¿Qué cómo me los asilaría yo? Por Rodolfo Arévalo

 las Maras, de delincuentes de todo tipo, que no dudan en llevarte al otro barrio por un quítame allá esas pajas
las Maras, delincuentes de todo tipo, no dudan en llevarte al otro barrio por un quítame allá esas pajas

“En esos países o entras en el juego de la corrupción en el caso de África estructura feudal de, mi jefe me protege, y en Latinoamérica, mi Mara cuida de mi”

Si hay algo que está absolutamente claro en este mundo, es que donde hay democracia hay corrupción, porque es connatural a los seres humanos. Pero de lo que nadie puede dudar es de que en los Estados democráticos de Derecho, más tarde o más temprano los corruptos pagan con la cárcel sus Charlotadas y barrabasadas. Esto que es generalmente verdad en lo que llamamos mundo occidental, no lo es en el resto del mundo, pero sobre todo en lugares como África e Hispanoamérica. El nivel de corrupción de dichas latitudes es de tal dimensión que esta profundamente arraigada en la sociedad. Es corrupto el más rico y poderoso, como a su nivel lo es también el pobre más tirado. Cuando buscar qué comer en el día a día se vuelve lo más importante a hacer en el día a día, qué importan los demás, ¡que se busquen la vida! Dirán los otros. Y es así, porque no hay otra salida, porque en esos países o entras en el juego de la corrupción en el caso de África estructura feudal de, mi jefe me protege, y en Latinoamérica, mi Mara cuida de mi, o estás abocado a morir de hambre, si no de asco o de cualquier otra cosa.

Cuando aquí decimos ¡Pobres cómo viven los inmigrantes Africanos que llegan a España, demuestra el desconocimiento absoluto que tiene el común de la gente de lo que es vivir en países de África. Estos países por unos factores Culturales y de evolución global, han permanecido en las religiones animistas y en los Estados Feudales. En esta situación, si ocupas un puesto bueno en un grupo dominante de la población, como por ejemplo el del secretario del presidente del gobierno, pues, mal que bien vives y mientras seas perrito faldero de tu señor, pues ahí estás. Lo malo es que de repente otro grupo tribal y feudal decide que ya está bien y que es hora de que ellos chupen del bote. Pues bien, se ataca, se gana, se pasa a cuchillo a toda la camarilla anterior señor feudal y a rey muerto, rey puesto. ¿Quién no se beneficia nada de nada de todo esto? Respuesta los millones de mediopensionistas de los siervos de la gleba que, aunque ahora ya no son agricultores, siguen pagando en sus carnes y en sus vidas los caprichos y lujos de sus señores feudales.

“Da igual que desde aquí quieran ponérsele adjetivos como Mobutu dictador de derechas, Laurent Cabila, demócrata de izquierdas”

Da igual que desde aquí quieran ponérsele adjetivos como Mobutu dictador de derechas, Laurent Cabila, demócrata de izquierdas, mentira, si ustedes lo creen es que son más simples que el mecanismo de un chupete. La única realidad es quítate tú que ahora me pongo yo, y si solo te corto las orejas o el brazo será porque soy un gobernante magnánimo. Esa es la realidad de esas sociedades señores engañados. Así que cuando ustedes vean un mantero por las calles, piensen que vive aquí cuarenta veces mejor que en su país, aunque sea en un piso compartido con otras seis personas.

No digo nada acerca de la situación en América Latina, saturada de bandas criminales mafiosas, de distribuidores y productores de droga y de grandes terrateniente pringados hasta las orejas en los negocios sucios. Todo esto sumado a las bandas armadas, las Maras, de delincuentes de todo tipo, que no dudan en llevarte al otro barrio por un quítame allá esas pajas. Nos asombramos cuando vienen cientos de miles de inmigrantes y no, no los podemos meter aquí en Europa o en Estados Unidos. Se necesitan países enteros, con todos los recursos, para asilar a todas estas personas. No, no podemos ser las hermanas de la caridad, porque acabaremos de la misma manera todos los habitantes de occidente.

“Todos hemos llegado hasta aquí como decía Churchill con sangre, esfuerzo, sudor y lágrimas, Así de claro y así de simple. Si hay que aclararlo más pues eso, ¿que cómo me los asilaría yo?”

¿Qué se puede hacer? Algunos dicen ayudar en origen con trabajo y dinero, vale pero no funciona, ¿por qué? Pues porque las mafias y los gobiernos que tienen que ejecutar esas donaciones son los mismos corruptos que subyugan a su gente. Yo he visto pudrirse un avión entero de suministros para una crisis en el aeropuerto de Ndjily en Kinshasa, porque nadie lo recogía y hacía el reparto. Era más rentable robar cosas por las noches o a plena luz del día y vender la ayuda a precio de oro en los mercadillos. Ah¡ por Dios exclamaran. Y dirán ustedes ¿Cuál es la solución? Puede que no guste, pero en principio y hasta que esas sociedades no evolucionen es la única, entrar a sangre y fuego para acabar con los corruptos, los mafiosos las bandas y los chuletillas feudales. Pero no para luego retirarse no. Hay que volver a gobernar esos países si, la cantidad de años suficientes como para que las capas sociales medias puedan contener los problemas que se han generado desde que esas antiguas colonias recibieron una independencia para la que no estaban preparados. Otra solución es dejarlos partirse la cara y desentenderse, pero aún así, nos afectará. Esto es así, es duro, es cruel, es inmoral, pero es que toda la especie humana ha pasado por ahí, incluso la que ocupa ahora el mejor de los lugares del mundo y los mejores gobiernos, todos hemos llegado hasta aquí como decía Churchill con sangre, esfuerzo, sudor y lágrimas, eso sin sumar la sangre de muchos que dieron su vida por los demás. Así de claro y así de simple. Si hay que aclararlo más pues eso, ¿que cómo me los asilaría yo?

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario