Algo grave falla en España camino de las revueltas sangrientas. Por Rodolfo Arévalo

«Duelo a garrotazos» (Francisco de Goya, 1876)

«Hay algo grave que falla en un país como España en que el sueldo de la mayoría está en mil euros, algunos no llegan, y no son pocos»

Hay algo que falla en un país como España en que el sueldo de la mayoría está en mil euros, algunos no llegan, y no son pocos. Hoy día es impensable que una familia, pueda vivir de ese sueldo y han de trabajar los dos miembros de la pareja.

 

Apenas nacen niños, no me extraña, porque la gente quiere cuidarlos y no tenerlos como pordioserillos sucios por la calle. Estoy seguro de que hay quienes lo hacen, tienen hijos, pero a base de qué… De pasar apreturas todos los fines de mes, si no desde mediados de mes, con los temas de pagar alimentos y otros gastos, descontados los fijos de suministros. Vamos que es una vida de malabarismos de arte de birlibirloque, de visto y no visto. Y cuanto más avanza la sociedad hacia la mitad del siglo XXI, peor se va a ir haciendo. Esto propicia la inmigración Islámica porque tiene otra manera de ver la vida y los hijos. Vamos que parecen estar realmente todavía en la edad media.

 

Por otra parte parece que las nóminas las pagan exclusivamente para que la gente no se muera de hambre o de asco, porque da para muy poco más. Pensar en la caña con tapa de boquerón es posible y algunos hasta la esperan con ilusión en el bar, después de una jornada de ocho, nueve, diez horas o más de trabajo. Está claro que no todos los humanos son genios que pueden desarrollar trabajos intelectuales o incluso manuales de cierto nivel intelectual, que requieren una muy buena preparación o inteligencia, pero ¿son por ello menos humanos y deben ganar el dinero justito o menos para sobrevivir?, no lo creo, o por lo menos no debiera de ser así.

 

Siendo las cosas de esta manera está claro que el mero asunto de sobrevivir ya tiene sus problemas, pero si a esto le añades una vejez con quinientos o seiscientos euros de pensión, ni lo contamos. Dicen que cada día va a ser más difícil pagar las pensiones y que en un futuro no muy lejano habrá que bajarlas. Imagino que también deberán bajar por decreto ley los precios de los alimentos y habitación, porque si no muchos van a acabar en la calle o en edificios como los de trece calle del Percebe y no van a tragar, ni comulgar con esas ruedas de molino.

 

Si dicen que la natalidad está bajando, que cada año se incorpora menos gente al mercado laboral, tenemos un problema que se resume en que los que ganan cantidades insultantes de dinero, deberán costear las pensiones a las que el estado no pueda acudir. Esto no es un pensamiento socialista ni nada que se le parezca, es un pensamiento real, de lo que pueda ocurrir en el futuro.

 

Puedo asegurarles que grandes masas de personas casi muertas de hambre no van a aceptar ser la hez de la sociedad por no haber podido trabajar en empleos de alto rendimiento económico y por supuesto no lo van a aceptar. Cuanto antes lo vayan comprendiendo los estamentos en los que está el dinero y el estado, antes evitarán las revueltas y desórdenes incluso sangrientos que se puedan producir en un futuro no muy lejano. Si cosas peores se han visto por el simple hecho de querer pasar de una sociedad democrática y libre a una de economía centraliza y gestionada por el estado, ¿qué no podrá ocurrir, cuando esto ni siquiera lo imponga nadie y solo sea una realidad sin control?

 

Las sociedades tienen que ir cambiando para poder pasar de un estado en el que el trabajo era la base para vivir, a un estado en el que el ocio de más de la mitad de la gente sea un hecho, y el personal o no pueda o no esté capacitada para trabajar, porque evidentemente no los podemos matar de inanición ¿O sí? Seguro que algún hijo de puta contesta afirmativamente y es que hijos de puta que son capaces de matar a un perro, tampoco faltan para dejar morir de hambre a cientos de personas, vamos que pueden dar las patadas que deseen porque se creen por encima del bien y del mal. Y si algo sé es que esa capacidad no la otorga el dinero, sino la fuerza. Y grandes núcleos de población alzadas en rebelión, son controlables, pero solo hasta cierto punto.

 

Hay algo que falla en un país como España en que el sueldo de la mayoría está en mil euros, algunos no llegan, y no son pocos. Si no vas a vivir nada más que para trabajar comer y dormir, te puedes considerar un Esclavo del siglo XXI.

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: