Bego & Pedro. La amenaza «más fresca»… Por Francisco Gómez Valencia

Bego & Pedro. La amenaza "más fresca"
Bego & Pedro. La amenaza «más fresca»

«Bego & Pedro son modernos, actuales, activos, atractivos, decisivos, amistosos, bien vestidos y hasta bien quedas empedernidos porque ellos lo valen»

Bego & Pedro son modernos, actuales, activos, atractivos, decisivos, amistosos, bien vestidos y hasta bien quedas empedernidos porque ellos lo valen y hasta se lo merecen y aun cuando padecen, bien pareciere que los aplausos, vítores, vivas y agasajos hasta también los merecen.

Si muestran mala cara, se maquillan, se tiñen o se operan y risueños se nos muestran pues la cámara los busca, los quiere y hasta los persigue, pues ella se considera primera dama o lideresa de todos y sin rascarla en su trabajo adaptado, se lo lleva fresquito sin precisar de título universitario y aun así destaca, pues hasta en la Universidad quiere dar la matraca poniéndola un cursito.

Él es el más buscado, el amado y ansiado gurú del bando social & resiliente, pues pasar de la patada en el culo a gestionar el gran bulo y aún con el trasero dolorido con gallardía indulgente, maneja los tiempos a la perfección con la percepción del que controla la situación sin pestañear o sin balbucear bien sea en su inglés profesional o en su castellano impostado, y no tiene ningún reparo en usar vocablos tan socialmente bienaventurados que hasta el más tonto al oírle, de la capa hace un sayo y si pensara lo contrario formando parte de su banda de barandas bien pagados, refugiados en el agradecimiento más cínicamente jamás representado, en el Gran teatro de la Política con minúsculas jamás visto, en el que fue vasto imperio de caballeros con talante sin talento más buscadores de la fortuna fácil y de aplauso soez, que de salvar a su pueblo de la miseria moral, económica y social.

Caemos en picado y por más que nos lo imaginemos son tan escrupulosamente bien gestionadas las vergüenzas ajenas de sus propios y arrimados adláteres socios de Gobierno firmados y apalancados, que “nos duele España” dicen unos, “esto es increíble”, dicen otros, “pero como hemos llegado a esto”, replican aquellos y hasta alguno sueña con los Regulares hasta a paso ligero por la Castellana desfilando con los Legionarios caballeros levantando pasiones en las redes sociales, pero: así no queridos, así no se levanta la cosa porque hace mucho calor y escasea el valor fervoroso…

Y ya los marcianos en el pueblo de la tía o la abuela están, repoblando la España vaciada de virus chinescos o americanos, apestando a lugareños y aldeanos, buena gente, sí señor, aunque esta vez, nos vean embozados y arruinados dejando pasar por alto que de siempre, de esos andurriales habíamos renegado. Y colmada está la meseta, la llanura y hasta la costa de bozales hablando de cómo está la cosa.

Mientras tanto Juan Carlos, ese señor tan apuesto, nadie sabe dónde está. Donde andará que al país revuelto dejó, pues Podemos así lo marcó para que de otra cosa no se hablara mientras las sacas llenas portaban de dinero clase “B”. Afloran sospechosamente a la par que los beneficios reales, mal escondidos y manoseados por la que por despecho con Villarejo susurrando zascandileo, para meter en problemas al monarca, cazador cazado ¡Ay pobre! Ya muy torpón. Así de esta manera las infamias y delitos de alguno camuflados quedan, quizás e incluso prescritos por la opinión de algún fiscal del Ministerio veintitrés; pues palabra santa pareciere más que la de cualquier juez.

La peineta de Don Juan Carlos
La peineta de Don Juan Carlos

«Nuestro líder interrumpirá su descanso en el remanso del palacete isleño de ensueño estival, regalo del Rey Moro al Rey Emérito y que sin ningún descrédito sus muros alzó unos metros para resguardar su asueto»

De repente claro está, nuestro líder surcando los cielos, de isla en isla va porque hay que ir a Marivent para despachar con Felipe, nuestro Rey, más con la mente caliente por su “Bego” incandescente y fogosa y más cómo está la cosa, desgarbado y desganado interrumpirá su descanso en el remanso del palacete isleño de ensueño estival, regalo del Rey Moro al Rey Emérito y que sin ningún descrédito sus muros alzó unos metros para resguardar su asueto con mayor y mejor fulgor hasta el regreso del Cid Campeador.

El Rey no descansa ni en vacaciones porque no se cansa ni trabajando por su condición real, pero aun pasando el mal trago seguramente, ni es el más largo ni amargo, pues son tantos los disgustos reales acumulados entre cuñados, que con pensar y pensar en cómo la dinastía estirar entre despacho y despacho, al de los pantalones pitillo tendrá que atender sin pretender que información alguna compartan con él, ya que el “Alejandro Hispánico” se pintará ojeras para bien preocupado parecer, al lado del monarca más pasmado por los escándalos reales por doquier, que por los modelos de Zara de su propia mujer.

Bego & Pedro vienen aprendidos de casa y ya lo intentaron en ambiente palaciego saludando a la par como si de un igual de sangre real se tratara al resto del personal, que con cara de retranca disfrutaban del momento, en el que Protocolo de Casa real puso en su sitio a la pareja sin igual, pastoreándoles hacia dentro, para después bien yantar, mientras los memes de los reyes del Burguer brotaban sin parar en las redes sociales la vergüenza quisieron tapar, aludiendo a otro error como no, de la Casa Real.

Más lo intentó en el macabro funeral saludando a su banda detrás del monarca, cuando el protocolo indica que de la banda es y por lo tanto quieto en firmes debiera estar para saludar como considere, pero no, al rebufo salió repartiendo codazos como un bobo moderno por no decir un muflón.

El despacho será vacío y falso porque dirá que comentarle algo, beneficio no le traerá. Si nos oculta las verdades porqué contárselas al Rey de España ya que si por el fuera, bien lo sustituiría como Jefe de Estado aunque, del tipo pasmado por las gracias de su ahijado político, y las risas de su mujer.

Ahora en serio: Disfrutan de los medios a su disposición para gozar la vida que han decidido perseguir, porque el poder político casi absoluto quizás provoque tal regocijo, que merezca el esfuerzo y la dedicación en reuniones extenuantes como la del rescate de Bruselas y más aún sacrificado ya que ya llevaba en sus espaldas, el esfuerzo de haber salvado la vida a cuatrocientas cincuenta mil almas tal y como dijo en sede parlamentaria.

Salvando tal cantidad de vidas con sus charlas interminables a la hora de la siesta, ha gozado más que visitando a su cuñado viajando en El Puma o asistiendo al concierto movilizando el Falcón, porque él se dedica en cuerpo y alma a salvar cuantas más vidas mejor, por eso asume que cincuenta mil muertos no son nada aunque por si acaso quitamos unos pocos y me llevo dos.

Engordo su ego más aún a base de loas por mendigar en Europa y vende la burra como si de un Penco ganador se tratara, cuando las cifras cantan más que el pozo negro del chalet de Galapagar. Sus cifras serán recordadas como las más preocupantes en la Historia reciente de nuestro país y sin embargo se empeña en mostrarse a la opinión pública como el gran salvador que se piensa que debe ser.

Algunos se atreven a diagnosticarlo y todo aunque muy atrevido me parece, síntomas aparentes tiene y desprende tal desprecio por su gestión maléfica, que hace bien en proteger su descanso palaciego en Lanzarote, alzando los muros lo que sea menester y al precio que sea, con tal de que su descanso y el de su preparada cónyuge nos garantice lo mejor de el por el bien de todos nosotros tan dependientes de su liderazgo y grandilocuentes ocurrencias, por el bien de nuestro devenir más a corto plazo recordado. De hecho, pensar a medio y largo plazo es un lujo que la inmensa mayoría no se podrá permitir, gracias al nuevo adalid de la verdad, la transparencia y la justicia social.

Tres semanas de amor desmedido en la intimidad, arrumacos y tiempo en pareja para recargar sus compromisos de pareja legalmente estipulados como si de una sociedad limitada se tratara y sin duda a gastos pagados, sueño dorado de cualquier mortal a la altura de unos pocos ganadores de algún concurso o documental.

Y digo yo, ¿Acaso no hace bien? Será legal, lo consideraran ilegítimo por sus socios de viaje, pero serlo lo es… O es que no es verdad.

Que levante la mano quien no haría lo mismo, Rajoy no vale, que es rarito. Es el Presidente de España y tiene a su disposición, aquellas instalaciones que su cargo le permiten y ya les digo yo que de no disfrutarlas cuando le toca tampoco su popularidad, su prestigio y demás equipaje, se vería alterado un ápice. ¿Entonces de qué estamos hablando? ¿Tan vacío de contenido está el centro derecha que se enciende por envidias y fobias con noticias de prensa rosa, dirigidas a malmeter sobre cómo y dónde descansa el Presidente de España?

Pues parece que gran parte si del mismo modo que se encienden con las noticias filtradas desde las mismas fuentes políticas para que con el altavoz de determinados medios de derechas, la opinión publica se caliente más de la cuenta.

Yo percibo dos medios claramente identificados, no sé si coinciden conmigo. Sus correspondientes directores más en la boca del lobo que en otro sitio, me permiten no invertir demasiado esfuerzo en ilustrarme gracias a ellos, pues creo que son el Caballo de Troya que cualquier reyezuelo de tres al cuarto precisa tener bien controlados, para divulgar lo que es o no es a medias, para que la confianza en ellos mismos genere la confusión necesaria en la afición de centro derecha, para que las versiones dadas por los medios afines sirvan exclusivamente para que sus seguidores y admiradores de su banda no pierdan el tiempo en pensar y si en la defensa de la ideología en las calles, cosa que no hace el centro derecha más ocupado es desdecir lo que sus medios cuentan en vez de creer a pies juntillas lo que dicen.

En fin, trataremos de resistir sufriendo y guardando la ausencia a Bego & Pedro, supliéndola con la otra pareja de moda que aun siendo aprendices, también tienen sus momentos de sacrificio, amor y rencor al igual que el resto de la banda que nos gobierna la vida.

Francisco G. Valencia

Francisco G. Valencia

Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid en 1994 por lo tanto, Politólogo de profesión. Colaboro como Analista Político en medios radiofónicos y como Articulista de Opinión Política en diversos medios de prensa digital. De ideología caótica aunque siempre inclinado a la diestra con tintes de católico cultural poco comprometido, siento especialmente como España se descompone ante mis ojos sin poder hacer nada y me rebelo ante mí mismo y me arranco a escribir y a hablar donde puedo y me dejan tratando de explicar de una forma fácil y pragmática porque suceden las cosas y como deberíamos cambiar, para frenar el desastre según lo aprendido históricamente gracias a la Ciencia Política... Aspirante a disidente profesional, incluso displicente y apático a veces ante la perfección demostrada por los demás. Ausente de empatía con la mala educación y la incultura mediática premeditada como forma de ejercer el poder, ante la cual práctico la pedagogía inductiva, en vez de el convencimiento deductivo para llegar al meollo del asunto, que es simple y llanamente hacer que no nos demos cuenta de nuestra absoluta idiotez, mientras que la aceptamos con resignación.

Deja un comentario