Son carne de revuelta putrefacta a encarcelar por el Estado Democrático. Por Rodolfo Arévalo

Solo son carne de revuelta putrefacta a encarcelar por el Estado Democrático
Solo son carne de revuelta putrefacta a encarcelar por el Estado Democrático

«Solo son carne de revuelta putrefacta a abatir y encarcelar por el Estado Democrático, ingenuos que creen que lo mejor son las dictaduras comunistas de gente como Hasél»

Hay cosas que en un Estado de Derecho no se pueden permitir. El insulto y ataque a las instituciones democráticas y a su representación, tanto en verso, como en prosa, cantado o rapeado, por H o por B no han de permitirse. Cuando se transgreden los límites de la libertad de expresión y se cae directamente en la apología del terrorismo, no, no se puede.

Hemos pasado de una dictadura, la de Franco, que no era tan dura, como algunos venden, a la de un país liberticida, en el que cualquier imbécil, niñato, idiota, o bobo de baba que cacarea más fuerte que otros pueda poner en solfa las bases que sostienen el orden democrático. Como digo, todo esto no se puede permitir en un Estado de Derecho como es España en la actualidad.

Al parecer en el mundo aumentan, empujados por ciertos intereses más comerciales y de control, que por cualquier otro motivo, las revueltas provocadas por los anti sistema, los Pablos Hasél de turno que convenientemente aleccionados con las consignas de ultra izquierda dictatorial, pretenden tener a todo el globo terráqueo encarcelado, y ya se han hecho fuertes en algunos países. No dudan hasta en matar a sus semejante si fuera necesario, como buenos comunistas, en revueltas agresivas y cruentas. Lo que no saben es que nunca es, ni será en su beneficio, son unos engañados ingenuos que trabajan por los intereses de unos pocos “trileros”, que mueven los botes y cambian la bola, mientras la hacen rodar de engaño en engaño.

Llegado el momento estos maestros del trile y del engaño social utilizarán a los engañados como putrefacta carne de cañón, política, social o simplemente de pieles de cárcel, por ingenuos, para defender sus intereses puramente económicos y de poder. No solo les hacen el caldo gordo a unos empresarios convenientemente parapetados por infectos negocios de inmigración ilegal, mafias económicas en paraísos fiscales, muertos en los mares tras haberles cobrado por traerlos al continente de la libertad, que pronto dejará de serlo gracias a los mismos inmigrantes que huyen de la pobreza la dictadura y la esclavitud.

Pasarán de ser meros pobres a ser pobres y esclavos en un entorno que no dominan y que querrán amoldar a sus costumbres y políticas religiosas haciéndolos sucumbir no solo bajo la sangre y dolor, sino también bajo el zapato de los que detentan las herramientas para coaccionar con sueldos de miseria y subsistencia a la mayoría de los mortales, a los que por supuesto estos gallos de pelea no representan, porque no son adalides de la libertad, sino instrumento, en las manos manipuladoras de los retuerce cuellos económicos y sociales, de ingenuos y alevines futuros trabajadores de ricos insultantes de dinero, individuos cuyo patrimonio supera el PIB de muchos países, por ideales que no se cumplirán. solo lo harán algunos cara duras y macarras, no todos, que viven de la ingenuidad de los engañados.

Solo son carne de revuelta putrefacta a abatir y encarcelar por el Estado Democrático, ingenuos que creen que lo mejor son las dictaduras comunistas de gente como Hasél a la cabeza, y que viven en el mejor régimen político que la humanidad de ha otorgado nunca la democracia. Todo esto debe ser o porque Dios o Allah son grandes, que sino no iba a ser así, máxime con sus postulados fascistas, fuera de toda creencia humana, incluso de los sentimientos humanos.

Así que bien España, palo y a los incitadores al odio y cárcel, lo merecen por retraso mental histórico de un siglo. Que se vuelvan a esa Europa y mundo del principio de mil novecientos en el que creen vivir. A Hasél, por delito de incitación a la violencia, insultos y odio, por supuesto cárcel. A otros por revoltosos e incendiarios también y con mayores penas, porque no tienen derecho a eso y a amargarnos la vida y las noches a los demás, que encima deberemos pagar con nuestro dinero sus desmanes.

De no ser así, no debiera el Estado lamentar luego muertes, si estas llegan a producirse, por enfrentamientos entre personas normales y estos energúmenos, posiblemente psicópatas que se dan suelta por la noche. Demasiado gallito peleón en libertad por estos patios escolares universales. Que no, chavales que la vida no es así, la vida es dura y nadie, por muchas revueltas que haga, se le va a regalar nada. El mundo de los seres vivos ya lo han definido como el de la supervivencia del más apto, pero como esto ya no es la selva, no es el más fuerte, ni el que arrea a los demás el más fuerte, sino el que más y piensa y sabe.

Así que chavales, jóvenes inexpertos, no os dejéis engañar por la panda de comunistas y ácratas anti sistema, que se creen más listos que los demás por engañar a ingenuos como vosotros. No les bailéis el agua, no valen ni el peso de la piel sarnosa que les rodea. Dejaos de inocentadas y entrad al trapo a luchar por vuestra propia supervivencia, no por la del más guapo engaña bobos, gente como Hasél.

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario