La raíz y los vientos por Rodolfo Arévalo: Los niños bomba y los virales, las nuevas amenazas de los yihadistas

El pequeño verdugo. Imágenes del vídeo que el EI difundió en marzo en que un niño de unos cuatro años acciona el detonador de una bomba y hace estallar un coche con tres prisioneros
El pequeño verdugo. Imágenes del vídeo que los yihadistas difundieron en marzo en que un niño de unos cuatro años acciona el detonador de una bomba y hace estallar un coche con tres prisioneros

 

“Los yihadistas son los que envían a sus hijos,con doce o menos años, a estallar con cinturones de bombas en medio de sus enemigos”

 

 

En Europa seguimos esperando, buenistas y confiados, quizás camino de nuestra propia muerte por la invasión de los nuevos bárbaros. ¿Alguien cree que a los terroristas islámicos, los yihadistas, este niño, les importa una mierda?

 

 

Omran es la guerra
Omran es la representación de la guerra publicitaria

 

Los yihadistas son los que envían a sus hijos,con doce o menos años, a estallar con cinturones de bombas en medio de sus enemigos. Por eso Omran no les importa, lo venden al periodismo occidental en busca de audiencia. No puede importarles, porque son la verdadera imagen del mal y de la edad media. Unos egoístas depravados al servicio de una sola idea y su consecuencia, su Estado Islámico Universal y la guerra.

 

Y ahora reflexionemos…. si son así y no valoran la vida humana, ni la suya propia, ¿Debemos los occidentales sentir compasión por lo que ellos mismos se hacen a sí mismos y a sus hijos, a su gente próxima?.

 

Me parece horrible que un niño sufra esta violencia, pero que se use como propaganda, en beneficio de su guerra, que no la nuestra, me parece ya fuera de toda cordura. Son auténticos Psicópatas, no merecen ningún miramiento, y no deben ser juzgados, como, al parecer, dijo Putin: ” que los juzgue Allah, yo se los envío para que Él lo haga “.

 

Pienso que lo mismo deberíamos hacer nosotros. La irracionalidad y bestialidad propias de otros siglos ya pasados, lógicamente en nuestras sociedades, no pueden ser juzgados con los mecanismos de las democracias y los Estados de Derecho. Estos bárbaros islamistas han de tratarse al margen, porque en sus mentes, solo existe esa justicia, y otra cualquiera nos hace parecer débiles.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de la novela “El Bosque de Euxido” publicado en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

4 comentarios sobre “La raíz y los vientos por Rodolfo Arévalo: Los niños bomba y los virales, las nuevas amenazas de los yihadistas

Deja un comentario