XIX La insopotable vecindad… : El discurso de la mentira y las vergüenzas al desnudo

Veo muy de mañana todos los días al joven Mamadou. Se intuye que se levanta con ganas de progresar y me alegro. Le he conocido pidiendo en la frutería de los chinos durante muchas semanas. Es fuerte y no tiene mas de veinte años. Viene de Senegal y sabe qué significa cruzar el desierto del Sahara huyendo de la muerte, y me ha emocionado algunas mañanas al cantar dulcemente, y a toda voz, en el cruce de la calle León con la calle Huertas, en el barrio de las Letras de Madrid. Entona bien el africano, sin desafinar. Se ha aprendido además un lema que intercala con su canción, sin intuir que ha comenzado con el discurso de la mentira

Leer más

Cine español: A ver… Si tienen cojones de hacer una buena película

El barrio de las letras, en Madrid, es un buen plató cinematográfico para rodar exteriores. A los hechos me remito. En numerosas ocasiones llega, a Echegaray, Lope de Vega, Cervantes, del León y otras calles, la caravana de producción de ese circo subvencionado, que luego en las salas de exhibición, se queda vacio. Pero aquí, en el rodaje, la magia del cine llena las aceras de curiosidad, comentarios y… vehículos: Siempre hay un camión de luces e iluminación, otro de vestuario. Como es lógico, no falta tampoco el servicio de alimentación y, de vez en cuando, algún famoso que proporciona conversación para todo el día a los vecinos.

Leer más

XVI. La Emigración y La insoportable vecindad de la Crisis. ¿Pero Cuál?

Mi amigo Juanma dice esta mañana que vive en su hogar la tristeza de la emigración y se pregunta qué ha cambiado en España, desde aquel Blanco y Negro repleto de maletas de cartón junto a los trenes, hasta el color de hoy en el que nuestros nuevos emigrantes comparten, anónimamente, las salas de embarque con ejecutivos, parlamentarios y turistas.

Leer más

De paseo por La Paseata

Desde aquel, lejano ya, Abril de 2014, en que Don Manuel Artero tuvo a bien publicar la entrevista que tan amablemente -y para mí una auténtica y agradable sorpresa- me solicitó entonces y que compartimos en mi primera ‘paseata’ con él por el Barrio de las Letras,

Leer más