¿Es casual la elección del día 16 de julio? Qué poquita vergüenza. Por José Crespo

Qué poquita vergüenza
El 16 de Julio es el día de la Patrona de la Armada, de todos los marineros. Qué poquita vergüenza

«Sánchez anuncia para 16 de julio la celebración de homenaje a las «27.000 víctimas» del coronavirus. ¿Y los 20.000 restantes?… ¿Es casual la elección?… Qué poquita vergüenza»

El Día de las Fuerzas Armadas no se celebró este año 2020. Uno de los actos estrellas del calendario castrense fue cancelado, debido a la pandemia del coronavirus. Unos actos que suelen prolongarse durante más de una semana y que cada año cuentan con ceremonias en casi todas las instalaciones militares de España.

Como es lógico no se pudo realizar su acto central, que este año se iba a celebrar con un tradicional desfile por las calles de Huesca bajo la presidencia de los Reyes de España.
Todavía sin aclarar la responsabilidad del infectódromo del 8-M y sin reconocer la totalidad de los fallecidos por el coronavirus, que se acerca a las 50.000 almas, Sánchez anuncia para el 16 de julio la celebración de homenaje a las «27.000 víctimas». ¿Y los 20.000 restantes?… ¿Es casual la elección del día 16 de julio?… Qué poquita vergüenza.

Ese día precisamente es el día de la Patrona de la Armada, de todos los marineros.
Se podría haber elegido cualquier fecha del almanaque, entre el 12 y el 14 o posteriormente cualquier día podría haber sido plausible, sin ninguna celebración tan importante y extendida como la del 16 de julio. Ese día en el que todos los pueblos costeros de España, Cofradías de pescadores, marinos mercantes y de recreo, rinden homenaje a su Patrona, la Virgen del Carmen, salen procesiones marineras a la mar con la imagen de la Virgen en un ritual ancestral.

El doctor Sánchez debe saberlo y su cómplice también, ese día grande de la Armada en el que la Escuela Naval de Marín se engalana para la celebración, se rinden honores a Nuestra Señora, se invoca su protección y se canta la Salve Marinera.

Lejos de ello la insensatez, por decirlo suavemente, ha decidido que tal día sea la ceremonia de estado, acto solo para la mitad de las víctimas ignorando y ocultando a la otra mitad de los fallecidos.

Y de la misma manera que en la toma de posesión del cargo presidencial, se ignoró a la mitad al menos de los españoles omitiendo el crucifijo en el acto, ahora se convoca una ceremonia «civil» de homenaje a las víctimas pasando de largo de la creencia religiosa de los españoles que sus socios comunistas y el mismo presidente considerarán es «el opio del pueblo».

Negligencia, abuso del poder, descaro, odio a las devociones de la sociedad y de las Fuerzas Armadas y sobre todo un triste ejemplo de imprevisión logística y estratégica frente a una crisis sanitaria y sus consecuencias con una desescalada frívola en la que se vuelve a poner de manifiesto nuevamente la falta de organización en nuestros aeropuertos y fronteras sin medios de detección, falta  recursos ante lo que podría ser una nueva explosión de contagios.

Es lo que tenemos… salimos más fuertes… hemos evitado 450.000 contagios… ah! y ¡Viva el 8-M! Qué poquita vergüenza.

José Crespo

José Crespo

José Antonio Crespo-Francés. Soldado de Infantería Española, Doctor en Historia. Enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por". Si Vis Pacem Para Bellum

Deja un comentario