Mostrando: 1 - 9 de 9 RESULTADOS

El burka de Malalai Joya nos debería hacer pensar a todos los europeos. Por Manuel Artero

Conocí hace ya unos años a Malalai Joya en Kabul. Para acercarme a ella y conversar, comprobé con miedo la verdad de las informaciones periodísticas acerca de la existencia de un grupo de fieles armados que protegen a la valiente luchadora afgana de las libertades de la mujer de los asesinos, que ya entonces habían intentado acabar con su vida en varias ocasiones y lo que es peor, todavía hoy la quieren matar.

XIV. La insoportable vecindad: El burkini, y la “alianza de las susceptibilidades”

Este verano aprendo una palabra nueva: “Burkini”: (De Burka y Biquini) Dícese del conjunto de dos prendas femeninas de baño. La principal cubre desde los tobillos al cuello y se acompaña de gorro a juego. 2. fig. Expresión sarcástica utilizada en la comunidad de vecinos de Benidorm para definir el bañador de las mujeres islámicas radicales, homologado, por cierto, por el mundo occidental según documentó el socorrista después de investigar en Internet.

Si vis pacem… Por José Crespo: Dedicado al cabalgador de contradicciones y la ideología opresora

García Page y el Burka
García-Page, el Burka y la ideología opresora
Hay quien cita al Corán como un admirable monumento a la espiritualidad y difusor de paz y concordia.

“Por qué nuestros gobiernos, del color que sean y desde el ámbito estatal al local,  financian o  apoyan con dinero público la enseñanza o festividades de esta ideología opresora”

La verdad es que si rascamos un poco se da de bruces con nuestra actual Constitución o la de cualquier estado europeo. Según Samir Khalil Samir, en el islam el marido “tiene la facultad de repudiar a la esposa repitiendo tres veces: quedas repudiada, en presencia de dos testigos varones musulmanes, en sano juicio y sin recurrir a ningún tribunal”.
 
 
Por su parte la esposa no puede hacer lo mismo. Lo curioso es que si el marido se retracta del repudio y quiere volver con su esposa, ella debe casarse antes con otro hombre y ser repudiada por él (sura II, versículos 229-230).
lamujer repudidada
la mujer repudiada
A la vista de esto donde vemos la prelación del hombre sobre la mujer según su capricho nos lleva a preguntarnos porqué nuestros gobiernos, del color que sean y desde el ámbito estatal al local, o grupos políticos, financian o se financian, o apoyan con dinero público la enseñanza o festividades de esta ideología opresora.