Aquí en España la ley protege al infractor con el aplauso de una cuarta parte de sus parlamentarios. Por Rodolfo Arévalo

Aquí en España la ley protege al infractor. Ilustración de Tano
Aquí en España la ley protege al infractor. Ilustración de Tano

«Aquí en España al parecer la ley protege al infractor y un país con inseguridad jurídica, no puede generar empleo, ni estabilidad, ni nada de nada»

A ver si lo entiendo. Aquí en España al parecer la ley protege al infractor. No se quién, dónde ni cuando se promulgaron esas leyes y de hecho me tiene sin cuidado, pero son unas leyes dignas de los más ilustrados “TOLILIS” que ocupan el hemicirco. No, he puesto hemicirco, sí, porque llamarlo hemiciclo parlamentario es una ofensa a la inteligencia del cacareado por la izquierda social comunista pueblo. Bueno a la inteligencia de todo el pueblo no, solamente a la inteligencia de los que, bien informados y con cultura, no votan a estos vende burras populistas de izquierda caduca y mal oliente que ya apesta, no por nada algunos se han paseado por la cloacas con propósitos extraños, cuando menos.

Lenin en su mostrador de momias, siempre podrá estar contento del lavado de cerebro que se ha hecho a gran parte de la población mundial a raíz de vender el Comunismo como algo pasable, incluso bueno, porque los comunistas ayudaron a vencer al nazismo. Lo que nadie les explica es que el Comunismo es bastante más criminal y nazi que el propio Nacional Socialismo. Este es un tema que tendría que impartirse de oficio en las escuelas, en los recreos y hasta en clases extraordinarias, para desasnar, a tanto burro, desinformado y mente cortita.

Que la inteligencia es un bien muy escaso lo confirma el hecho de que la gente ve los canales de televisión en abierto, tales como los de cuatro, tele cinco o la sexta. Pocos muy pocos ven programas como los de televisiones como Inter economía El Toro Tv o Trece Tv. No, no entiendan mal, no cobro de esos programas, ya quisiera, si cobrase los iban a tener ustedes hasta en la sopa. Ni siquiera me dan alguna astilla, yo siempre para eso he sido más tonto que Abundio. Que no sé quién era, pero que todos nombran… será por algo. Hasta he renunciado a pluses diversos en el trabajo en beneficio de algún otro compañero.

Como dice Georges Brassens en una de sus canciones “la música que lleva el paso no me mira, ni me molesta” porque el “caballito en los tiempos malos, tiene a todos detrás”. Que grande era Brassens, curiosamente del TNP Teatro Nacional Popular, de izquierdas sí, pero de izquierdas francesas mucho más serias que las de aquí. “Cuidado con el gorila, que tiene una “eso”, enorme y si le da por el juez, lo pone pero bien”.

Por cierto vuelvo a mi tema, que me voy por los cerros de Úbeda, y aunque sea ya tarde, hace un calor de morirse ¡che!. Eso debería decirlo el íntegro Echenique, pero después de irse, con viento fresco a Argentina. Da igual si devuelve el dinero que España invirtió en él o no, el caso es que se vaya y que no vuelva de ser posible con toda la troupe rebotada de por aquellos lares. Pero al tema. O sea que tiene usted una casita en un barrio, no extremadamente caro, o que digo, incluso un chalet medianamente bueno y de repente un día llega a su casa y se la encuentra con bicho dentro. Pobre bichito, que no tiene dónde vivir y ha dado una patada a su puerta, ha entrado por su cuenta o un verdadero hijo de puta se la ha alquilado sin ser suya, o lo peor, se la ha vendido. Esto que mosquearía a cualquier persona normal, no “mosquea” al alquilador porque claro es pobre y no tiene donde vivir con su mujer y los tropecientos “churumbeles”. Pero hijo, que para eso hay casas sociales que el estado pone a tu disposición, mientras tanto haces como hemos hecho la mayoría de españoles sin casa al principio del matrimonio, vivir en casa de la suegra. Que sí, que es molesto, que la suegra es inaguantable, pero que le va usted a hacer. O la suegra o ocupación, y esto último que lo sepa, es un delito.

En Inglaterra le caerían seis meses de cárcel aparte de multa de cinco mil euros y si no puede pagar, pues más condena. O sea un país serio, ¡Cataplines!. Aquí no, aquí casi la policía le hace a usted un pasillo con alfombra roja para que pase a vivir. Vamos que si el propietario le corta el gas, la luz, el agua, será acusado de acoso. Vamos, señores parlamentarios ¡qué bonito! ¡qué social! ¡que Chapuza! … que chapuza de leyes. No pretenderán ustedes que el ocupado pase a ocupar otra casa al lado ¿no?.

Porque eso es de bobos, ¿verdad?. Pero oiga usted, no se sulfure, no se enfade que sus señorías de izquierda les están oliendo la retambufa, como buenos perros dominantes, a sus votantes más caraduras. A este le huele a tres votos, a este dos con su mujer pero cuando crezcan los hijos serán cinco… ¡Patera a la vista!, suma votos Pepiño, ¿cuántos van? Y todo así, no son estos partidos con todos sus integrantes realmente verdaderas lacras para un estado libre. Yo no lo sé, pero debería decírmelo alguien, porque las cosas no pueden seguir así.  Aquí en España al parecer la ley protege al infractor y un país con inseguridad jurídica, no puede generar empleo, ni estabilidad, ni nada de nada y menos con el aplauso de una cuarta parte de sus parlamentarios, que quieren hacer Estados de la señorita Pepis, aplaudiendo con orejas de Gremlims perversos.

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario