11-M, veinte años llenos de incógnitas. Por Patricia Rodríguez Corchado

Veinte años llenos de incógnitas.

«Hay heridas que no se cicatrizan nunca. Han pasado veinte años del mayor atentado yihadista registrado en Europa y que cambió la historia de España» 

El 11 de marzo de 2004, provocó grandes movilizaciones sociales. En aquel momento gobernaba el líder del Partido Popular José María Aznar, y este atentado ocurrido tres días antes de las elecciones generales, generó un giro que llevo al PSOE al poder. El exmagistrado de la Audiencia Nacional que juzgó aquellos hechos, Javier Gómez Bermúdez, exponía que “hubo señales que no se interpretaron correctamente” y que se utilizó este fatídico día de manera política porque las elecciones deberían haberse suspendido. 

Los terroristas dejaron cargas explosivas en mochilas y bolsas de deporte en el convoy 21431 (34 personas fallecidas), 17305 (63 personas), 21435 (65 personas) y el 21713 (14 personas). Posteriormente fallecieron 16 personas más que fueron trasladadas por los servicios de emergencias a distintos hospitales de Madrid.  

La hora fatídica, entre las 7:36 y 7:40 fueron explotando las cargas en cada uno de los vagones de los distintos trenes. En un primer momento se barajaba la posibilidad que la autoría del atentado hubiese sido provocado por la banda terrorista ETA, pero Arnaldo Otegi, el portavoz de Batasuna, descartaba la responsabilidad de Euskadi Ta Askatasuna. 

A las 21:00 la brigada de Abu Hafs Al Masri vinculada a Al Qaeda, se atribuye a través de una carta al diario árabe “Al Quds al Arabi” como autores del atentado, solicitando la retirada de las fuerzas españolas en Irak. 193 muertos y casi 2000 heridos que dejaron una España conmocionada y que todavía hoy, sigue preguntándose por las múltiples incógnitas que rodean aquella barbarie. 

Los juicios por los atentados del 11-M finalizaron en el año 2007, con 28 procesados, de los cuales 21 fueron condenados a prisión. Actualmente solo tres de ellos continúan encarcelados: Otman el Gnaoui, Jamal Zougam y José Emilio Suarez Suárez Trahorras, este último fue el minero que facilitó los explosivos, y que cumple su sentencia en Asturias, y hace una semana solicitaba acogerse a la Ley de eutanasia, tras ser condenado a 34.175 años de cárcel. 

Pero aún 20 años después, quedaría mucho por investigar. ¿Por qué se destruyeron los trenes? ¿Quién o quiénes  fueron los autores intelectuales de los atentados?  

Existen otros casos de diferente índole, como el caso del tren Alvia accidentado en Santiago por exceso de velocidad, que hasta cuatro años después del siniestro no se permitió su devolución a Renfe para su posterior destrucción. En un atentado de tal magnitud como el de Madrid, los trenes empezaron a desguazarse el 15 de marzo, tan solo cuatro días después de la masacre. No solo fueron los trenes, las ropas y enseres personales de las víctimas, se quemaron en la incineradora de Valdemíngomez, sin ser sometidas previamente a una prueba pericial. Dicha destrucción no recibió ninguna autorización judicial. Miguel Corsini, expresidente de Renfe confirmaba en una declaración, que no recibió una orden judicial que autorizara el desguace y destrucción de los trenes. Entonces, ¿Por qué tanta celeridad, para eliminar pruebas que hubiesen sido de interés para la investigación? 

Dos décadas después, muchas de las víctimas y familiares siguen reivindicando que no prescriban estos crímenes, pero ha llegado el día y finalmente estos crímenes y sus responsables, quedarán libres de pena, y todos estos interrogantes sin resolver. Algunos sacaron redito político de esta atrocidad, pero muchos inocentes y familias dejaron su vida anclada para siempre en aquellas vías del tren. “El terrorismo nace del odio, se basa en el desprecio al hombre y es un auténtico crimen contra la humanidad”.

  

Patricia R. Corchado

Cacereña de nacimiento, diploma en Educación Primaria. Amante de la comunicación y la política. Articulista y colaboradora en distintos digitales y medios de comunicación como Edatv, minuto crucial y Denaes. Hoy en día uno de los pasos hacia la libertad es estar bien informado.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: