Mostrando: 1 - 2 de 2 RESULTADOS

Concluida la declaración de Rajoy como testigo, queda la espuma de la merma, y lo sabes

Espero que los ferreramoides hayan aprendido hoy por fin que en términos políticos, Rajoy da por amortizada la batalla de la corrupción y ya solo aspira a controlar los daños judiciales —empezando por los que pudieran tocarle a él— y esperar que el tiempo y los errores ajenos de los políticos, de los periodistas y de los naftalinos catedráticos de comunicación, hagan su trabajo. Se avecina una crisis constitucional sin precedentes y debería aprovecharse de la torpeza de sus adversarios políticos y mediáticos, perdón por la redundancia, para engalanarse de gran estadista.