Este sábado todos a la calle. Por Javier Ygartua

Este sábado todos a la calle.

«Nuestra democracia está en juego. Hay que echar a Sánchez de la Moncloa. Todos a la calle este Sábado. Con España y los españoles no se juega»

Más de 100 colectivos se manifiestan contra el Gobierno de Pedro Sánchez el sábado a las 12 horas en la Plaza de Cibeles de Madrid. 

Hay que pasar de la resistencia a la ofensiva.

Hay muchísimos los motivos para manifestarse y tomar conciencia de que las instituciones democráticas no se defienden solas

Sánchez es un rupturista que ha encontrado en la ruptura del orden constitucional la oportunidad para perpetuarse en el poder, que es su objetivo esencial.

La España de Pedro Sánchez representa la consumación del diabólico y no sé si masónico proyecto que puso en marcha un José Luis Rodríguez Zapatero que pensábamos que no se podía hacer peor.

Los atentados del 11-M son a la España contemporánea lo que supuso a la de la Restauración ese Tratado de París del 10-D de 1898 que consagró la entrega a los entonces pujantes Estados Unidos de las últimas colonias.

Zapatero vino con el encargo de hacer saltar por los aires el Pacto del 78, ese milagro en este país cainita que consistió en que los que se enfrentaron en la Guerra Civil se daban la mano para tirar adelante olvidando los terroríficos agravios del pasado.

Zapatero arrumbó la España constitucional dando pábulo a los independentistas catalanes, efectuando mil y una concesiones a ETA el fin era loable; los medios, despreciables y alumbrando una Ley de Memoria Histórica que se antoja un golpe de Estado intelectual. 

Desde hace tiempo, el Gobierno de Sánchez viene quebrando las reglas que han sido sustento fundamental de la política española desde 1.978.

Probablemente el primer caso fue el indulto concedido por el Gobierno a los independentistas catalanes condenados por el grave delito de sedición tras haber atentado contra el orden constitucional utilizando las instituciones en las que gobernaban. 

Es la primera vez que se ha indultado a un político, en este caso fueron varios, sin que mediara un acuerdo entre los grandes partidos nacionales, rompiendo así una norma de conducta respetada hasta entonces.

No fue menos relevante la decisión de nombrar a Dolores Delgado como Fiscal General del Estado.

Es cierto que todos los Gobiernos, rojos o azules, han elegido siempre a juristas de su confianza para ocupar el puesto. Pero nunca hasta ahora se había designado como Fiscal General a quien había formado parte del propio Gobierno que hace la designación. 

Es otro valor consuetudinario de nuestra democracia que ha sido violentado.

Pedro Sánchez ha pisado el acelerón de la ruptura y parece haberse despojado de cualquier vínculo de unión con la cultura democrática que ha guiado hasta ahora el funcionamiento.

Nuestra democracia está en juego. ETA no puede marcar el rumbo de España. Hay que echar a Sánchez de la Moncloa. Elecciones ya. Por todo ello, todos a la calle este Sábado.

Con España y los españoles no se juega.

Javier Ygartua Ybarra

Presidente de @espana_por en memoria de mi abuelo asesinado por ETA. Si queremos un futuro sin terror no podemos actuar como si el terror no hubiera existido. Vizcaíno y por tanto doblemente Español.

Artículos recomendados

1 comentario

  1. Los cuatro o cinco principios básicos que sustentaban el espíritu de concordia y el sentimiento constitucional, desde la época de la “transición” de los años 70, fueron eliminados por los atentados yihadistas del 11 de marzo de 2004. PSOE y PP utilizaron los atentados según sus intereses, con el consiguiente advenimiento de Zapatero.
    Un PSOE, entonces, echado al monte del resentimiento, volvió a ganar las elecciones de 2008. El PP se lo puso fácil al estar ciscándose toda la legislatura (2004-2008) con las «teorías de la conspiración del 11 M» que le proporcionaban Casimiro García Abadillo, Pedro J Ramírez y Federico Jiménez Losantos. Estas teorías el PP las convirtió en más de 300 preguntas parlamentarias (Zaplana 2006-2007).
    Aún, en junio de 2009, estos periodistas seguían insistiendo en la autoría de ETA con la promoción del libro «Titadyn» (nombre de dinamita utilizada por ETA). García Abadillo lo prologó con una extensa recopilación de las “teorías” difundidas únicamente por El Mundo y la Cope. Ningún otro medio hizo caso a sus alocadas y dañinas especulaciones.
    Con su mala praxis periodística dividieron a las victimas y causaron la crispación social y política cuyas secuelas aún están presentes.
    El que fuera jefe de los TEDAX, comisario Juan Jesús Sánchez Manzano publicó un libro «Las Bombas del 11-M. Relato de los hechos en primera persona». (Amazon 2014). Acceso gratuito biblioteca universitaria Dialnet, donde se reflejan dichas teorías conspirativas y el devenir histórico de las consecuencias que tuvo el craso error del PP en la gestión del atentado.
    No fue la única causa, pero si la principal para que llegáramos a la situación en la que nos encontramos: en el desguace de la Constitución del 78.
    En el 2022 se ha estrenado en Netflix una película-documental “11 M (2022)” y serie en Amazon “Desafio: El 11 M”. Ambas muy interesantes.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: