En España vivimos ya en la Danger Zone Teocrática con su buenista Ley de la Selva. Por Rodolfo Arévalo

En España vivimos ya en la Danger Zone Teocrática y su buenista Ley de la Selva. Ilustración de Tano
En España vivimos ya en la Danger Zone Teocrática y su buenista Ley de la Selva. Ilustración de Tano

 «Hay zonas en muchas ciudades francesas en que ser francés originario es desde luego un demérito y algo peligroso»

Hay una serie policíaca francesa que se llama Alice Nevers, que es por otra parte, el nombre de la protagonista juez de instrucción en un juzgado en París. En el capítulo que vi anoche, dado que no veo nada en televisión en abierto, solo a través de plataformas dedicadas específicas, se planteaba el tema de la inmigración y de los barrios marginales, digamos imposibles. En el transcurso del tele-film quedaron expuestas de manera directa que hay zonas en muchas ciudades francesas en que ser francés originario es desde luego un demérito y algo peligroso. Por ejemplo quedó patente que a esos a barrios solo entra la sanidad a través de los más aguerridos sanitarios. Que la policía deja pasar muchos temas incluso de asesinato porque no saben si van a salir de allí vivos o muertos. Vamos que es un auténtico despropósito. Una terrible por peligrosa Danger Zone.

«Es como sí sobre dos mil años de civilización y cultura hubieran caído varias toneladas de ley de la selva. La ley del más fuerte y del más violento se impone a todos y sobre todo»

La película lo muestra como algo diario, asumido y que no tiene mayor importancia. Imagino que sí lo tendrá en la realidad, pero por temor a ser tachados de racistas los organismos implicados en el tema, lo dejen pasar. Y sí, si la tiene, porque es como sí sobre dos mil años de civilización y cultura hubieran caído varias toneladas de ley de la selva. La ley del más fuerte y del más violento se impone a todos y sobre todo.

Que sobre países otrora ordenados, con leyes y regulaciones se estén cerniendo nubes letales de odio, no del nativo hacia el inmigrante, si no al revés es inasumible e insoportable. Al final se tendrá que recurrir al ejército para poner orden en algunos lugares, que es como tener la guerra en casa. Creo que ha llegado el momento de parar los pies a los buenistas y bobos, que creen que cualquier cosa se arregla siendo condescendiente y antirracista, para decirles que hasta aquí hemos llegado.

A esos inmigrante muchas veces ilegales se les da la oportunidad de salir de civilizaciones ancladas en la edad media o en la pre edad media, pero no quieren integrarse no quieren renunciar a la edad media y eso es completamente imposible, porque los Europeos no podemos volver a antes del mil quinientos, es imposible, indeseable y un despropósito.

«Esto no quiere decir que no puedan llegar a imponernos esa edad media, si no plantamos cara, de forma incluso violenta, si hiciera falta o con expulsiones masivas»

Esto no quiere decir y desde luego no nos libra de que no puedan llegar a imponernos esa edad media, si no plantamos cara, de forma incluso violenta, si hiciera falta o con expulsiones masivas. Que si, que es una pena, que pagarán justos por pecadores, de acuerdo, pero los habitantes de occidente, les puedo asegurar son una parte de los justos, una selección enorme además de oriunda de esta tierra que se llama Europa.

Ya tenemos incluso al enemigo de la libertad y la democracia actuando a la contra en países que un día casi fueron integrados como Europeos, me refiero a Turquía, que en la actualidad ha recuperado para el culto musulmán Santa Sofía de Estambul. Esto que pudiera parecer una tontería en este siglo XXI, no lo es en absoluto, hay quienes detrás de eso están diciendo, el Islam no hay sucumbido ante Europa y la cultura occidental, “preparaos” para volver al yugo de la religión de Mahoma.

Algunos han hilado más fino aún en España y reclaman la Mezquita de Córdoba, tardarán poco en reclamar Andalucía entera y es que parece que no se han enterado todavía de que los Reyes Católicos les expulsaron de Granada, último reducto de los moros, no como insulto sino como Mauritanos. No de la actual Mauritania si no de la Mauritania de los Romanos. De verdad que no tendría la más mínima importancia si la famosa Alianza de Civilizaciones de nuestro ilustre y mal intencionado comunista Venezolano Zapatero fuera algo positivo, pero no lo es, no lo es ninguna propuesta liberticida comunista.

 «Pero está claro que no, que por mucho que se empeñen algunos en que puede haber alianza de civilizaciones es una estupidez creerlo»

Pero no, la integración no es posible por la sencilla razón de que las culturas no son asimilables, las culturas diferentes, han creado humanidades diferentes, dicho en sentido genético, casi sub especies sociales no mezclables. No hay una separación que impida la reproducción, pero con tiempo eso sería una cuestión que llegaría, es cuestión de milenios y de separaciones geográficas reales con desaparición de la capacidad humana de viajar casi en instantes de un punto a otro. Pero está claro que no, que por mucho que se empeñen algunos en que puede haber alianza de civilizaciones es una estupidez creerlo, no hay más que ver que el propio nivel intelecto cultural lo impide radicalmente.

Además con el tiempo y la no integración se producen guetos, que desde luego no establecen los nacionales, pero sí los venidos de fuera, porque su cultura y forma de vida así lo exige y no es cuestión de que la mayoría se deje imponer las normas y costumbres de la minoría invasora. No podemos llamarlas de otra manera, cuando estas culturas mismas, se aíslan, no se integran de ninguna manera. Esto 0curre en la mayoría de los casos porque sus religiones, invaden el ámbito social, no pueden separar religión de cultura y de vida social, porque sus formas de gobierno son teocráticas y sus propias creencias así hacen que sea.

«Que es anacrónico que la religión imponga la pauta de vida en el siglo XXI, lo es, y es inasumible, más en un mundo que pretende hacerse global»

Que es anacrónico que la religión imponga la pauta de vida en el siglo XXI, lo es, y es inasumible, más en un mundo que pretende hacerse global. No se puede no, todas las culturas deben conseguir separar los temas de organización social de los religiosos, si no esto seguirá siendo, y que nadie de ofenda, la típica y muy gráfica merienda de “hombres de color” en la selva. (Observe el amable lector que he evitado escribir la palabra negro tan bonita y tan denostada hoy día por los bobitos de baba colgando).

Es más el regreso a ella, a la selva, está cada día más cercano, salvo que las personas y organismos responsables, como son los gobiernos, la policía y la judicatura tome cartas en el asunto. Aunque previamente habría que hacer una limpia de elementos “embobados” desde las universidades. Empezar a acabar con la inmigración ilegal fomentada por intereses oscuros, es una necesidad urgente. Hay que regular los términos en que se puede entrar de manera legal en Europa, y empezar a penalizar muy gravemente a los grupos y líderes tanto políticos como civiles que lo hacen escudándose en la solidaridad, palabra tan manida ya, que carece de sentido.

Me ha abierto del todo los ojos una serie policíaca francesa que se llama Alice Nevers, que es por otra parte es el nombre de la protagonista, juez de instrucción en un juzgado en París. Refleja la realidad con mucha equidad y lo que se muestra es un despropósito de antología. La pura realidad de un país que ha sufrido lo que nosotros aún estamos por ver.

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario