La tan protocolaria como definitiva imagen del ínfimo nivel en que se encuentran la educación y la Universidad en España

La imagen de la situación nacional del estado de la Universidad
La imagen de la situación nacional del estado de la Universidad

 

Documento esta mañana los retazos de mi personal conocimiento respeto a la Universidad. Esos pequeños hilos de una madeja inútil que, me temo, solo nos lleva a un enredo sin futuro. Como a esos estudiantes a los que la otra mañana vi agruparse en la calle Atocha de Madrid camino a su jornada de reivindicación en contra de la actual Ley de la Enseñanza, nacida para el fracaso en el tan angosto como miserable nido de la miseria intelectual de la educación española.

 

“La imagen de la situación nacional del estado vegetativo de la Universidad en España”

 

 

Ahí está hoy la inigualable profesora de estética que apoya sin reparos el gasto de las innumerables guías de lenguaje no sexista que pagamos todos los españoles, porque ella es “guai”, moderna y además, gusta de visitar El Louvre cada trimestre y así poder pajearse a gusto y, a costa de todos los españoles, en su hotel cinco estrellas fantaseando con el feminismo y el origen del mundo del genial Courbet.

 

Carrillo doctor
Carrillo doctor de la Universidad

 

O Carrillo otro doctor in honoris cuasa y mi profesor de Sociología en la Complutense, al que conocí como un sindicalista agregado, todo un revolucionario del pensamiento y que en la actualidad es catedrático, después de muchos años, eso sí, de un íntimo trato en Cuba gracias a su ideología y clara apuesta por los derechos humanos, aunque para ello haya que sudar un poco. El canoso de buena y burguesa familia no escribió nunca, ni tan siquiera, un vademecum de su saber, pero ahí está, a punto de jubilarse y después de haber prestado todo su apoyo a la podemita Carmena en las últimas elecciones municipales, esta mañana me dice que quizás deje la Complutense por un carguito de confianza en el Ayuntamiento de Madrid.

 

 

 

Y ya conocen de la historia del joven Errejón en la Universidad de Granada o los escraches de la pija Maestre y el macho alfa Iglesias en la facultad de Políticas. Retazos simplemente de la imagen que acompaña a estas líneas en las que Conde, Ferrán, Rato y Pujol comunican al mundo su interés en el conocimiento y los retos para el futuro desde su  privilegiado estrado universitario. Un terrible engaño que pagaremos, y caro, en el futuro.

 

 

***

 

 

 

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Manuel Artero Rueda

Manuel Artero Rueda ha dedicado toda su vida profesional a la televisión en la empresa pública RTVE donde, en los últimos veinte años, y después de haber trabajado como ayudante de producción y realización. ha realizado su oficio de periodista como reportero en el programa Informe Semanal, para el que ha realizado mas de trescientos reportajes. Licenciado por la Universidad Complutense, es autor del libro "El reportaje para televisión un guiño a la noticia" , un práctico temario con el que ha impartido clases tanto en el Instituto Oficial de RTVE como en el máster de periodismo de la Universidad Rey Juan Carlos. Desde el ERE inventado por Zapatero para TVE, dedica su esfuerzo y trabajo esta "La Paseata" un sencillo blog personal que con el paso de los últimos años, se ha convertido en una modesta revista electrónica en la que colaboran un grupo de amigos a los que une el amor a España.

Deja un comentario