No podemos aguantar que un bocazas separatista de lecciones de nada y menos de chulería. Por Rodolfo Arévalo

No podemos aguantar que un bocazas de la política separatista de lecciones de nada y menos de chulería
No podemos aguantar que un bocazas de la política separatista de lecciones de nada y menos de chulería

«Los madrileños no debemos ni podemos aguantar que un bocazas de la política separatista de lecciones de nada y menos de chulería»

Pues resulta que hay un hombrecillo que “se pone, va y dice” que Madrid tiene que subir los impuestos y Pedro Sánchez contesta que sí, y que lo hará para igualar. Menos mal que Ayuso lo impedirá como sea, puesto que eso es lo que hace que esta ciudad sea la ideal, la buscada por las personas y empresas para vivir, crear empleo e invertir, Isabel, nuestra presidenta, no lo va a tolerar y hará lo indecible para que no sea así.

Yo de antemano le voy a agradecer a este malnacido que odia la suerte de los demás por hacer tan bien el, ya saben ustedes qué, y le diré que no tengo por qué aguantar que un bocazas de la política separatista me de lecciones de nada y menos de chulería, porque para chulo ya estoy yo que me basto y me sobro.

Hay ciertos personajes de la política tan barriobajeros e irrespetuosos con las personas sensatas y bien educadas, que ha llegado el momento de que esas personas, bajemos a ese nivel que ellos detentan, con el ánimo alevoso de contestar, con contundencia ante esto ataques de envidioso patológico. Ya se que no todos somos rufianes al uso, porque esta denominación hay que ganársela a pulso, no solo llevarla en el nombre. Se además que es difícil llegar a ser un rufián, pasándose la Constitución por la entrepierna, por ejemplo cuando se jura el escaño del Parlamente y además sin que su presidenta, la del Parlamento, una tal Meritxel Batet le ponga un pero.

Desafortunadamente ese Congreso de los Diputados se ha transformado en las últimas elecciones en algo que yo llamo el Hemicirco, dada la proliferación de payasos que lo han invadido. Que los Españoles hayan llevado a esa institución del país a esta sarta de elementos enfermos tanto psicópatas, como infantiles mentes de ESO, debería ser algo inconcebible en un país serio, del grupo de países democráticos y libres de la Europa Occidental.

Pero ¿Cómo podemos suponer que España lo sea, con este paisanaje infantiloide, que hace de sus fantasías realidades enfrentadas al orden Constitucional? Y si esto fuera todo, pues nos daríamos con el canto de un duro en los dientes, pero lo peor es que la cultura, la inteligencia y la preparación, desde que se produjo el 15-M ha dejado de existir en este país ahora regido por todo tipo de acomplejados, melindrosos y como contrapartida osados en su incompetencia. Resulta absurdo quizás hacerse esta pregunta, cuando los menores de cuarenta años han sido educados en un sistema, bajo la supervisión total de la izquierda más ñoña que se haya visto en mucho tiempo.

Es por eso también que toda una señora Ministra, cual colegiala de infantil salga a la palestra, llorando a moco tendido, por el dolor psicológico que le suponen las mujeres maltratadas en España. Esto solo puede reflejar o un gran complejo de inferioridad frente a la situación, que considera irresoluble o algún padecimiento neurótico de gran impulso en su subconsciente, lo que haría de ella una persona enferma sin la estabilidad suficiente como para llevar ningún ministerio.

Que si riquines, que ya empieza a estar bien de que tengamos que cambiar pañales sicológicos día sí y día también a acomplejados enfermos, que debieran estar en tratamiento psiquiátrico y no invadiendo el parlamento, mientras por otra parte dejan invadir nuestra patria por una banda de hombres fornidos, con móviles de cuarta o quinta generación, dinero en el bolsillo e incluso pasaportes, bien alimentados y que por supuesto no huyen de problemas de hambre y pobreza, y que más bien parecen el ejercito de Pancho Villa, pero ejército al fin y al cabo.

No lo puedo entender salvo que esto sea el resultado de un plan de totales majaretas o un plan previamente bien diseñado por algunas mentes, estas sí realmente pensantes e inteligentes para acabar con nuestro país. Es por estas razones probablemente por lo que resulta que hay un hombrecillo que “se pone, va y dice” que los impuestos en Madrid, que intenta subir Pedro Sánchez y que Ayuso impedirá como sea, puesto que eso es lo que hace que esta ciudad sea la ideal, la buscada por las personas y empresas para vivir, crear empleo e invertir, Isabel, nuestra presidenta, no lo va a tolerar y hará lo indecible para que no sea así. Vivir para ver.

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario