Lee y entérate de a quienes defiendes y a quienes haces el caldo gordo. Por Rodolfo Arévalo

Lee y entérate de a quienes defiendes y a quienes haces el caldo gordo
Lee y entérate de a quienes defiendes y a quienes haces el caldo gordo

«No te fíes de la mayor parte de los periodistas, ni de los medios tales como las televisiones en abierto y algunas radios, lee, entérate de a quienes defiendes y a quienes haces el caldo gordo»

¿Quieres saber algo que sea verdad? Pues sigue este consejo; no te fíes de la mayor parte de los periodistas, ni de los medios tales como las televisiones en abierto y algunas radios. Desde que Soraya Sainz de Santamaría la cagó, o no, vaya usted a saber si lo hizo de manera intencionada o por descuido, dándole a Roures todas las televisiones en abierto privadas, un nuevo mundo de espectros raros y mal intencionados se abrió camino a través de estos páramos yermos de valores humanos. Lee y entérate de a quienes defiendes y a quienes haces el caldo gordo.

La bisoñez de la derecha del PP es enternecedora, la mayor parte de las veces desde que Aznar dejó de gobernar y a la presidencia del partido han accedido a ella, las mentes más débiles y laxas de la agrupación. Lugares en donde antaño, amanecían los días brillantes de luz y esperanza se han transformado en baldíos en los que por pasar, ya no pasa ni Atila. Y no es que no quisiera pasar, es que no queda ni tierra en la que no vuelva a crecer la hierba.

«Atila no puede pasar por aquí, le resbalan los caballos encima de la mierda apestosa que lo cubre todo»

Tal es el lodo que cubre toda la información que el inocente, dirigido y manipulado pueblo, o sea usted y yo mismo recibimos. Atila no puede pasar por aquí, le resbalan los caballos encima de la mierda apestosa que lo cubre todo. Salvo por el manto salvavidas de personas como Cayetana Álvarez de Toledo, Almeida, enemigo interno a batir en su partido porque puede aspirar a mucho más que a Alcalde de Madrid, tal como también padeció Cayetana, y algún otro político suelto, no hay esperanza….

Y si te pones ni Caridad, porque no ha venido ni se la espera. Somos conscientes de que dado un nivel de cultura, lectura e inteligencia, incluidos estudios de grado medio o superiores, que muchas veces no son garantía de nada, porque el saber sin inteligencia no sirve de nada, podemos, no el comunista si no la palabra, tener unas defensas bastante poco aguerridas frente a la caterva de mediocres, vagos, tramposos y mentirosos que nos rodean, además de envidiosos, nada podría a corto plazo hacer que un partido como VOX pudiera ganar las elecciones con mayoría absoluta.

Tal es el grado de estupidez general del pueblo al que le sueltan un Dóberman, la palabra fascismo o dictadura y ya se caga por la pata “pa” bajo, sin pensar en que ahora están viviendo una pre dictadura Comunista, que debiera asustar mucho mal, parece que no ven las Maduradas de Venezuela, donde un alocado Bambi fuera de sí, incita a destruir a América del Norte. ¡Pobre loco! Como diría un clásico.

«Aunque la religión sea un tema íntimo, individual y no transferible, sí es verdad que afecta a la manera de pensar de los pueblos que detentan una u otra»

La mayoría de estados Europeos no padecen este mal, la estupidez colectiva, porque basan sus opiniones y certitudes en el protestantismo y no en la religión católica. Aunque la religión sea un tema íntimo, individual y no transferible, sí es verdad que afecta a la manera de pensar de los pueblos que detentan una u otra. Mi ejemplo, el más claro es el de la religión musulmana, que reduce al ser humano a un vil muñecote bobo que no sabe hacer nada si no está escrito y supeditado en todo a Dios y a su Corán o palabra de Dios. Que esto ocurriera en la edad media, tiene un pase, también paso con la religión Cristiana, pero que ocurra a estas alturas del siglo XXI resulta algo impropio y casi un insulto a la inteligencia del Homo Sapiens.

Esto ocurre en general con muchas religiones, que están muy bien cuando se suscriben al ámbito privado e intimo, pero no cuando trascienden éste, porque se vuelven realmente peligrosas. Pueden convertirse y de hecho se convierten en dictaduras sobre los que careciendo de fortaleza espiritual, aceptan cualquier pulpo como animal de compañía. Lo malo de todo esto es que la política en todas sus variantes son religiones, unas más y otras menos, pero lo son.

