Habló el fraudillo Sánchez y además de mentir, esta vez acusó a la Guardia Civil. Por José Crespo

Habló el fraudillo Sánchez y además de mentir, acusó a la Guardia Civil
Habló el fraudillo Sánchez y además de mentir, acusó a la Guardia Civil

«La comparecencia de ayer del fraudillo no defraudó. Si hablan de golpismo los golpistas es el colmo de los colmos, y es que lo siguen perpetrando, tanto bolivarianos como separatistas»

La comparecencia de ayer del fraudillo no defraudó. Si hablan de golpismo los golpistas es el colmo de los colmos, y es que lo siguen perpetrando, tanto bolivarianos como separatistas. Dónde están los socialistas de verdad si los hay, o es que esto es realmente el socialismo, conducir a España y entregarla a las jauría de la anti España.

Hemos sido testigos de la declaración, nada velada por cierto, hecha por el dottore Sánchez según la cual el cese del coronel de la Guardia Civil Pérez de los Cobos se enmarca dentro de una remodelación del Ministerio de Interior para evitar una «Policía patriótica». Quiero recordar dos artículos del Real Decreto 769/1987, de 19 de junio, sobre regulación de la Policía Judicial, legislación que tanto la jerarquía política de la Guardia Civil como los doctores Sánchez e Iglesias y el deslegitimado Marlaska se han pasado por el arco de sus caprichos:

Artículo 15. Los funcionarios integrantes de las Unidades Orgánicas de la Policía Judicial deberán guardar rigurosa reserva sobre la evolución y resultado de las concretas investigaciones que les hubieren sido encomendadas, así como de todas las informaciones que, a través de ellas, obtengan. La infracción de dicho deber será corregida disciplinariamente, sin perjuicio de otras responsabilidades a que la misma pudiere dar lugar. La obligación de reserva no impedirá, salvo prohibición expresa del Juez o Fiscal competentes, el intercambio interno de información dentro de la Unidad Orgánica para la mejor coordinación y eficacia de los servicios. Artículo 16. Los funcionarios de las Unidades Orgánicas de la Policía Judicial no podrán ser removidos o apartados de la investigación concreta que se les hubiere encomendado, hasta que finalice la misma o la fase procesal que la originó, si no es por decisión o con la autorización del Juez o Fiscal competente. Cuando los funcionarios a quienes esté encomendada una concreta investigación hayan de cesar en su destino por causas legalmente establecidas, su cese se participará a la Autoridad Judicial o Fiscal para su conocimiento.

Creo que la claridad descubre la inferencia política el el poder judicial y la destitución de un profesional que estaba cumpliendo con la legislación y norma de conducta legal. Tal es la gravedad de esa expresión de 《policía patriótica》 y de tal magnitud que podría decirse que el Ejecutivo social-comunista apoyado por separatistas y filoterroristas ha alcanzado la más alta cota de la indecencia moral convirtiendo su actuación en delito.

Mientras Alemania apoya a sus empresas con inyecciones de liquidez y Francia aprueba un plan para ayudar a su industria de automoción, en España el Gobierno ataca al sector y NISSAN anuncia su cierre en Barcelona. Una vez más magnífica propaganda de Sánchez, pero pésima gestión.
Mientras Alemania apoya a sus empresas con inyecciones de liquidez y Francia aprueba un plan para ayudar a su industria de automoción, en España el Gobierno ataca al sector y NISSAN anuncia su cierre en Barcelona. Una vez más magnífica propaganda de Sánchez, pero pésima gestión.

«La «Policía patriótica», según la teoría conspiranoica del macho alfa comunista y que ahora hace suya el doctor cum fraude, se refiere a la supuesta existencia de grupos policiales al servicio de la derecha»

La «Policía patriótica», según la teoría conspiranoica del macho alfa comunista y que ahora hace suya el doctor cum fraude, se refiere a la supuesta existencia de grupos policiales al servicio de la derecha y en contra de la autoridad del Gobierno. Es decir, elementos golpistas dentro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado cuando realmente estamos viviendo a diario un permanente golpe de estado con el ataque a la Constitución y al Jefe del Estado por parte de comunistas y separatistas con el silencio cómplice de Sánchez.

