La Televisión irrespetuosa y los espectadores que no tienen respeto ni a ellos mismos

La Televisión irrespetuosa
La Televisión irrespetuosa

“El primer problema de la Televisión es la mala calidad de la masa de espectadores. No se tienen respeto ni a ellos mismos. Como van a exigir algo a los irrespetuosos. Y para eso véanse los contenidos”

Menos mal que cada día que pasa la televisión está más próxima a ser sustituida por YouTube e Internet. Pero éste medio está chupando de los vicios más dañinos de las televisiones en abierto y también, porque no decirlo, de las de pago. Hace tiempo que vengo observando, aparte de la mala calidad de los contenidos, muchos de ellos zafios y chabacanos, hechos por listillos generalmente de izquierdas, porque la tele está llena de progres, o sea, los seudo artistas de otras artes que quedaron a medio camino por falta de recursos intelectuales. También las malas realizaciones, locuciones, guiones y demás actividades profesionales, que en aras de la productividad han sido reducidas a la escoria más humilde que uno pueda recolectar.

Esto se produce en parte por desconocimiento de muchos de los trabajadores jóvenes que carecen de guías “seniors”. Los pocos buenos y auténticos profesionales han de agachar las orejas para cobrar las miserias que pagan muchas de esas empresas después de muchos años de trabajo, eso si no han sido previamente sometidos a un ¿ERE voluntario? a mayor gloria de otros ganadores de terreno público como muchas productoras afines a cargos colocados en puestos de gobierno y los beneficios de cuatro accionistas y consejos de administración.

Puedo entender que personas como Steven Spilberg, prodigioso director y productor de muchas grandes películas de muy buena factura, puedan ahora ocupar cargos de dirección tanto en sus propias empresas como en empresas independientes de televisión. Pero es que aquí en España siempre se confunde alto cargo con máximo nivel de ineptitud. Que alguien me explique que hacen los políticos dirigiendo TVE o que hacen también estos y los sindicatos en los consejos de administración y comités de informativo. ¿Cómo es que un director general debe dar cuentas ante el parlamento de los problemas políticos que puedan producirse en una emisora. No señores, No. Los parlamentos no están para estas chorradas, por mucho que las oposiciones o gobiernos quieran usar la televisión como arma en su Pim Pam Pum particular.

Para solucionar problemas de este tipo contra cualquier empresa se acude a los tribunales de justicia, aunque claro, por otra parte, con la independencia que se gastan, gracias también a la injerencia de los partidos políticos en la elección de dichos jueces, queda reducida al ridículo más espantoso. ¿Qué hay de la separación de los tres poderes en democracia? Esto no debe ser así. Los medios de comunicación deben ser dirigidos por sus profesionales, que ya sabrán rodearse de buenos gestores para el tema de administración. Pero ante todo los Directores generales de las televisiones tienen que saber qué negocio tienen entre manos, que no es fácil, porque abarcan muchísimas profesiones que hay que coordinar casi desde el mismo instante en que se acepta una configuración global de la estructura de producción.

Es más no me refiero a la dirección de Radio o Tv en particular sino al propio Ente Público, por ser lo que es un servicio público, que debe ser gestionado por las personas que entienden de él. No digo nada de las televisiones privadas, que allá ellos con sus jefecillos medio periodistas de tres al cuarto, salvo excepciones generalmente apartados para no hacer sombra, que ni saben informar, ni distinguir entre opinión e información y tampoco entre entretenimiento he información. Miento, sí lo saben pero, ocultan de esta manera propósitos políticos espurios de manipulación de masas aborregadas.

Y tras todo eso voy a lo concreto. En mis años de trabajo en TVE jamás vi que se cortara una película en medio de una frase o incluso de la propia frase, por necesidad de que entrara la publicidad. Esto señores se cuadra antes de la emisión, se buscan los puntos adecuados de corte entre escenas o bloques de programa y no al buen tun tun a mejor gloria del anunciante. De hecho existía un profesional que se encargaba de esto o si el programa era de producción propia podía venir dado el corte con la inclusión de cortinillas. Ya se que los espectadores no son más que el producto que ustedes venden a las compañías publicitarias.

Pero ahora pregunto ¿qué tal si la respuesta por la mala educación de las televisiones fuera informar, mediante llamada o cartas a los anunciantes, de que jamás compraran un producto que les insulta cuando provoca un corte de programación en un lugar inadecuado? Esta respuesta puedo decir a los espectadores, por muy borregos que sean, es espectacular. Si la ejerce uno solo no tiene mucho impacto, pero si es una gran masa de espectadores, funciona. Esto también está pasando en internet, donde la moda es interrumpir a la mitad un contenido audiovisual. Es lógico que lo hagan estas plataformas que viven de la publicidad, pero ésta, no se puede dar de manera irrespetuosa o de manera vil e impropia. Lo malo es que a la mayor parte de la gente la calidad de los productos de consumo les importa un nabo y más si no se comen, así que habrá que darse por jodido, porque el primer problema es la mala calidad de la masa de espectadores. No se tienen respeto ni a ellos mismos. Como van a exigir algo a los irrespetuosos. Y para eso véanse los contenidos.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Un comentario sobre “La Televisión irrespetuosa y los espectadores que no tienen respeto ni a ellos mismos

  • el 8 mayo 2018 a las 18:56
    Permalink

    Subscribiendo todas y cada una de tus palabras, estimado Rodolfo, hay un dato que me gustaría destacar: los canales de Mediaset y los de Atresmedia sumaron un 86,4 % de cuota de pantalla en el primer trimestre del año 2016. No imagino cual será la cuota de pantalla de ambas plataformas hoy en día. Con este monopolio, se puede maltratar al espectador. El dilema que se les plantea a estas dos multinacionales es elegir entre tener becarios baratos sobre explotados o profesionales de nivel, y por lo visto, han decidido optar por la primera elección. Así, cuando la cadena principal se cuida de hacer una profesional transición a la publicidad, no tienen ni profesionales ni ganas de hacer una lo mismo en el resto de sus canales y en ellos, se produce un “Aquí te pillo, aquí te mato” y pasan a la publicidad l instante ¡Plash! porque emiten los mismos anuncios que la cadena principal al mismo tiempo que en las otras -lo que aumenta sus pingües beneficios por ingresos publicitarios de los anunciantes-, independientemente de que el televidente se quede con la palabra en la boca de Sheldon Cooper si está viendo NEOX, por ejemplo. Enorme apreciación la tuya, estimado Rodolfo, de la que apenas nadie ha escrito. Enhorabuena.

    Respuesta

Deja un comentario