Vivimos en un mundo virtual y demás zarandajas creadas para distraer al pueblo. Por Rodolfo Arévalo

Vivimos en un mundo virtual y demás zarandajas creadas para distraer al pueblo. Ilustración de linda Galmor

“Vivimos en un mundo virtual, de realidades, ensoñaciones, músicas y demás zarandajas creadas por interesados para distraer al pueblo”

Vivimos en un mundo virtual, de realidades, ensoñaciones, músicas y demás zarandajas creadas por interesados para distraer al pueblo. “Que viene VOX, que viene VOX” Como si VOX fuera el diccionario de latín que algunos no querían ni abrir, no fuera a ser que les obligaran a estudiar. Estas Zarandajas, son de andar por casa, no creaciones que merezcan estar incluidas entre las maravillas del arte, ni tampoco entre los temas que realmente interesan y sí son reales. Es una bonita técnica de engaño para patosos, adultos adolescentes, mas desnortados que un navío sin brújula o un pulpo en la Gran Vía.

Para pulpos, ya están los violadores venidos de otros lares con otras costumbres, que no serían aprobadas por feministas que allí ni existen, ni se las espera. Es así, las zarandajas, más si cabe en esta España nuestra de cuya santa siesta todavía nadie la ha despertado, ni con versos de poeta, ni con nada de nada, son estupideces varias para gentes con menos de dos dedos frente. Nada en relación conmigo, ni tampoco contigo, menos de ti y por supuesto menos de mi, nada de nadie.

Parece que beber su sangre, la de este país, es practica habitual que, no acaba ni tiene visos de acabar nunca. Pobre España condenada a vagar por el tiempo como alma en pena azuzando españoles unos contra otros por cerrilidad en absurdos fracasados y gilipolleces varias. Por eso preguntar ¿quién pasó tu hambre, quién bebió tu sangre? parecen preguntas tan fuera de lugar, como la de si tiene derecho el Rey Don Juan Carlos  a estar en su patria y segundo si algún plebeyo imbécil tiene que darle permiso. Por Tutatis, el Rey emérito tiene derecho, vaya si tiene derecho, todo español tiene derecho a estar en España, cuando quiera, como quiera y donde quiera, por no decir donde le pete, sea o no Rey simplemente por ser Español. El cargo que puedan tener u ostentar es como dice el chiste completamente “indisoluble”, que es una palabra “sinagoga”. Y al que no le guste que le den por las ocho y media, que no es un lugar del cuerpo, sino una hora.

No podemos medir a la gente por su cargo, porque como también dicen las feministas debemos tener cargos y cargas de ambos géneros, géneras y géneres, es más, yo añado que de varias categorías, desde descamisados, que aparentan ser comunistas, o la mierda que sea eso, o potentados, que también no sabemos la mierda que quiere decir eso en una España con millones de parados. ¿Soy yo un potentado porque cobro jubilación? ¿Es el dueño de Inditex un potentado porque ha pasado la vida trabajando para tener una gran empresa? No, potentado es aquel al que le ha tocado la lotería y se ha puesto en lo alto del “candelabro”, como decía aquella, sin pegar un palo al agua, que tampoco tiene el pobre la culpa de tener suerte. Véase también, diría el diccionario, algunos políticos que podrían haber sido hasta comerciantes, si hubieran o hubiesen hecho el mínimo esfuerzo para estudiar en vez de escalar puestos en sus partidos. “Son los partidos tío Ramón los que me suliveyan”.

Sí algunos se suli elevan algunos, abruptamente, sobre los demás mortales, mientras estos últimos se retuercen de mala leche por ver quiénes son los que están, que no son siempre todos los que son. Estar están, pero ser… algunos no son… Por lo menos lo que dicen ser, buenos y eficaces gestores de la sociedad y sí aprovechados de la ignorancia general. A lo alto de las instituciones, deberían llegar no los más dicharacheros, como la Rana Gustavo no, sino los más inteligentes, que no listillos y los más preparados en saberes, para que los ineptos muchas veces presidentes del gobierno, puedan rodearse de saber.

Lamentablemente esto no suele ocurrir y menos en esta España nuestra de cuya Santa siesta ahora siguen despertando ¿sueños de poeta? Vaya usted a saber, hoy día pones tres palabras juntas con sentido y eres el Fénix de la literatura que resurge del paisaje y paisanaje quemado y aburrido de muerte. Efectivamente esta España nuestra, tan variopinta en costumbres, hablas y territorios, para martirio y placer nuestro es plural donde las haya. Salvo para invitarte a unas cañas, no suele ser el pueblo Español dadivoso en otros asuntos, dar el brazo a torcer les cuesta a muchos indígenas emplumados de por estas tierras de descubridores y conquistadores.

Aquí todos queremos ser Cruzados Mágicos de Plastec, porque a otra categoría, con nombre de marca, no llegamos ni “jartos” de Whisky. Algunas no usan ningún sujetador, ni cruzado, ni sin cruzar, que tienen redaños para no hacerlo, ¡oiga que no he dicho Rebaños!, pero algunos y algunas, y por ser políticamente correcto, algunes se cogen unas melopeas acerca de la conveniencia de dejar pasar o no a algún viajero que, regresa a su país, porque es su país, porque quiere y porque nadie se lo puede impedir, que se pasan unas cuantas tazas de wáter en las que vomitar sus borracheras de ansias de Repúblicanas, esas Repúblicas tantas veces fallidas por la mala calidad de sus presidentes, esas repúblicas sectarias de Socialistas Ibéricos, ¡vade retro Satanás!, ¡ni una puta guerra más! ¿no les parece bastante la de la invasión de Ucrania por el vesánico, indecente, psicópata y prepotente ex comunista Putin? ¿No es un presidente de República Socialista? ¡Menudo ejemplo! Parece que no, que hasta la lucha final algunos seguirán siendo más rojos que el culo de un Mandril, lo cual no deja de ser una astracanada en un país de operetas bufas en el que cada indio se cree con el cerebro y la capacidad suficiente para ser el Gran Manitú de sus lares y… ¡Cágate lorito que algunos van y se lo creen!

Claro que luego tienen que venir otros a sacarles del fuego la miseria en la que dejan si o sí el país o países o lo que sea esto que es difícil de saber después de pasar por estas mentes revueltas de enfermos mentales y acomplejados con burbujas de gas. Parece un cuba libre ¡Maldición ¿qué he dicho Cuba libre?! ¡A más de uno le da un soponcio Pilatos! Desde luego yo no soy millonario, no gobierno nada y saben ustedes, me trae al pairo, porque mandar mando lo mío cuando hay que poner firme a quién me toca lo que ustedes suponen y es por esto por lo que vivimos en un mundo virtual, de realidades, ensoñaciones, músicas y demás zarandajas creadas por interesados para distraer al pueblo, en este caso un Rey enfermo y de edad avanzada, de cuyo nombre debemos guardar buen recuerdo y respeto, pues fue quien con toda seguridad, nos liberó de otra merienda de negros, sic, por eso vivimos en un mundo virtual, de realidades, ensoñaciones, músicas y demás zarandajas creadas por interesados para distraer al pueblo.

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: