En «el hombre sin atributos» , la obra monumental e inacabada de Robert Musil, el escritor, censurado y prohibido en la Alemania nazi, plantea la pérdida de identidad del hombre coetáneo a la caída del imperio Austrohúngaro y reflexiona sobre el papel perdido del intelectual  en la problemática modernidad de la Europa de entreguerras.

Todo una metáfora del PSOE de nuestros problemáticos días, en los que el partido ha perdido los anclajes políticos a la realidad y hasta su propia personalidad ideológica.

Zapateado por su anterior líder, según la propia Elena Valenciano que ayer declaraba paradójicamente sobre la nefasta herencia recibida, los socialistas españoles no saben si deben pactar con Bildu, como acaban de hacer en Navarra. Si su respuesta al desafío independentista pasa por el federalismo que ellos mismos rechazaron hace veinte años y que ahora defiende Rubalcaba. O si su pacto con IU para poder gobernar en Asturias y Andalucía les va a llevar a robar supermercados, rodear el Congreso o defender niñatos que en un arrebato ideológico invaden la propiedad privada al grito guerracivilista de  los curas hay que quemarlos.

Manuel Artero Rueda

Manuel Artero Rueda ha dedicado toda su vida profesional a la televisión en la empresa pública RTVE donde, en los últimos veinte años, y después de haber trabajado como ayudante de producción y realización. ha realizado su oficio de periodista como reportero en el programa Informe Semanal, para el que ha realizado mas de trescientos reportajes. Licenciado por la Universidad Complutense, es autor del libro "El reportaje para televisión un guiño a la noticia" , un práctico temario con el que ha impartido clases tanto en el Instituto Oficial de RTVE como en el máster de periodismo de la Universidad Rey Juan Carlos. Desde el ERE inventado por Zapatero para TVE, dedica su esfuerzo y trabajo esta "La Paseata" un sencillo blog personal que con el paso de los últimos años, se ha convertido en una modesta revista electrónica en la que colaboran un grupo de amigos a los que une el amor a España.

Artículos recomendados

3 comentarios

  1. solo ver su cara de gilipollas me revuelve la bilis

  2. El hundimiento del Partido sembrador de odio español, parece imparable y curiosamente estoy escuchando opiniones de que sería una perdida importante para España y yo no lo comparto.
    Solo su DESAPARICIÓN supondría el GRAN ejemplo de lo que nunca debió ser un Partido Político. (Me ahorro los detalles de sus innumerables tropelías al ser de dominio público).
    Saludos.

  3. Mas que su cara serán difíciles de olvidar sus ñoñeces políticas, su pésima gestión y sobre todo el embolao tuerto que ha dejado tras ocho años de irresponsable alquimia social, pero el partido que representó, después de las elecciones catalanas que se avecinan, conocerá también qué significa la vacuidad de las ideas. El caso es que desde el inicio de la transición, el PSOE ha sido vital para la democracia y sin su «juego» entraríamos en un nuevo escenario democrático. Veremos por donde salen los herederos del contador de nubes.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: