El genocida exige. Por José Crespo

El genocida exige

“Leo con cierto asombro que Maduro, el comunista genocida exige en una carta al rey Felipe VI que pida perdón por el mayor genocidio de la historia”

 
Leo con cierto asombro que el comunista genocida, perdón por la reiteración, Maduro escribe una carta al rey Felipe VI para que pida perdón “por el mayor genocidio de la historia”.
 
Este inútil, apoyado desde España por el partido creado por Hugo Chávez en venganza por aquel “¡¿por qué no te callas!?” del rey Juan Carlos, que pasó del honrado trabajo de conductor de autobuses al de destructor de una nación, nos viene ahora a dar clases de genocidio. De entrada debe pedirlo por el criminal Simón Bolívar auténtico genocida que regaló Venezuela a Inglaterra.
España no eliminó las lenguas indígenas, las protegió y escribió sus gramáticas. Los misioneros aprendían las lenguas en el Colegio Imperial antes de viajar a América.
 
Cómo un país rico en petróleo y en oro vive sumido en la pobreza, pues eso, debe desviar la atención sobre el rey de España siguiendo la ESTELA de Chávez y de sus subvencionados podemitas.
 
Este anormal no sabe de matemáticas y menos de demografía cuando afirma que nada más y nada menos 160 millones de venezolanos perdieron la vida a manos del imperio español.
 
En cien años España fundó más de 700 ciudades y de 25 universidades cuando en Norteamérica se discriminaba a los nativos.
Juan Latino, la primera persona de etnia negra que recibió estudios universitarios y que alcanzó la cátedra de Gramática en la Universidad de Granada pintado por Velázquez en 1650.
 
Ni este y Jorge Bergoglio, alias “papafrita Francisco”, saben un mínimo de Historia ni de Teología. Deberían leer la Biblia abriendo por Ezequiel, XVIII, 19-20, que en resumidas cuentas dice que… ningún hijo pagará ni será castigado por el pecado y maldades de su padre, ni tampoco ningún padre pagará por el pecado y maldades de su hijo. El hombre justo será juzgado y recompensado por su justicia y bondad y el malvado y perverso será juzgado por su propia maldad.
George MacLaurin, el primer hombre negro admitido en la Universidad de Oklahoma en 1948. Se vio obligado a sentarse en una esquina lejos de sus compañeros blancos.
 
España no cometió genocidio ni actuó con intención de cometerlo, como sí ocurrió con los más cercanos regímenes comunistas y otros de carácter teocrático, a pesar de todo y de los lógicos errores, se hizo todo lo mejor que se planificó ajustándose a las leyes protectoras que nacieron en Burgos y Valladolid y que se plasmaron en las Ordenanzas de 1573 de Felipe II y en las Leyes de Indias.
 
El señor “masburro”, digo Maduro, debería saber primero antes de hablar en vez de rebuznar que en 1492 no había en toda América más de 14 millones de personas y en el territorio que hoy sería Venezuela no más de 400.000 personas.
 
Desde 1502 y en adelante se estimularon y favorecieron los matrimonios mixtos, se escribieron gramáticas de decenas de lenguas indígenas americanas, se estimuló la enseñanza, la protección de los indios, el pago por el trabajo, la jornada de ocho horas y el descanso dominical.
CESIÓN TRIBAL BAJO AMENAZAS DE MUERTE: El jefe tribal nativo americano fue forzado bajo amenaza de muerte a toda su tribu para entregar sus tierras.
En la imagen el Secretario de Interior Julius A. Krug quien ejecutó el 11 de junio de 1953, tras decisión del gobierno federal, la construcción de la presa de Garrison que había sido proyectada en 1940.
Para las naciones Mandan, Hidatsa y Arikara de Dakota del Norte no es motivo de celebración.
Con la creación de la presa el gobierno federal inundó 156.000 acres de tierras tribales incluyendo la población que era la capital tribal. Más de 300 familias y 1.700 residentes, el 80% de los miembros de esas tribus tuvieron que ser reubicados provocando la pérdida de toda una forma de vida.
El jefe firmante y claramente afligido es George Gillette antes de firmar en 1948 la renuncia a la cuarta parte de la Reserva de Fort Berthold, donde perdieron sus lugares sagrados además de la capital, Elbowoods y el Hospital de Salud Indígena (IHS) que fueron inundados y destruidos.
Todavía en 2003 el presidente tribal Tex Hall y el presidente de la organización de ancianos de la tribu Fred Baker, exigieron el cumplimiento de la promesa de hacía 50 años de reemplazar el hospital que trajo consigo el que muchos enfermos se dejaran morir en sus casas.
En la foto que recoge el acto de la firma, realizado en Washington el 20 de mayo de 1948, también se encuentra Hall que en aquel momento era vicepresidente tribal y el abuelo y tío de Baker. (Wide World Photo, 1948). 
 
Cuando todo eso ocurría todavía en 1953 se desposeía de sus tierras en Norteamérica para construir el embalse de Garrison y sepa que cuando a finales del siglo XVI había en la Universidad de Granada un catedrático de raza negra en los EEUU tendría que llegar el siglo XX para que un estudiante negro fuera a la universidad, y lo mismo por lo que se refiere a los matrimonios mixtos.
 
De pedir perdón nada, ustedes tienen mucho que agradecer a España y si tienen algo que reclamar háganlo a sus antepasados, a pesar de lo que sentenció Ezequiel, no a los míos que se quedaron aquí.

José Crespo

José Antonio Crespo-Francés. Soldado de Infantería Española, Doctor en Artes y Humanidades. Enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, Colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Vázquez de Coronado, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica y Españoles Olvidados del Pacífico. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por". Si Vis Pacem Para Bellum

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: