(2) Tres Titanes por el Pacífico. Españoles olvidados: Pedro Fernández de Quirós

A Saavedra se le puede denominar como “el guía de las rutas del Pacífico”.
A Saavedra se le puede denominar como “el guía de las rutas del Pacífico”.

 

 

“Pedro Fernández de Quirós se incorporó, siendo muy joven, a la Armada española convirtiéndose en un marino y navegante experimentado, sirviendo en 1595 como Piloto Mayor de Mendaña”

 

 

Pedro Fernández de Quirós, nuestro tercer héroe, nació en 1565 en Évora, Portugal. Entonces, las coronas de España y Portugal estaban unidas por lo que, siendo muy joven, se incorporó a la Armada española convirtiéndose en un marino y navegante experimentado, sirviendo en 1595 como Piloto Mayor de Mendaña, al que antes se ha hecho mención.

Católico devoto, peregrinó a Roma en 1600, donde obtuvo apoyo del Papa Clemente VIII para continuar con otras exploraciones. Fue al Perú en 1603 con la intención de encontrar la Terra Australis, la gran tierra mítica del sur del Pacífico, y conquistarla para España y la Iglesia. La expedición de Quirós, con las tres naves Santos Pedro y Pablo, San Pedro y Los Tres Reyes, partió de El Callao el 21 de diciembre de 1605 con 300 marineros y soldados. La expedición alcanzó las Tuamotu y las islas llamadas Nuevas Hébridas, y ahora, como nación independiente, Vanuatu, a unos 1.750 km al este de Australia, 500 km al noreste de Nueva Caledonia, al oeste de Fidji y al sur de las Islas Salomón.

 

 

 

Sale de El Callao la expedición de Pedro Fernández de Quirós, quien descubriría la mayor parte de las islas Nuevas Hébridas
La expedición de Pedro Fernández de Quirós, quien descubriría la mayor parte de las islas Nuevas Hébridas salió de El Callao

 

 

 

Este nombre deriva de la leyenda inca que decía que al oeste había islas llenas de oro por lo que, inmediatamente, se compararon con las minas del rey Salomón, y, aunque no se encontró oro, este nombre perduró. Quirós desembarcó en lo que creyó parte del continente meridional y, creyendo que efectivamente había llegado a la Terra Australis, bautizó a esas tierras con el nombre de Terra Austrialia del Espíritu Santo, combinando las palabras Austral y Austria, dinastía reinante en España y Portugal. La isla todavía hoy lleva el nombre de Espíritu Santo. Allí fundó un establecimiento que llamó Nueva Jerusalén, pero fue pronto abandonada debido a la hostilidad de los nativos y a los desacuerdos entre los componentes de la expedición. Actualmente, en Australia se recuerda a Pedro Fernández de Quirós porque le atribuyen la invención de dicho nombre, pero, como queda dicho, realmente llamó a esas tierras ‘Austrialia’.

Algunas semanas después Quirós se hizo a la mar. El mal tiempo lo separó de las otras naves y no conseguiría, según afirmó, volver a la orilla. Entonces puso rumbo a Acapulco en Nueva España, a donde llegó en noviembre de 1606. Su segundo en el mando, Luis Váez de Torres, después de buscar inútilmente a Quirós, regresó a Espíritu Santo, explorándola y descubriendo que era realmente una isla, por lo que siguió navegando en búsqueda de la Terra Australis hasta que agotadas sus posibilidades sin obtener resultados positivos se dirigió a Manila. Quirós volvió a Madrid en 1607 a sabiendas de que estaba cerca de ese gran continente que es Australia pidiendo ir a explorar y redactando decenas de memoriales, pero era tomado por loco, pasó los siete años siguientes en la pobreza, escribiendo numerosos memoriales como decimos, relatando sus navegaciones y pidiendo al rey Felipe III dinero para un nuevo viaje.

 

 

 

Una leyenda inca decía que al oeste había islas llenas de oro por lo que, inmediatamente, se compararon con las minas del rey Salomón y, aunque no se encontró oro, este nombre perduró. Mapa elaboración propia ©José Antonio Crespo-Francés
Una leyenda inca decía que al oeste había islas llenas de oro por lo que, inmediatamente, se compararon con las minas del rey Salomón y, aunque no se encontró oro, este nombre perduró.
Mapa elaboración propia ©José Antonio Crespo-Francés

 

 

“Al final enviaron a Pedro Fernández de Quirós a Perú con cartas de recomendación, pero a la vez se mandaron cartas secretas ordenando que no se le hiciera caso y moriría olvidado y abatido en Panamá en 1615”

 

 

 

Al final, lo enviaron a Perú con cartas de recomendación, pero a la vez se mandaron cartas secretas ordenando que no se le hiciera caso, pues el Rey no tenía verdadera intención de financiar otra expedición. Quirós moriría olvidado y abatido en Panamá en 1615. Estos tres protagonistas fueron los pioneros de la exploración en el Pacífico como podemos apreciar en cualquier la cronología naval y gracias a ellos se establecería después el viaje de regreso desde Filipinas a Nueva España. Debemos recordar la huella dejada por esos españoles olvidados que entregaron su vida en aras del servicio en esta preciada ruta marítima, para reencontrar el camino que une el mundo hispano con las regiones del Pacífico occidental.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
José Crespo

José Crespo

José Crespo. Si Vis Pacem Para Bellum, enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, Soldado en la reserva, colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por".

Deja un comentario