A esto se une su falsaria declaración que enmarca el cese de Pérez de los Cobos en el propósito de limpiar la Guardia Civil de esa supuesta «policía patriótica». Con ello se mancha la reputación de un coronel de la Guardia Civil de impoluta trayectoria profesional y se le acusa de un delito gravísimo. Indecencia e ignominia no me caben otros calificativos. El doctor Sánchez acusa a sectores de la Benemérita de estar promoviendo un golpe de golpe, golpe que el doctor Iglesias vomitaba sobre VOX en la pantomima de confusión de reconstrucción. Con ello dan cobertura a un ministro del Interior destapado y destacado como un mentiroso contumaz, un cercenador de derechos y libertades y a la vista del panorama un algo más que evidente prevaricador.

La vileza de un vergonzante defraudador académico y curricular ha llegado al extremo de manchar sin vergüenza ni rubor el buen nombre de la Guardia Civil y verter cieno maloliente sobre una institución que ha hecho de la norma «servir con honor» y de su actitud de servicio permanente prueba de patriotismo el farol que ha iluminado su trayectoria centenaria. Lo que ha hecho el defraudador académico, que por tal motivo no debería ocupar un escaño, se ha regodeado en una bajeza ética sin precedentes de quien se cree impune. Solo alguien realmente enfermo mental y moralmente puede dedicarse sin el menor escrúpulo a extender basura sobre la actuación del Instituto Armado, con el aplauso de separatistas catalanes y filoterroristas. Está claro que el único objetivo de este irresponsable narcisista no es otro que el de aplicar la única ley no escrita que rige su conducta… la «ley del olivo»… ¡permanecer!, perpetuarse en el poder degradando ad nauseam y ad libitum las instituciones del Estado.

Altos cargos a dedo en el gobierno del fraudillo Sánchez
Altos cargos a dedo en el gobierno del fraudillo Sánchez

«Esperamos y deseamos que la Justicia no se arrodille ante la corrupción y defienda según derecho al coronel Pérez de los Cobos»

Esperamos y deseamos que la Justicia no se arrodille ante la corrupción y defienda según derecho al coronel Pérez de los Cobos de las perversas insinuaciones jaleadas por las hienas en las que se apoya su destino. Vista la sonrisa y sangre fría del defraudador académico que de la mano del comunismo ha cruzado un peligrosísimo umbral al acusar a la Guardia Civil de incumplir su papel de garante de las libertades y convertirse en una «Policía patriótica» al servicio de espurios intereses cuando era lo que pretendía Marlaska todo ello nos conduce a una más que previsible involución que hunda a España en una pobreza cuya magnitud aún no pocos no pueden ni imaginar.

Esa sonrisa de falsa seguridad en sí mismo y la puesta en jarras de su socio comunista no hace más que denotar bravuconería a la vez que cobardía, propia de quien no tiene ni ideas ni idea de lo que es gestionar una nación, una actitud miserable y amoral más propia de rasgos de psicopatía que no requiere otro diagnóstico que la necesidad de reclusión médica y tratamiento urgente.

José Crespo

José Crespo

José Antonio Crespo-Francés. Soldado de Infantería Española, Doctor en Historia. Enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por". Si Vis Pacem Para Bellum

Un comentario sobre “Habló el fraudillo Sánchez y además de mentir, esta vez acusó a la Guardia Civil. Por José Crespo

  • el 4 junio 2020 a las 19:16
    Permalink

    Durante mas de 60 años, una inmensa población, privada de toda información externa, fue obligada a vivir el sueño de un iluminado sostenido por un Estado totalitario. Los auténticos biólogos, sociólogos y científicos detractores del socialismo, fueron perseguidos, encarcelados, deportados, fusilados; los manuales escolares, las enciclopedias, los cursos universitarios, expurgados de toda referencia a la ciencia verdadera, reputada «ciencia burguesa» y opuesta a la «ciencia proletaria». El sublime desinterés de esta mentira intelectual fue atestiguado, además, por los efectos desastrosos del lyssenkismo sobre la agricultura soviética. Por otra parte, nada más conmovedor, para los que todavía creen en las virtudes redentoras de la renunciación, que la ascesis con que Stalin y Jruschov destrozaron su agricultura por todos los medios, incluidos los científicos que llevaro a la hambruna y la muerte a miles de trabajadores de la clase media y agricultores.En Venzuela a día de hoy la historia se repite, y España ya ha comenzado a recorrer el camino que antes recorrieron los países donde el social-comunismo inco su garras. Las mentiras de un déspota farsante, tiene en las mentes débiles la virtud de crear la llamada ceguera voluntaria.

    MANIFESTACIÓN CONTRA ESTE GOBIERNO YA

    Respuesta

Deja un comentario