El desconocimiento de lo que es África de los buenistas. Por Rodolfo Arévalo

El desconocimiento de lo que es África de los buenistas
El desconocimiento de lo que es África de los buenistas

“El desconocimiento de lo que es África, y el encuadre en que quieren enmarcar ese continente, la mayor parte de los periodistas, no se ajusta ni remotamente a la realidad”

El desconocimiento de lo que es África, y el encuadre en que quieren enmarcar ese continente, la mayor parte de los periodistas, no se ajusta ni remotamente a la realidad. Yo que he vivido por allí, un poco más abajo en el África negra, de color para no ofender a los mea pilas, les diré que el continente no puede compararse ni remotamente con las democracias occidentales, ni tampoco con los esquemas que la mayor parte de la gente tiene por aquí.

El buenismo, está radicalmente reñido con la asquerosa realidad por mucho que pueda fastidiar a los que lo detentan. La vida humana allí no tiene ningún valor en general. Esto de debe a que no se tiene una percepción de la persona como valor en sí mismo. La persona es valiosa, en cuanto que es útil para un propósito, como pueda ser por ejemplo mantener a la familia u otra necesidad. Digamos que se desciende casi al momento en el que las hordas humanas, se mantenían gracias a las habilidades de cada individuo. Si este dejaba de ser útil simplemente quedaba en el camino o él mismo se excluía del grupo para no perjudicar a la mayoría.

Este sentido utilitarista de la vida humana sigue presente en ese continente No se puede ver África, ni siquiera la parte más norteña del continente con los valores de la cultura occidental y los valores humanos al uso por aquí. Pero las televisiones “llorosas y buenistas” esto no lo pueden comprender, porque viven en una especie de mentira política que ha puesto precisamente a los individuos como centro de la sociedad, y por añadido a la familia, aunque sea de manera falaz y poco creíble, esto hay que hacerlo otorgando autonomía y libertad a las personas y no como intentan hacer, presionando y ahogando la libertad individual.

En el norte de África esto que pudiera acercarse en parte a una vida digamos “Europea, salvando distancias” es así en parte media verdad al menos en apariencia. En países como Marruecos, puede que los individuos ocupen un escaño un poco más elevado, en relación al sistema, comparado con otros lugares y países de más al sur, pero básicamente la esencia es la misma, máxime cuando los conceptos que rigen por allí son los del Islam. Si todo el norte de África en general está sometido a una religión y gobierno religioso medieval o en el caso de Marruecos de Monarquía absolutista, por mucho que quieran que parezca un país de política contemporánea y laica, resulta imposible.

Las grandes masas migratorias que se producen, son fruto en gran parte de un desconocimiento de lo que es occidente, los inmigrantes buscan ese occidente de vehículos modernos, de ciudades limpias y organizadas, de lugares en los que hay sanidad para todos, donde puedes tener un trabajo y no ser considerado simplemente un siervo de la gleba, carne de cañón.

Es duro verlo así, pero es así, es la brutal realidad y muchos lo rechazarán vehementemente, pero es insisto la realidad. Salvo el amor de las madres por sus hijos y de la familia por el grupo, más que nada desde un punto de vista utilitario, la relación humana entre los individuos en ese continente es siempre un “que me puede dar el otro, por encima de otro particular”. Es más, palabras textuales de un nativo de República Democrática del Congo “El jefe tiene derecho a cortarme la cabeza si hago algo mal”. “¡Toma democracia Africana! Periodista occidental”.

Todo lo que está pasando en Ceuta y probablemente ocurrirá en Melilla, tiene poco que ver con el deseo Marroquí de hacer estas ciudades suyas y mucho que ver con la percepción que esos inmigrantes pueden tener de la posibilidad de acabar en Europa, al parecer su Santo Grial particular. Puede que políticamente Marruecos argumente contra la atención sanitaria que España está prestando a un dirigente Saharaui, al parecer “buena pieza” y que será juzgado por estos lares, pero esto es solo un pretexto. Saben que nada malo les va a pasar porque España ha perdido con estas caspas de presidentes social comunistas, relacionados con dictadores como Maduro, la oportunidad de ser socorrida por (Falta La Unión Europea y los Estados Unidos de América, que no habría sido defender sus propias fronteras. Los Estados Unidos de América a los que Zapatero despreció en un famoso desfile, desde luego no lo harán. Desde entonces EEUU no acepta que el pueblo español que vota a estos socialistas, que ellos consideran y a veces con razón el diablo, puedan pedirles una ayuda que en estos momentos sería crucial, para defender nuestro derechos.

La diplomacia es un arte que se ha perdido con este gobierno de Sánchez, cuando pone al frente a una señora o señorita que desconoce cualquier tema relacionado con la política internacional, salvo que creamos internacional la relación con el País Vasco, que más español no puede ser. Cuando hay presidentes de gobierno, que más que políticos, son psicópatas un poco dictatoriales, es lo que pasa. Y luego las cadenas de televisión y periodistas se escandalizan y se extrañan. Pero que levanten la mano aquellos que para criminalizar a los rivales políticos contrarios utilizan como arma la manipulación sentimental, los niños heridos y muertos, que intentan huir de una vida penosa. No merecen ningún respeto.

Si esto se hiciera bien desde un principio no se regalarían millones para líneas aéreas Venezolanas, ni coches patrulla de media gama a países como Marruecos que tiene, por así decirlo, más poderío en la actualidad que nuestra nación. Esto nos ha pasado con los Social comunistas en el gobierno, por gilipollas, votamos con los pies y este es el resultado de la idiotez. Todavía estoy esperando una voz que grite Gobierno Dimisión. Porque el desconocimiento de lo que es África, y el encuadre en que quieren enmarcar ese continente, los políticos social comunistas, o así se llaman ellos y la mayor parte de los periodistas, no se ajusta ni remotamente a la realidad.

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: