Los españoles sabremos, en su momento, hacer leña del árbol caído. Por Rodolfo Arévalo

Los españoles sabremos, en su momento, hacer leña del árbol caído
Los españoles sabremos, en su momento, hacer leña del árbol caído

«No piensen que todo los que les rodeamos somos unos putos monos de feria, algunos hasta pensamos “jatetú” y por supuesto que sabremos hacer leña del árbol caído»

Hoy estoy deprimido y creativo, el mejor estado para sacar la mierda gubernamental a revolotear. Incluso puedo puedo dormir, aunque sea acongojado, por el dinero que me pagan como jubilado, trescientos euros menos, que se dice pronto, cuando la hipoteca de mi casa son los trescientos que ya no tengo, así que cada día tengo menos para otros gastos, como gas, luz, agua, calefacción, etc…

Este año voy a pasar frío, mucho frío, ya me he comprado un pijama de tela gordita y calentita. Les digo porque puedo dormir, cuento cargos que desfilaran para volver a ninguna parte, porque nadie los valorará, para darles nada, tras su paso por su gobierno y cuando voy por los cien escaños ya no cuento más. ¡Me quedo “torrao”!. Por cierto gracias Primart que vende a los precios a los que todo el mundo debería vender. No se trata de oprimir a los trabajadores del tercer mundo, si no de que los empresarios ganen menos, los tiempos cambian y sus sueldos también deben cambiar. ¿No les parece?

Pero este asunto afecta también y de manera insultante a los sueldos de diputados, ministros, consejeros y corre ve y diles. Simplemente no se los ganan. Pero vuelvo al tema, el caso es que el dinero del que dispones mengua día a día. Bueno ¿qué le vamos a hacer?

Burros los tiene que haber en todas partes, hasta en el gobierno, y más en este que ha traído Podemitas que están en un estadio muy simple, casi de animal no racional diría yo, y que no son muy de pasar por la ducha a diario, con lo cual ahorran gas, agua y también gel de baño. Debe de ser que la nueva política consiste sobre todo en morirse de asco y oler a cerdo, o eso suponemos cuando una señorita de entre ellos se olió el sobaco para saber si hedía. Y sí, al parecer hedía como perro muerto.

¿Pero qué otra cosa se puede pedir a un pueblo que vota con los pies, ve programas como Hombres Mujeres y Viceversa, La isla de las Tentaciones y hasta los programas cómicos informativos de las teles en abierto, que se han convertido en monográficos del coronavirus y apéndices de El Caso? Nada no se puede pedir nada, ya se encargan ustedes de que la educación siga siendo la mierda de siempre y que la gente ni siquiera pueda elegir enseñanza pública o concertada. Pero para el caso da lo mismo, ¿Verdad señora Celaá, usted ya crió a sus hijas en colegio caro y católico? ¿Se llamará esto cinisno?

Es lo que ustedes quieren seguir teniendo un pueblo de burros desinformados, esos que luego se arrepienten, de haber caído en su trampa con la estupidez más inocente que se pueda tener. Con los apestosos efluvios políticos del ejecutivo, uno queda anestesiado, sobre todo con los que vienen de las bancadas de presuntos amigos de terroristas que se saben capaces de la pura extorsión, ahora ejercida desde la legalidad, y que tienen cogido, por el sillón de su vida a un presidente, ausente de cualquier realidad que no sea su psicopatía de poder.

Ya sabemos que el Parlamento se ha convertido desde hace algún tiempo en un hemicirco de tres pistas. La verdad es que tal como lo lleva la presidenta, una tal Meritxell Batet, o como se escriba; No soy joven de lenguas como se decía antes al que hablaba varias lenguas, o políglota como se dice ahora; ha hecho del hemicirco el lugar más aborrecible del país. Pero curiosamente también ha sido invadido por los poli idiotas de centrito acojonado y no de centro como debiera. ¿Dónde estás UCD? Según desde dónde sople el viento, esta Catalana, Meritxell Batet actúa, pero eso sí, sin un criterio demasiado uniforme, vamos nada alejado de otros políticos de aquellos lugares de la región de Cataluña.

Esta actuación es tan “así” que el presidente del gobierno, un tal Pedro Sánchez, del que se desconoce el oficio y beneficio, se permite el lujo de que una vez que habló su ministro de sanidad, el señor Illa para proponer una votación sobre una alarma estatal de seis meses, pone pies en polvorosa para no oír lo que tuviera que decir la oposición y eso sin un rechistar de Batet. Eso señor presidente sin Laude y sí cum Fraude, no es ni siquiera de persona ocupada, es de ser muy maleducado, aunque no sé por qué hemos de presumirle a usted educado. No tenemos referencias para saberlo.

Lo que si está claro es que la oposición, salvo VOX, no está a la altura de sus desplantes. Si me hubiera tenido usted en algún escaño, incluso siendo de su propio partido, me hubiera levantado y marchado, instando a todo el congreso a seguirme, porque ningún chuleta de tasca iba a faltarme al respeto por muy loco que esté o muy dictador que sea. Si se trata de sacar la faca, se saca. Pero claro teniendo usted a su vicepresidente tercero, que es como es, tampoco le sirve de referente como para que usted haya aprendido nada de nada. No se puede aprender de quienes tienen la caradura de vivir del cuento y del dinero donado por otras dictaduras del mundo.

Por cierto si se acuerdan de Vida y Color, aquella colección, sería hora de decirle a la editorial que sacara una que se llamara “Jetas del mundo”, no iban a tener huecos suficientes para tanta estampita de mamarrachos. Aquí, en España, su número ha aumentado estos últimos años de manera, no aritmética, si no geométrica y ya deberíamos estar, todos los aburridos votantes, en la calle pidiendo dimisiones y cárcel para los que nos expolian. Pero no, nada, debe ser cosa de la nueva política, ¡qué digo! Burricia. Sí señor presidente sí. Pero aún hay algo peor que esto.

Lo peor es que tienen ustedes al frente del ministerio de sanidad a gente que no se entera y da órdenes absurdas, a veces contradictorias, que lían la madeja de tal manera que no sabemos si, estamos confinados, confitados, amasados, aburridos, acojonados o simplemente majaretas porque, como cambian ustedes de opinión como de calzoncillos o bragas, no podemos saber a que atenernos ni con qué coronavirus quedarnos. Vamos que su incompetencia es de bobos de baba y así nos están dejando con la baba y el bolo colgando.

Por favor no piensen que todo los que les rodeamos somos unos putos monos de feria, algunos hasta pensamos “jatetú” y por supuesto que sabremos hacer leña del árbol caído en su momento. No se van a marchar de rositas por muy colocados y apoyados que tengan a los fiscales del estado. Todas las cosas vuelven a su cauce tarde o temprano y los ciudadanos estaremos esperando, no les quepa la menor duda. Una duda, un flaqueo en sus filas y se van a esparragar, no me extrañaría que esa situación esté próxima, sobre todo sabiendo como las gastan los chupópteros autonómicos. Sepan que estaremos vigilando. Tengan ustedes un buen día y aprovéchenlo, no sabemos cuanto les va a durar. Es una recomendación de alguien que, más que deprimido, está hasta los huevos de todos ustedes, pero eso es algo que ya saben, porque el setenta por ciento del pueblo español lo dice cada día y en cada esquina.

Hoy estoy deprimido y creativo, el mejor estado para sacar la mierda gubernamental a revolotear. Incluso puedo dormir, aunque sea acongojado, por el dinero que me pagan como jubilado, trescientos euros menos, que se dice pronto, cuando la hipoteca de mi casa son los trescientos que ya no tengo, así que cada día tengo menos para otros gastos, como gas, luz, agua, calefacción, etc, este año voy a pasar frío, mucho frío ya me he comprado un pijama de tela gordita y calentita. Que les aproveche la Navidad.

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario