La paciencia tiene un límite, claro que sí. Por José Crespo

La paciencia tiene un límite, claro que sí. Ilustración de Tano y Tita
La paciencia tiene un límite, claro que sí. Ilustración de Tano y Tita

«Es verdad, la paciencia tiene un límite, pero resulta indignante escucharlo de boca de un inútil puesto como ministro de Sanidad como cuota por el social separatista Iceta»

Creo que hoy es el Día Mundial de la Salud Mental por lo que es oportuna esta meditación. Es verdad, la paciencia tiene un límite, pero resulta indignante escucharlo de boca de un inútil puesto como ministro de Sanidad como cuota por el social separatista Iceta. Illa, un licenciado en Filosofía, un inútil que no ha hecho nada, el peor ministro en el peor momento, al frente de la no-lucha frente a la pandemia conocida y anunciada repetidamente antes del 8-M desde instancias internacionales y hasta 11 veces desde el departamento de Seguridad Nacional.
Hay que tener muy poca vergüenza, y la vemos en este gobierno que sigue la estela de un psicópata, en posesión de un falso doctorado en economía que dice va a salvar la economía de España, un psicópata que cumple los parámetros de la triada oscura, un ser sin empatía, ególatra, soberbio, despótico, narcisista y maquiavélico en el peor de sus sentidos.
La tríada oscura
La tríada oscura
Le ha faltado a Sánchez exclamar… ¡para chulo yo!. El muñeco prepotente Sánchez ha quedado ha evidenciado y demostrado con esta acción gubernamental, inmediata en menos de 24 horas, sobre Madrid que podría haberse adoptada esta misma medida desde el día en que se recibieron cualquiera de las advertencias internacionales y nacionales de pandemia que podría haber evitado 53.000 muertes en toda España.
También cabe preguntarse por qué no se ha aplicado la medida adoptada con Madrid sobre regiones con mayor incidencia del coronavirus, mucha más que la que se muestra estadísticamente sobre Madrid. ¿Cuántas veces pidió ayuda la Comunidad de Madrid a Sánchez? Creo recordar que hasta seis. ¿Cuántas veces solicitó Ayuso medidas en el aeropuerto de Madrid? ¿Se ha adoptado alguna?… resulta hilarante. Es verdad ¡La paciencia tiene un límite!
José Crespo

José Crespo

José Antonio Crespo-Francés. Soldado de Infantería Española, Doctor en Historia. Enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por". Si Vis Pacem Para Bellum

Deja un comentario