De la resaca indigenista e inculta acerca de la Leyenda Negra y la Hispanidad y los malos profesores

Dos días después de la celebración del mi amiga sindicalista de la camiseta verde y funcionaria de Educación, con mando y plus en su plaza, insiste en el genocidio, en la sífilis y el opio del pueblo que llevamos los españoles a la virginal pampa americana. Y lo expresa con una ilustración de Cristobal Colón sable en mano en la Hispaniola. Y yo, claro que me alegro que mis hijos no tengan que aguantar su sectarismo en clase.

Mi amiga la funcionaria está afiliada a CCOO y tiene las ideas muy claras, como niqueladas en su cerebro. Ni que decir tiene que apoya a los padres de la CEAPA , las AMPA,s o como políticamente se llamen, capaces de abofetear al profesor en defensa de sus hijos malcriados y a la LOGSE socialista. Todo sea por la necesaria lucha contra los mercados capitalistas.

También, mi amiga, funcionaria y sindicalista, lo repito, sale por peteneras cuando le muestro el gráfico de gasto invertido en los ocho años por los socialistas bajo el epígrafe de traspaso a las autonomías para la educación pública y, en paralelo, las estadísticas de los nefastos rendimientos obtenidos. A ella, por ejemplo no le importa el resultado de la auditorías del Tribunal de Cuentas sobre el presupuesto y los gastos desmedidos con una contabilidad creativa de la socialista Chacón  en el papel de Ministro de Defensa cuando mal gestionó nuestro ejército.

Lo que le importa a mi amiga, tan convencida y solidaria, es que la derecha del PP se quiere cargar el estado del bienestar y que la nueva Ley de Educación existe sin consensuar con toda la sociedad. Cómo si su añorada LOGSE, del político Rubalcaba y la revancha ideológica del impresentable Zapatero hubieran estado consensuadas.

Insisto en que menos mal que no imparte Historia a mis hijos.

Mi amiga asegura en sus declaraciones a los medios de comunicación, porque ella es de postín, que el gobierno del PP intenta tapar con la polémica independentista generada por Artur Mas, los problemas de la educación española y aquí es donde se le ve el plumero. Porque los grandes educadores definen a la inmersión lingüística catalana con las esencias de las “madrasas” de los talibanes, es decir como fábricas de humanos odiadores.

Menos mal que no da clase a mis hijos.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Manuel Artero Rueda

Manuel Artero Rueda ha dedicado toda su vida profesional a la televisión en la empresa pública RTVE donde, en los últimos veinte años, y después de haber trabajado como ayudante de producción y realización. ha realizado su oficio de periodista como reportero en el programa Informe Semanal, para el que ha realizado mas de trescientos reportajes. Licenciado por la Universidad Complutense, es autor del libro "El reportaje para televisión un guiño a la noticia" , un práctico temario con el que ha impartido clases tanto en el Instituto Oficial de RTVE como en el máster de periodismo de la Universidad Rey Juan Carlos. Desde el ERE inventado por Zapatero para TVE, dedica su esfuerzo y trabajo esta "La Paseata" un sencillo blog personal que con el paso de los últimos años, se ha convertido en una modesta revista electrónica en la que colaboran un grupo de amigos a los que une el amor a España.

0 comentarios sobre “De la resaca indigenista e inculta acerca de la Leyenda Negra y la Hispanidad y los malos profesores

  • el 14 octubre 2015 a las 15:24
    Permalink

    En tiempos de URSS la educación estaba en manos del gobierno y los niños eran apartados de la familia a temprana edad: la educación era potestad del Estado. Cuanto más adoctrinamiento más totalitaria es la ideología y mayor el lavado de cerebro. Si Rousueau hubiese, ni siquiera, intuido mínimamente a dónde iba a llegar su idílica uniformidad hubiese abominado de su contrato social y quemado sus propios libros. La ciencia, la practica, ha demostrado que la educación pertenece a la familia y la instrucción al Estado si se quiere una sociedad donde la libertad prevalezca sobre la igualdad. Yo, como liberal abomino de que la educación esté en manos del Estado, y defenderé que esté en manos de la familia. Otra cosa sería la instrucción: saber leer, escribir y las cuatro reglas como mínimo. Mucho negocio de libros, editoriales, pedagogos haciendo informes y todo para cargar de trabajo a un profesor que de esa forma no tiene ni el tiempo, ni la autoridad, ni las fuerzas para poder enseñar esas instrucciones mínimas. Mientras, los salvajes de la enseñanza – ya que no están civilizados al no pertenecer a las sociedad civil – adoctrinan a futuros votantes analfabetos y se aseguran un puesto para vivir del cuento a costa de una masa lanar que en su vida no hará otra cosa que decir sí con una papeleta metida en una urna creyendo que viven en democracia, cuando lo que están es viviendo en la más atroces de las dictaduras: aquella que se disfraza de democracia.

    Respuesta
    • el 14 octubre 2015 a las 15:28
      Permalink

      Gracias por su comentario que estimo y enriquece esta humilde paseata !!!

      Respuesta
    • el 14 octubre 2015 a las 19:23
      Permalink

      Vicente, has dado en el clavo. Pero pocos te querrán como carpintero… El populismo de masas va por lo sentimentaloide.

      Respuesta
  • Antonio de la Torre
    el 14 octubre 2015 a las 17:33
    Permalink

    ¡Qué amistades tiene usted, don Manuel! Como bien dices, menos mal que no le da clase a nuestros hijos. A propósito, te pediría por favor que, si puedes, me facilites esos gráficos que citas en el artículo sobre gastos y rendimiento de los traspasos en educación. Muchas gracias por adelantado. Un fuerte abrazo.

    Antonio de la Torre Enviado desde mi iPhone

    Respuesta

Deja un comentario