La economía debería estar alejada de estas posturas religiosas, porque deben garantizar que todos los humanos puedan gozar de libertad de opción y decisión, además de unos mínimos estables que son la base de la libertad del ser humano, seguida del núcleo familiar. Las que no son democracias libres, esas a las que España esta empezando a pertenecer por culpa de becerros instalados en el poder, más se parecen a las teocracias, Islámicas que permanecen en un mundo y civilización anclado en el año 600.

«Parece mentira que la gente que vive en este mundo de información, se deje engañar vilmente por sus informadores, los periodistas que beben mansamente de las manos que les dan de comer»

Otros también tienen teocracias, nacidas en 1917 con la revolución comunista. Parece mentira que la gente que vive en este mundo de información, se deje engañar vilmente por sus informadores, los periodistas que beben mansamente de las manos que les dan de comer, saltándose la deontología profesional y la verdad bajo cualquier pretexto o disimulo. Como “chupa de dómine” deberían ponerlos los ciudadanos, pero claro, como decía Serrat “los muertos están en cautiverio y no nos dejan salir del cementerio”.

Prácticamente esto es lo que ha ocurrido con las generaciones que sí tenían memoria histórica y vital, para decir y explicar los desmanes e imposiciones de estos sinvergüenzas a sus descendientes, están en los cementerios debido a una gestión pésima de la pandemia por parte de la autoridad estatal competente aunque más ha parecido un ancianicidio permitido, que una mala gestión, dada la cantidad de jubilaciones que se va a ahorrar el Ministerio de Hacienda, y que irán lógicamente, no a fines comunes sino a refrendar la mayor gloria de los programas políticos social comunistas.

Solo hay un reducto invencible, ya que estamos viendo como el poder judicial y fiscal está cayendo bajo el látigo virtual de la nueva fiscal del estado, solo es un reducto como el de Asterix en la Galia, frente a los brutos y trasnochados socialistas aliados con las huestes Podemitas. Hablamos de entre otras pocas excepciones de “El Toro Tv”, que ya ha sido esta semana censurado por youtube, que se permite castigar a esta tv porque la acusa de absurdeces de pelagatos. ¿Dónde paga sus impuestos Youtube para que España permita su injerencia en asuntos internos?

«Para evitar caer en las garras de dictaduras, la gente en general, debe estar instruida, querer estarlo, interesarse por la historia para no repetir errores y tener armas para defenderse de las manipulaciones»

Para evitar caer en las garras de dictaduras, la gente en general, debe estar instruida, querer estarlo, interesarse por la historia para no repetir errores y tener armas para defenderse de las manipulaciones pero parece que la mayor parte de los estudiantes están a otra cosa, véanse los resultado “Pisa”. No creo que España sea el país del mundo de menor cociente intelectual, pero a veces estoy tentado de creerlo. Basta que una minoría activa de personas, por ejemplo de partidos de ultra izquierda decida instigar a toda una zona, provincia o país, para que cuál borregada indecente les salgan seguidores alentados por las correas de transmisión de sindicatos de sus partidos correspondientes. En este caso es evidente que me refiero a los sindicatos de clase. La verdad es que no se sabe de qué clase, porque en la actualidad la gran masa de población pertenece a un amplio abanico de clase media. Que además no debería protestar por su formación dado que en España es gratuita y universal hasta un grado medio y que además puede estar becada por el estado si el individuo que estudia obtiene unos niveles mínimos en sus resultados académicos. Y aquí lo vemos, todos los becerros salen a la calle en manifestación sin pensar, por el “gravísimo” hecho de que la Presidenta regional haya impuesto unas medidas restrictivas a ciertas zonas donde el Covid-19 está aún activo.

Viva la inteligencia de ese pueblo que se dice obrero, ojalá tengan suerte y no resulten todos enfermos. Que viva la revolución de las bestias, que viva la incoherencia y la sumisión al mandato de gentes como Monedero. Espero que un día cercano solo tengan que aguantarlo en su comunidad de vecinos. Sigue este consejo; no te fíes de la mayor parte de los periodistas, ni de los medios tales como las televisiones en abierto y algunas radios, lee, entérate de a quienes defiendes y a quienes haces el caldo gordo.

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario