Los interminables años políticos del día de la marmota que sufrimos en España

 día de la marmota
día de la marmota

 

 

“Cosas peores se han visto en la historia de la humanidad, que mira tu por donde a veces parece también el día de la marmota”

 

 

 No sé si ustedes habrán visto la película El día de la marmota, pero curiosamente tiene mucho que ver con la sociedad española de los últimos años. Vamos desde que “Zapatero” fue impulsado por la onda expansiva de un bombazo letal ferroviario al paraíso de los elegidos como futuros jubilados de lujo y fantasía. Esto es una pesadilla larga y tenebrosa. Con el empezó en nuestro país el famoso 15-M que fue aprovechado por comunistas Podemitas para pescar, entre españoles, las almas inocentes de jóvenes engañados, desinformados y carentes de cultura y memoria histórica.

Afortunadamente las aguas poco a poco van volviendo hacia la democracia, la libertad y la racionalidad. Pero nuestros años de la marmota, no acaban aquí. Con cientos de asuntos policiales, cerrados en falso, por desidia, mala investigación o directamente miedo, se ha creado un estado que hace que estos asuntos sigan corroyendo las mentes de personas, medianamente inteligentes, que no se tragan todas las mentiras que se cuentan desde los poderes públicos. Y claro esto crea un run run muy desagradable entre ese personal no bovino.

Por otra parte sigue aquí ese afán político de quítate tú que me pongo yo entre partidos de centro o centro derecha, combatiendo absurdamente por quién gobierna el país. El día de la marmota para este asunto acabará de dos manera posibles, o el centro derecha se aviene a razones y pactan para hacer una gran mayoría que pueda aglutinarse, dejando a un lado los fulanismos, o lo hará algún político ultra en este caso de ultra derecha, que arrase por aburrimiento de los votantes.

Cosas peores se han visto en la historia de la humanidad, que mira tu por donde a veces parece también el día de la marmota. Y por parte de la izquierda el día de la marmota viene desde la Ultra izquierda Leninista que busca a toda costa imponer, a la izquierda moderada, a los Socialdemócratas, su paraíso Comunista con sus más de cien millones de muertos. Se conoce que quieren seguir con el día de la marmota sangriento y Estaliniano.

Por otro lado seguimos en esos años de la marmota educativa. Nunca se ponen de acuerdo los partidos en que tipo de educación hay que dar a los niños. Yo les doy una pista. Algo alejado de sectarismos, de separatismos, de retorcimiento de las normas sociales y de cuentos chinos. Algo que se limite a educar en los grandes valores de la humanidad y en los conocimientos, que no tienen porqué ser memorísticos y si mucho de capacidad de búsqueda e investigación de los temas. Una educación casi individualizada por intereses y capacidades, una educación con medios modernos y amenos y que huyan de la política como de la “peste” que es. Una educación que anime a pensar y enseñe a tener criterio propio.

También seguimos en España en los años de la marmota en cuanto al empresariado, que todavía no ha comprendido; que no se trabaja más por estar más horas en las empresas, que tiene y puede haber flexibilidad de horarios y que así se incrementa la producción. Claro que la contrapartida han de ser unos sindicatos que no asuman como buena la vagancia, irresponsabilidad y escaqueo de los trabajadores. Debieran ser ellos los primeros defensores de esto, porque beneficia a la mayoría que hace lo que tiene que hacer. En ese sentido, la equiparación de sueldo con los países de nuestro alrededor haría milagros entre la descontenta población.

En cuanto a la política de la anticontaminación, efectivamente seguimos en los años Marmotiles, ¿¡Cuándo van ha enterarse los poderes públicos de que esto no se arregla suprimiendo el transporte privado, si no más bien propiciando el teletrabajo y dando facilidades para usar coches eléctricos y crear las infraestructuras necesarias para mantenerlo!? En cuanto a la energía, ¿Por qué esa testarudez en contra de los sistemas de Tesla? Ya sabemos que gente poderosa dejará de ganar tanto con otras fuentes, pero a cada uno le llega el turno de descender en la escala social cuando le toca.

Por último, y casi porque no me queda mucho más espacio, decir que o cambia la forma de pensar, de educar y estructurar un sistema de pagos a los que no trabajen, porque el trabajo irá cayendo en la automatización a marchas forzadas, o esto seguirá siendo el día de la marmota hasta que en un futuro más cercano que lejano, las instaladas en Europa y España hueste Islámicas nos impongan su Sharia, su religión y su teocracia. Con ese bombazo definitivo se perderán las raíces de la libertad, de la democracia, de la educación realmente libre y del Estado de Derecho que tantos siglos le ha costado a los seres humanos conseguir. Ese bombazo impondrá unos cientos de decenios de la marmota medieval difíciles de superar. Eso si se consigue. Recuerden ustedes que son precisamente nuestras raíces las que nos permiten caminar.

Share on Facebook23Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario