La realidad que nos rodea parece enteramente una tétrica ficción. Por Rodolfo Arévalo

La realidad que nos rodea parece enteramente una tétrica ficción. Geta Thumber fulmina con su mirada al presidente Trump
La realidad que nos rodea parece enteramente una tétrica ficción. Geta Thunberg fulmina con su mirada al presidente Trump

“En la actualidad cualquier cosa que escribas, pretendiendo ser aún más mágico y absurdo que la propia realidad, resulta ser un trabajo harto difícil, por no decir imposible”

Pues estoy aquí escribiendo mi nueva novela LA ESFERA OSCURA, pero es tanta la carencia de luz y taquígrafos que nos rodea que casi no veo nada claro para poner que pueda tomarse como ficción. En la actualidad cualquier cosa que escribas, pretendiendo ser aún más mágico y absurdo que la propia realidad, resulta ser un trabajo harto difícil, por no decir imposible. La realidad que nos rodea parece enteramente una ficción a veces tétrica: asesinatos, atracos, robos, violaciones, partidos de ultra cosas, que parecen partidos de ultra cuerpos vivientes, y demás cosas.

Caso aparte merecen los hechos de novela negra que también los hay, de manipulaciones políticas de todo tipo incluidas denuncias falsas contra no se sabe quién, ni por qué motivo concreto, cosas que quedan en el mundo alucinante de la nueva magistratura al hilo de la nueva política… y el bosque de la investigación esotérica de pruebas a priori inexistentes.

Pero incluso hay temas de intriga, de espionaje y de crueldad. Las Smurf  Movies, como dicen los angloparlantes, parecen películas para niños cuando las enfrentas a la realidad nuestra de cada día. Así que voy a intentar huir de la realidad al escribir, cualquier cosa que ponga resultará aburrida, bueno eso sin contar con historias acerca de la Abeja Maya y similares, porque si no fuera por el número de pederastas que andan sueltos por ahí sería un ámbito seguro.

“Vamos que en la actualidad si eres niño o niña, para quedar políticamente bien, debes andarte con una mano delante y otra detrás, no vaya a ser…”

Vamos que en la actualidad si eres niño o niña, para quedar políticamente bien, debes andarte con una mano delante y otra detrás, no vaya a ser… También podríamos escribir acerca de Dios, lo bueno que es y las maravillas que consigue sembrar desde sus profetas. No he leído nunca libros más agresivos que los libros sagrados y es quizás porque fueron escritos en siglos salvajes, donde los seres humanos eran menos humanos y más salvajes, aunque ¡oh paradoja! O “parajoda” que es más creativo y refleja mejor lo que define, en definitiva lo escribieron hombres no muy clarividentes.

Después de este introito que no penetración o introducción, que podrían mal interpretar muchos menas y logsianos que practican ese deporte contra la libertad femenina propia de la democracia y la cultura occidental, paso a pasar de lo políticamente correcto, como hago habitualmente, porque realmente la corrección política no me mueve ni me moverá. En eso soy como los comunistas del siglo pasado “No me moverán”, Unidos en la ducha no me moverán no me apartan de ti en pelotas ni hartos de Whisky. Entre otras cosas porque aunque me han puesto a régimen estoy todavía gordo, como una tapia, perdón quería decir “sordo” como una tapia ante los gritos canoros de las sirenas que anuncian catástrofes climáticas y poluciones pestilentes.

“Qué bonito es el amor manipulado de los que inventan banderas con las que enriquecerse y enriquecer a los vagos y muertos de asco que en el mundo pululan”

El planeta es muy inteligente, vamos bastante más que muchos humanos, se formó hace cuatro mil seiscientos millones de años y todavía estará aquí cuando nosotros ya ni siquiera estemos criando malvas. Pero, qué bonito es el amor manipulado de los que inventan banderas con las que enriquecerse y enriquecer a los vagos y muertos de asco que en el mundo pululan. Perdón quería exponer ¿cómo no me vienen ideas interesantes para mi novela?, pero me he ido por las ramas.

En este tema concreto opino que es mejor ver cualquier telediario de las televisiones abducidas por los interesados en el cambio climático, más manipulación social que otra cosa, estos si dan miedo de verdad y no la tonterías de los espectros, las brujas, la mala leche y el terror. La manipulación es algo rastrero, que serpentea por el suelo formada por hilos alargados que lanzan las mentes muchas veces con psicopatías, por los platós de los informativos. Pero oigan, no me sean confiados porque desde hace tiempo también van liando las mentes desde otros programas que deberían ser amables y de distracción. A ver si por bajar la guardia se las van a meter dobladas como en la ficción y no caigan ustedes en la cuenta.

Eso sí, pagar por tener un buen estado, lo hacemos todos por narices y no precisamente para que revierta en “EL PUEBLO” (Aleluya, Aleluya, cada uno con el suyo, pueblo digo), eso como es natural me da a mí en la nariz , lógico, que me dé ahí, porque suele oler que apesta y sé que me aplasta la creencia en el porvenir.

“Si la realidad se ha convertido en una ficción por la que la gente deambula persiguiendo Pokémon por la calle y peleando en ordenadores por luchas virtuales, ¿qué hacemos aquí?”

Pero hablando de escribir, si la realidad se ha convertido en una ficción por la que la gente deambula persiguiendo Pokémon por la calle y peleando en ordenadores por luchas virtuales, ¿qué hacemos aquí?, ¿no sería casi mejor que un meteorito nos hiciera desaparecer como a los Dinosaurios? A veces pienso que sí porque de esta manera no tendría que comerme el coco, no vegetal, si no mi cabeza intentando crear una irrealidad que ya nos rodea y que es difícil superar. Los móviles son la nueva realidad, no existe nada fuera de ahí.

En unos días las elecciones de nuevo, lo que recuerda al “Día de la marmota”, solo espero que el tan cacareado pueblo Español sepa salir del circulo vicioso del móvil y del tiempo circular. Es en definitiva LA ESFERA OSCURA, que estoy tratando de escribir si mis pecados me dejan.

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario