Mi orgullo es la verdadera familia ¡Resiste España! Por José Crespo

Mi orgullo es la verdadera familia
Mi orgullo es la verdadera familia

«En concreto, mi orgullo es mi familia, mis hijos, mis seres queridos, mis amigos. Toda mi familia»

Vaya por delante todo mi respeto para aquellas personas que, teniendo la orientación sexual que tengan, la viven sin exhibicionismos, sin esperpento, sin necesidad de necios carnavales ni de molestar ni ofender a nadie como es costumbre en esos colectivos hacia la Fé cristiana.

Como ejemplo tenemos el insulto blasfemo en la escandalosa película ‘Habit‘ que presenta a un Jesucristo como una mujer que mantiene una relación romántica con otra mujer que es traficante de drogas disfrazada de monja.

Ya sabemos que en estas fechas coinciden las celebraciones del «orgullo». Yo creo que todos, también tenemos la opción de celebrar, pero quizás otro tipo de orgullo, el de cada uno.

En concreto, mi orgullo es mi familia, mis hijos, mis seres queridos, mis amigos. Toda mi familia.

Mi orgullo son nuestros Valores católicos, universales como su propio nombre indica, nacidos de una civilización occidental basada en el derecho romano, valores que me han transmitido mis padres, a ellos los suyos y yo quiero transmitir a mis hijos.

Mi orgullo es por toda esta tierra de la que me siento parte, de la totalidad de la ‘piel de toro’, sus islas y plazas africanas, con sus costumbre y sus tradiciones, su identidad, su folclore, su arquitectura… sentidas y vividas generación tras generación y de la que no quiero que ningún aldeano me excluya por sentirse único propietario de su lugar de nacimiento.

Ayer escuchaba hablando de patria en un mitin en Vascongadas a ese que cobrando del presupuesto dice que no puede decir «España», por eso reclamo mi orgullo que es mi Patria entera, España, con su bandera roja y gualda, y su anterior bandera, las eternas aspas de Borgoña, sus buenas gentes, sus raíces y su rica y variada historia dibujada entre todos no sin fricciones, pero de la que todos han sido arquitectos conscientes y voluntarios.

Mi orgullo es Grecia, Roma, el Arte, el Pensamiento, la Cultura, Europa y nuestra gesta Hispánica en América y Oceanía, hasta nuestra hermana Filipinas.

Mi orgullo es mi trabajo, mi día a día colocando mi grano de arena ante montañas de decadencia.

Mi orgullo es «vivir por», jamás «vivir de», y si soy llamado a ello «morir por».

Mi orgullo son mis amigos y camaradas
Mi orgullo son mis amigos y camaradas

«Mi orgullo es luchar por aquello en lo que creo aún sabiendo que puedo estar solo y que todo está perdido, todo menos la huella y la semilla que dejaremos»

Mi orgullo son mis amigos y camaradas con los que, codo con codo, luchamos por lo que otros lucharon y vencieron y preferimos perder la vida a vivir sin dignidad.

Mi orgullo es la Lealtad, la Fidelidad, la Solidaridad, la Dignidad, la Libertad y la Igualdad, la Justicia, la Paz y el Respeto que siempre guían y guiarán mis actos.

Mi orgullo es luchar por aquello en lo que creo aún sabiendo que puedo estar solo y que todo está perdido, todo menos la huella y la semilla que dejaremos tras nuestro paso por la vida.

Mi orgullo no necesita colorines, fanfarrias, carrozas, ni disfraces, subvenciones, ni mamarrachadas. Mi orgullo no necesita muestras de degeneración en público, ni turismo sexual.

Mi orgullo sólo necesita perseverancia, sencillez, resistir y resiliencia para combatir por todo aquello en lo que creo y a lo que me consagré. ¡Resiste España!

José Crespo

José Crespo

José Antonio Crespo-Francés. Soldado de Infantería Española, Doctor en Historia. Enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por". Si Vis Pacem Para Bellum

Deja un comentario