Basta ya con la mala educación a nuestros hijos, y a la gente, como dicen los falsarios de Podemos

La revolución espolvoreada con dinero público. Ilustración de Linda Galmor
La revolución golppista y la mala educación espolvoreadas con dinero público. Basta ya. Ilustración de Linda Galmor

 

«Basta ya de pagar subvenciones de todo tipo para los que solo pretender acabar con nuestra democracia»

 

 

 

Me gustaría que la gente del tan manido, cacareado y manipulado pueblo, o sea aquella que carece de conocimientos, la que por desgracia es analfabeta funcional, aprendiera que la única manera de que los españoles no acabemos como en países bajo dictadura es obedecer y cumplir las leyes. Basta ya de aguantar subvenciones de todo tipo para los que solo pretender acabar con nuestra democracia.

 

 

 

Es una tarea difícil, dado que a los alumnos, una gran proporción de ellos decide acabar los estudios antes del bachillerato, es complicado enseñarles a posteriori, cuando ni siquiera leen un libro por equivocación. Todavía tiene arreglo si parten hacia la formación profesional de primer grado y luego continuarán con la de segundo grado, pero de otro modo, es imposible. Por otra parte no sé ¿Qué complejos tiene el gobierno democráticamente elegido, para legislar, como en su época hizo contra los partidos que en el País Vasco se colocaban en la inconstitucionalidad? Basta ya.

 

 

 

Señores gobernantes, lo mismo que en la Constitución no tiene cabida la separación de Comunidades Autónomas en Estados Nacionales fuera de España, sin el pertinente cambio de la legislación con el voto de todos los españoles, tampoco debería tenerlo aceptar cualquier partido político constituido que abogue por abolir la actual constitución por otra mucho más acorde con el talante dictatorial que detentan. No sé si algunos españoles se han dado cuenta de que el tripartito, tiene una mayoría de diputados que están encuadrados en partidos de ultraizquierda, como las CUP o los de Cataluña SI QUE ES POT. En él está integrado el partido de Pablo Iglesias PODEMOS.

 

 

 

Es bastante significativo que estos grupos políticos estén alineados con un partido de derechas como puede ser el de Puigdemont, que no extrañe a nadie. Convergencia quedaría reducido a la nada en un futuro estado Catalán, ya se encargarían de ello estos otros dos ultraizquierdistas, que con sus acciones y respaldos, solo buscan alzarse con el poder para imponer una sociedad de corte Dictatorial Comunista. Esto es evidente y no entiendo por qué, salvo por colitis miedosa este gobierno no se atreva a ilegalizar por lo menos al partido PODEMOS, claramente pronunciado acerca de un futuro régimen dictatorial, sin partidos, y Comunista.

 

 

 

No se pueden consentir estos pulsos a la democracia por parte de nadie. La garantía de la convivencia pacífica está en la ley de leyes que es la constitución. Y al que no le guste, que se vaya. Así que menos miedo y a meter en cintura a quienes haya que meter, porque ellos usan el desconocimiento y credibilidad de la gente para marear la calle y hacer su revolución, pero nosotros podemos usar el poder de la ley para actuar antes de que esto tenga que acabar como el rosario de la aurora.

 

 

 

Por el momento la gente está reaccionando ante este otro ataque a la democracia y el partido de Iglesias está a la baja, pero ojo, no sean ustedes inocentes, porque dentro de diez o veinte años habrá nuevos votantes, que sin haber sido educados para tener juicio crítico, comprender la historia y valorar la Libertad que otorga la ley es bastante probable sean usados nuevamente como arma arrojadiza frente a la democracia. No se como hay que decirlo para que algunos se enteren. Ojo con la gente que entra en las escuelas e institutos a enseñar, deberían ser los mejores y por supuesto libres de pensamiento izquierdista abstruso. No puede ser que se considere el título de magisterio como una carrera menor, cuando debiera ser la que más exigencias requiriera por parte de la selección del alumnado para entrar en la universidad.

 

 

 

Ojo también con los PNNs de las facultades, ya sabemos hacia donde tiran y como lavan cerebros de estudiante. A ver si podemos llegar a ser un país serio en el que se acabe valorando la Democracia, por encima de sus cosas buenas y malas, el mejor de los gobiernos posibles. Nada que coarte la libertad de los individuos es bueno, porque resulta letal para los humanos, no muchos, que tiran del carro del desarrollo y la prosperidad. Hay que asumir que la igualdad es algo que nunca se va a conseguir porque los humanos no son iguales. Solo puede conseguirse que cada uno tenga los mismos derechos en el punto de partida y luego ante la ley. Eso se consigue con una educación imparcial y buena. Y por cierto, buena no quiere decir con mucho dinero, quiere decir con los mejores enseñantes.

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario