¿Qué es ser de extrema derecha hoy en España? Por Rodolfo Arévalo

Qué es ser de extrema derecha hoy en España.

“Somos unos intolerantes de extrema derecha y sobre los Comunistas de extrema izquierda, corramos un tupido velo, o mejor un estúpido velo”

¿Qué es ser de extrema derecha? Enumero. Al parecer serlo implica no ser separatista, o sea considerarse español de España, no español de una región o comunidad autónoma particular, tampoco estar a favor de la inmigración ilegal y descontrolada. Por otra parte saber estar en los lugares en que se está, es otro hándicap, no es bueno saber, como vestir, como comer, beber, decir, etc.

Abrir la puerta a otros para que pasen también debe ser derechas y además si la ofendida es una señora o señorita tiene el agravante de convertirte en un hombre que pertenece al heteropatriarcado blanco y opresor. Vamos que las personas que saben comportarse en sociedad, si encima tienen algo de cultura, no mucha, una cierta de barniz, son totalmente intolerables para la vida junto a otros humanos menos pulidos en este principio de siglo. No sé por qué…¿será porque los que son así ponen en evidencia al resto? ¡Vaya usted a saber doña Genara!

Otro punto negativo es no querer transigir con los actos delictivos y pedir que las penas contra los delincuentes sean mas graves y ejemplarizantes. Despotricar contra los violadores sobre todo si son menores, es un acto de lesa humanidad al parecer, lo niñatos deben tener derecho a violar y a corromper a gusto a otros. Lo de los grupos casi mafiosos juveniles, los Ñetas y los Dominican D´ont Play, no deben juzgarse con las premisas de aquí, hay que contemplar el hecho de que los lugares de los que vienen implican ser violentos.

Esto así grosso modo, sin entrar en que puedas ofender al sacro santo cuarto poder, encarnado en algún sujeto con más morro que cara que pueda hacer descalificaciones y juzgar las noticias fuera de todo rigor e incluso de toda veracidad. En definitiva, querer tener un país regido por las normas sociales correctas de respeto a los demás, sujetas a las leyes y que admita divergencias contra lo oficialmente impuesto e imperante es terriblemente fascista y de ultra derecha. Acabáramos, ahora ya empiezo a entender porque los españoles, no todos pero sí muchos de ellos, tienen esas opiniones tan divergentes de la realidad democrática sometida a la ley, y te montan un rifirrafe por cualquier cosa que consideren no ideal, ideal solo para sus parámetros cerebrales. Siempre estarán a favor del débil, pero sin tener en cuenta las razones del fuerte, porque lógicamente el fuerte es la derecha opresora y avasalladora. Y no, muchas veces los hechos y derechos en un desahucio, por ejemplo, acompañan al propietario de la vivienda y no al que la ocupa, tanto si paga una renta como si no. Esto no es de recibo, será así si es así, pero en caso contrario la razón la tendrá el propietario.

Ya sabemos que hay situaciones de vida penosas para mucha gente, pero de eso no es responsable el propietario de la vivienda. Es el estado el que debe resolver este problema, asistiendo a la persona que no puede arrendar y no el pobre propietario. Pero claro debe ser que el dueño del lugar es de extrema derecha y por ende un puto cabrón con pintas. Esto aunque haya pasado veinte años pagando la hipoteca de la casa que alquila, muchas veces una casa barata que ni siquiera se revalorizará con los años.

Todo esto me hace reflexionar acerca de las pelotas, sí, no me miren mal, las pelotas. España es un país de pelotas, en el sentido de que si muchos individuos no tienen un balón entre las manos o los pies, no son nadie, aquí para ser alguien hay que dar patadas al balón, da igual donde, en el parque, en la calle, incluso en casa y ¡que se joda el vecino!¡Digo que él también jugará! Sí, la mayoría de los españoles consigue hacer esto, además de quedar para un partidillo de Domingo con los amigos y ver el fútbol que nos ponen las teles, que Dios nos dio para sufrimiento de la persona cabal, todo estará correcto el día después del encuentro, aunque lleve una vida arrastrada de perro, da igual el trabajo que tengas, puedes criticar la jugada del Centro Derecha del Betis o de cualquier otro equipo, que a tu parecer fue una cagada, o ese árbitro despojo de árbitros donde los haya que no pitó falta contra el equipo rival y mira que estaba clara. Ya ves que vida esta, que te arruinen un lunes cualquiera sin tener una victoria de tu equipo que le pega patadas a un balón. ¿Y a ti, te gusta el futbol? ¿ah no?, entonces ya entiendo porque tienes tanto tiempo para criticar a los demás, lo único que mereces es que te den una buena puñalada o que un demente haga la rotonda entera por dentro y se te cruce para salir y encima te diga imbécil.

Nada, lo que digo es una cuestión de pelotas, todo lo de este país lo es, incluso las divergencias en los partidos, como el PP. Por eso somos unos putos sectarios de extrema derecha, putos nazis, por Dios… y por pelotas. Vamos que las personas que saben comportarse en sociedad y si encima tienen algo de cultura, no mucha, una cierta de barniz, son totalmente intolerables para la vida junto a otros humanos menos pulidos de este principio de siglo. Unos putos intolerantes de extrema derecha, sobre los Comunistas de extrema izquierda, corramos un tupido velo, o mejor un estúpido velo. Carpe diem.

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: