Puigdemont, el muy lamentable President, cierra filas con Lluis Llach

El president de la Generalitat, Carles Puigdemont, saluda el diputat de JxSí Lluís Llach, al ple del Parlament del 26 d'abril de 2017. (Horitzontal)
Puigdemont, el muy lamentable President, ha defendido a Lluis Llach

 

 

Puigdemont, el muy lamentable President, ha defendido a Lluis Llach, (quién te ha visto y quién te ve, Lluís) acudiendo a que fue perseguido durante la dictadura (y qué, ¿esto le da carta blanca para ser ahora un dictador?) y recordando que algunos personajes de la dictadura fueron luego miembros del partido popular, y ha nombrado a Martín Villa.

 

 
Dejando aparte el importantísimo papel jugado precisamente por Martín Villa en la Transición, el joven Puigdemont también olvida, (¡ay esa memoria selectiva!) cuantos alcaldes nombrados por el régimen siguieron siéndolo bajo las siglas de Convergencia, incluso alguno de un pueblecito muy cercano a la frontera y al que pillaron con “el maletín” bien repleto. Lo que no significa que todos los que se ampararon en Convergencia para continuar en el sillón municipal fueran unos chorizos pero de todo hubo, solo hay que acudir a la hemeroteca o a la memoria no selectiva. Desgracias de que una ya tiene una edad…

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Ana Castells

Ana Castells

Soy Licenciada en Derecho y periodista de profesión. He sido Jefe de Prensa del Ministerio de Cultura y del Tribunal Constitucional. Directora de Comunicación y Relaciones Institucionales de la compañía RENFE. Editora y Presentadora de diversos informativos de TVE y corresponsal de RNE en Francia. Profesora en diversos Masters de Liderazgo y Comunicación.

Un comentario sobre “Puigdemont, el muy lamentable President, cierra filas con Lluis Llach

  • Maria Belèn.
    el 28 abril 2017 a las 1:34
    Permalink

    Estupendo artículo.
    Ésto no hace màs que evidenciar que Lluis Llach nunca estuvo contra ninguna dictadura; simplemente pretende ser èl mismo quien dicte. Vamos, lo de siempre, quítate tù que me pongo yo. Vèase, si no, a su correligionario Pablo Iglesias. A todos èstos les da por lo mismo, siempre.

    Respuesta

Deja un comentario