Sánchez y su banda no desgobiernan España, la contra gobiernan. Por Rodolfo Atrévalo

 

Sánchez y su banda no desgobiernan España, la contra gobiernan.
Sánchez y su banda no desgobiernan España, la contra gobiernan.

«Los cara dura que actualmente desgobiernan España. Bueno desgobernar, desgobernar no, digamos que la contra gobiernan, sería más acertado»

Me gustaría poder enfadarme de alguna manera, mandarlos a dónde ustedes saben. En resumen enviarlos desde el Hemicirco a Esparragar, pero no lo veo claro, están indefensos, desprovistos de cualquier mínima capacidad intelectual que no sea la que usan los listillo de presidencia del gobierno que es, más que inteligencia, sagacidad. Algo que no necesita mucha cultura, ni saber, solo un poquito de inteligencia práctica, ni siquiera de la otra. Nivel, lo que se entendía antes del setenta y ocho por nivel o sea intelecto, saber estar y conocimientos o cultura, no es ahora más que un poco de barniz para pasar el trago.

Mi padre me decía que yo mismo tenía una culturilla de barniz, y lo asumo, pero les aseguro que sé bastante más que muchos y por supuesto mucho menos que otros, pero sí, tengo algo que se llama sentido común y que es algo que no suelen manejar en las izquierdas.

Dirigir al personal aquí en España no requiere de grandes alharacas. Una gran parte del pueblo, no es que sea descerebrado o bobo, no, es que entra al trapo rojo que le ponen más cercano. Y es que la posibilidad de medrar y hacer fortuna, como en las Américas es el sueño del Español vago, envidioso y mentiroso. Cosas como lo que sucedió en Vallecas durante el acto de VOX, son dignas de pasar a la historia como “embestidas célebres animadas de ayer y de hoy”. Solo tendrían que ser presentadas someramente por Bugs Bunny y canceladas por Porky… su Rey, digo el de los ultra violentos y pendencieros rojos. Bueno creo que si estuvo porque, desde luego, un gordito estaba, aunque no se llegó a saber si era el original o uno disfrazado. Esto es to, esto es to, esto es to do amigos.

Hay que decirlo, para avisar a los errados y a la vez herrados, que en Madrid, aparte de que no atan perros con longanizas la situación no va a cambiar, por muy escorado a izquierdas que esté el Delegado del Gobierno. Y no va a cambiar hasta que se sepa lo de las maletas de Delcy en el aeropuerto de Barajas, lo de los cambios en las vacunas, lo de los embargos de mascarillas a la Comunidad de Madrid, en definitiva lo de los cara dura que actualmente desgobiernan España. Bueno desgobernar, desgobernar no, digamos que la contra gobiernan, sería más acertado.

Lo que estaba gobernado en otro tiempo por un PP al que echaron, en moción de censura, apoyados por los vanidosos y aprovechados del PNV y Ciudadanos, está ahora muchísimo peor, es lo que tiene tirar al aire y sin mirar. No es posible, ni probable sacar tajada de una acción claramente desleal y por eso están en trance de desaparecer, porque ahora, es bastante difícil recuperar esa confianza cuando se baila al son que más conviene en todo momento. Hay que ser consecuente, no se puede ser un día de izquierdas y al siguiente de derechas. No se puede gobernar en equilibrio inestable. Si eres centro, cosa que dudo por imposible, habría que decir, si se tiene sentido común, un día votas por una cosa y otro por otra pero en diferente asunto no el mismo cambiado de contexto.

Tras aquella bochornosa moción de censura, ahora España está clara y realmente desgobernada por el PSOE. Digamos que se está deshaciendo como un azucarillo en ideales solubles y que pierden su consistencia. Para mantener una España, como la que tenemos, hay que tener gente del nivel moral de los Reyes Católicos, no por religiosos, sino porque lo hicieron de manera que les quedó muy católico que digamos… Claro que en aquella época solo había que luchar contra el moro, y que nadie me salte al cuello que moro no quiere decir más que Mauritano, porque aquellas gentes consideraban, al intruso, Mauritano.

Pero ahora ya más de siglo y medio después ya no puede echarles. A Sánchez, es más, le viene muy bien decir aquello de ¿hay moros en la costa? Y que le respondan sí, en la costa y casi en cualquier parte. Se pone contento como unas castañuelas. Eso garantiza parte del voto que ya ha perdido y eso que las elecciones todavía quedan lejos. Pero eso sí, las culpas intentará echarlas al feroz lobo de la ultra izquierda, que pasará a ser borreguillo de “cierto pelo” en el último escaño, de la gran Comunidad de Madrid, donde Ayuso lo tendrá arrinconado, como habitualmente.

Ayuso es mucha Ayuso. Debería Iglesias saber que Ayuso es mucha mujer aunque sea para un macho alfa de segunda división. Pavonearse ante hembras con cimbreantes cuerpos pero de poca cabeza, no es una política muy provechosa, que luego te salen tarjetas telefónicas, un poco macarras, que guardan imágenes intimas de tus aventuras, amorosas y de espionaje. ¿A cuántos no cogieron sus mujeres en foto pelotas móviles, nunca mejor dicho, con alguna señorita ajena a la familia? Y por desgracia y aviso a los abducidos por la tecnología móvil, o sea los cerebros móviles, les diré que esos artilugios cuanto menos sepan de ti, mejor que mejor, que luego pasa lo que pasa. Que se oyen cosas en las grabaciones, que puedes no querer que oigan otros, aunque sea por asuntos turbios, ¿Qué digo? Más si son turbios. Incluso mensajes de Ministras a sus chicos en país lejano, creyéndose a buen recaudo. Tampoco es plato de gusto que puedan rastrearte con satélite, ¡que importante tu!, te tele siguen, cuál terrorista del Isis. Y todo, como decía Julio Iglesias, que no Pablo que “la vida sigue igual”, sobre todo más políticamente asquerosa que otra cosa.

Dicen que la política es el arte de lo posible, pero yo a la vista de las cosas que ocurren, me inclino más a creer que la política es el arte de hacer putadas a diestro y siniestro, según el lugar que ocupes en el hemicirco y lo cerdo que seas. Por eso es por lo que me gustaría poder enfadarme de alguna manera, mandarlos a dónde ustedes saben. En resumen enviarlos desde el Hemicirco a Esparragar, pero no lo veo claro, están indefensos, desprovistos de cualquier mínima capacidad intelectual que no sea la que usan los listillo como Iván Redondo. ¿De qué iban a vivir? Pero no teman, les va bien señores… y ustedes ahí, viéndolas venir, una pena.

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario