De las cuatrocientas noticias que ves, no puedes creerte ni media. Por Rodolfo Arévalo

Estoy absolutamente desconcertado por los políticos que gobiernan España. Ilustración de Tano, Napo y Pig
De las cuatrocientas noticias que ves, no puedes creerte ni media. Ilustración de Tano, Napo y Pig

“De las cuatrocientas noticias que ves en la pantalla boba televisiva o desde las redes sociales dirigidas y manipuladas, no puedes creerte ni media”

De un tiempo a esta parte, ¡qué digo!… No, desde el mes de Enero de este nefasto años dos mil veinte, tengo “mosqueo”, ¿Qué significa esto?, pues ni más ni menos que lo que digo, estoy un poco mosca o sea sin saber muy bien desde que medio creerme algo o no creérmelo. Quiero creer, pero no creo que quiera creer lo que me sueltan, a modo de tortazo día a día, desde la pantalla boba televisiva y desde las redes sociales dirigidas y manipuladas. Vamos, que de las cuatrocientas noticias que ves, no puedes creerte ni media, Hay tantas cosas que contar de este gobierno malintencionado, dirigido por Soros y otros magnates anti libertad, como los Rockefeller, los Rotshchild y otros muchos,  y que resulta además tan increíble como absurdo y es para quedarse viéndolas venir. 

Al parecer y por lo que se ve, la izquierda, más la ultra que la normal de toda la vida, se ha alineado con los postulados de estos acaparadores de la libertad de los individuos e importadores de inmigrantes, nuevos pobres esclavos igualadores para sueldos, que caerán por los suelos a medio plazo. Y no me creo que sin pacto alguno, porque aquí el más tonto hace relojes. La prueba fue que al primero que recibió Sánchez en Moncloa, después de ser elegido como presidente del gobierno, fue a Soros.  No sabemos de qué hablaron, aunque me lo imagino. Algo así como de un pacto de izquierda, de globalización económica.

Esto que pudiera parecer raro, no lo es en absoluto, el propósito de todos estos grandes magnates multimillonarios no es ni más ni menos que la globalización para sus negocios y llegar a tener un sistema productivo, parecido al de los Chinos, pero con  la apariencia de libertad. Una organización comunista y férrea, pero con una economía de libre mercado, vamos la bicoca para sinvergüenzas. Así todos contentos, como buenos esclavos en  sociedades, tele dirigidas vía medios de comunicación de masas, con sus pequeños gadgets para jugar a la mente plana con móviles  u otros juguetes cibernéticos. O más descaradamente con juguetes eróticos de uso personal que eviten la reproducción masiva, que para ellos es nefasta, pues no podrían justificar inmigración alguna.

Y por supuesto, tratar de conseguir que no se lea y no se eduque que no se  lean ni diarios, ni libros, si no cada vez más las redes sociales y los teléfonos móviles. En las redes ya pueden censurar a quién disiente, simplemente porque dicen que en esas plataformas no se puede poner cualquier cosa u opinión, porque puede herir sensibilidades, las suyas por supuesto y sus intereses también por supuesto. Ese cualquier cosa u opinión solo se refiere a lo que pueda ser crítica sobre lo que ellos establecen. Ya han lavado el coco de millones de personas que de buena fe se tragan lo del anti racismo, la anti xenofobia y el anti estudiar para tener la mente despejada con contenido propio y no con el que nos intentan cebar las neuronas.

Deberíamos tener complejo de cerdos, cebados para la industria de carne… de cañón. Por otra parte también han desembarcado en el medio televisivo y no de manera prudente, si no a saco y a todas las cadenas, salvo dos honrosas excepciones como son El Toro TV, con el gato al agua, y Trece Tv con programas de igual o casi igual rigor crítico. Las demás cadenas han sido colonizadas por ese poder en la sombra, que extiende sus alas sobre los ignorantes e inocentes que solo ven la boda de “Romerito, con Julita”, “El nuevo novio de la petarda Ricardita” y cosas por el estilo, como “Hombres y Mujeres y viceversa”.

Todo ello muy sesudo, muy intelectual. Muy educativo, para gentes que salen de la ESO con la mente más desinformada, que cuando entraron, gracias a los planes de estudio y por desgracia al profesorado bien aleccionado. Se sabe que este país antes llamado España y que pronto no sabremos cómo se va a llamar está siendo invadido desde África con el consentimiento del gobierno aliado al comunismo tontorrón al servicio de Soros, ellos jamás lo podrían haber creído, pero la política, la economía y la avaricia rompe cualquier saco, hasta el más revolucionario.

Los grupos LGTBI, y los feministas tienen detrás a quienes yo te diga, multimillonarios que saben soltarlos al manejo de los reventadores socialistas y comunistas y soltarles dinero al igual que a sus ONGs tipo Open Armas y similares. Pues si es una pena pero la colonización por periodistas muy bien pagados, por el sistema y muy bien sugeridos por la mano dirigente del sistema, una de las cuales ya conocemos, harán lo imposible por reeducar desde las ondas a los incautos y desinformados espectadores por los infectos telediarios, que son hermanos gemelos en todas las cadenas en abierto.

¿Quién sabe dónde? Se habrán metido los profesionales independientes, de los que quedan solo unos poquitos, casi piezas de museo. ¿Quién se ha cargado la deontología profesional? ¿Es que no hay nadie que con dinero suficiente pueda contraatacar con la fuerza monetaria suficiente? Hoy las batallas contra la expansión de los borregos solo puede ganarse con programas para incultos y revistas y radios para aborregada audiencia. No entiendo cómo la derecha y centro antiglobalista, no los usa. Vamos que la información que ellos han convertido en vírica así como al propio virus Covid-19 hay que combatirlos con barreras, las más humanas que tenemos, la inteligencia y la educación.

Lamentablemente hablar de esfuerzo o educación en este país que, como dijimos antes, se llamaba España, va a ser difícil, más si nuestros políticos, a los que votan los bobitos de baba, están teledirigidos por los intereses económicos de la globalización y la tendencia a crear una sociedad esclavizada tipo la de China. Es por todo esto que de un tiempo a esta parte, ¡qué digo!… No desde el mes de Enero de este nefasto años dos mil veinte, tengo “mosqueo”, estoy un poco mosca o sea sin saber muy bien desde donde creerme algo o no creérmelo. Vamos que vacilo ante las informaciones, sobre todo si vienen desde televisiones en abierto propiedad de los globalistas, vamos que de las cuatrocientas noticias que ves, no puedes creerte ni media, solo y tal vez con reparos si hablan de sucesos, pero no los de las violaciones cometidas por inmigrantes, esas tampoco salen y si salen no te dicen la nacionalidad del criminal. Solo te dirán que ha habido algún crimen “machista” pero sin decir que la nacionalidad del agresor no suele ser española, ¿por qué será? Al final, no sabes con qué bacilo quedarte, el único real y bien nocivo es Soros con sus secuaces.

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: