Los azulejos se los habían cambiado a una anciana en La Habana Vieja por comida para dos semanas. Por Zoé Valdés desde su punto net

Los azulejos se los había cambiado a una anciana en La Habana Vieja por comida para dos semanas
Los azulejos se los habían cambiado a una anciana en La Habana Vieja por comida para dos semanas

«Las losetas del piso y los hermosos azulejos de la cocina y del baño se los había cambiado a una anciana de un solar en La Habana Vieja por una compra de comida para dos semanas»

He visto en un vídeo el interior de una casa familiar en La Habana y daba grima. Ni una loseta de piso y, de los azulejos sólo quedaban huellas carcomidas.
De súbito recordé que hace algunos años me invitaron a una casa de campo aquí en Francia, avisándome de que me iba a fascinar porque todo el material auténtico y antiguo había sido traído desde Cuba. Viajé en tren e iba ya bastante sobrecogida.
Los anfitriones habían trabajado en la isla unos meses, contratados restaurando monumentos; ella italiana y él francés.
No bien entré en el vestíbulo pude admirar hermosas pinturas de reconocidos Maestros cubanos. Me fui erizando.
Maderas de caoba y jiquí forraban las columnatas y paredes. Muebles de los que allá llamábamos del “remordimiento español” y sillones artesanales de junco y junquillo, hasta las primeras sillas de Coppelia en el traspatio (no recuerdo ahora el nombre del diseñador), adornaban aquel ambiente que se me fue tornando opresivo.
Pero ya donde me dieron las cuatro cosas y el quinto yeyo fue cuando la dueña, ante mi asombro, me explicó que las losetas del piso y los hermosos azulejos de la cocina y del baño se los había cambiado a una anciana de un solar en La Habana Vieja por una compra de comida para dos semanas.
Enaida Unzueta que me conoce desde niña, sabe cómo me pongo. Llevaba de regalo una ‘tarte aux citron’ y una Demoiselle. Lancé la ‘tarte’ contra la pared, y la botella de champán no sé ni contra qué ventana la pitchée.
Salí como el demonio. Nunca más he vuelto a saber de semejante canalla.
Zoe Valdes

Zoe Valdes

Nacida en La Habana, Cuba. Escritora, artista. Exiliada con residencia en París. Nacionalidades cubana, española, francesa. zoevaldesofficialpage en instagram. Fundadora y Directora General de ZoePost.

Deja un comentario