Orgullo de los homosexuales mientras sus libertades no aplasten las de los demás

Martes y 13
Día del orgullo de los homosexuales. Martes y 13

 

“Yo que soy abiertamente heterosexual, hoy me he sentido orgulloso de los homosexuales”

 

Yo que soy abiertamente heterosexual, hoy me he sentido orgulloso de los homosexuales. No me he sentido orgulloso porque lo sean, dado que la condición sexual y de género no es una opción, como creen algunos, sino algo que viene determinado por las variaciones enzimáticas que se producen durante la gestación o de variantes que se producen por genética en los casos intersexuales.

 

 

Me he sentido orgulloso, por los homosexuales, vamos por los individuos, porque son capaces de decir que son homosexuales o que tienen estados intersexuales. Esa valentía es lo que me llena de orgullo por ellos. Tengo amigos homosexuales y no son seres con rabo como el diablo, son personas normales, como todos los demás seres humanos.

 

 

Me parece muy bien que todos aceptemos lo que somos y estemos orgullosos de ser lo que somos. Lo que ya no me parece tan bien, porque es un tanto artificioso y forzado, son las demostraciones festivas públicas de esta condición de homosexuales, que no es ni mejor ni peor que otras que también podrían tener su día del orgullo.

 

“Se argumenta para ello que estas personas con inclinaciones físicas o sexuales diferentes son denostadas y a veces agredidas por personas intolerantes”

 

 

Se argumenta para ello que estas personas con inclinaciones físicas o sexuales diferentes son denostadas y a veces agredidas por personas intolerantes. No es que las personas intolerantes lo sean porque sí, lo son por desconocimiento de la realidad que subyace al problema. Por otra parte se dice que se hacen bromas acerca de estas condiciones, pero ¿no ha sido la condición humana usada alguna vez como tema de chanza. Precisamente porque el humor se basa en el absurdo, en hacer chocar la realidad con lo que disuena de lo habitual?

 

 

No es nada malo todo eso, mientras no se haga escarnio de la condición del protagonista de la broma. Un ejemplo claro de esto es que en el grupo Martes y Trece, el propio Millán Salcedo hacía broma de ello, con unos resultados profesionales extraordinarios. El problema de la discriminación, está más en la incultura del personal que en la mala leche que algunos quieren imputar a ese personal. Pues lo dicho, a educar para que se asuman las diferencias de los demás, pero no solo esas diferencias sexuales, sino también las diferencias religiosas, políticas dentro del orden democrático, físicas o mentales. Lo dicho hay que estar orgullosos del ser humano en todas sus opciones, mientras sus libertades no aplasten las de los demás.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de la novela “El Bosque de Euxido” publicado en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario