirse de nada» mientras España superaba ya los 11.000 muertos.

A todo esto, la mayoría de los medios, comprados, vienen tratando a la población como si fuéramos niños. Se nos ha ocultado el dolor, las imágenes de féretros, los testimonios de las familias y de los sanitarios, convirtiendo a los fallecidos y enfermos en simples cifras sin nombres y apellidos, sin una imagen humana que ponga el acento en la tremenda tragedia que se nos oculta desde la propia manipulación de las cifras. Por el contrario, se nos presenta una España como «la fiesta en los balcones». Si se nos hurta y no se muestra a la población la dimensión de la tragedia, no se puede exigir que adopte medidas personales y se comporte con responsabilidad en la llamada «desescalada».

José Crespo

José Crespo

José Antonio Crespo-Francés. Soldado de Infantería Española, Doctor en Historia. Enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por". Si Vis Pacem Para Bellum

2 comentarios sobre “Hipocresía al servicio del partidismo de izquierdas o cuando la ideología mata. Por José Crespo

  • el 9 mayo 2020 a las 16:05
    Permalink

    Las ideas nos hacen creativos, las ideologías, todas, nos convierten en máquinas de matar cuerpos y sobretodo almas.
    Puesto que las ideologías se crean para derrotar al enemigo, ignoremos a los ideólogos que pretenden convertirnos en rebaño.
    Me interesan tus ideas, te cambio tu ideología por un pensamiento positivo.

    Respuesta
    • José Antonio Crespo
      el 12 mayo 2020 a las 16:13
      Permalink

      Mi única ideología, si se pueda llamar así, se llama España, y mis ideas se orientan a crear una visión positiva del futuro.

      Respuesta

Deja un comentario