El errante PP, el eternamente falso PSOE y la militancia en los Medios de Comunicación. Por Antonio de la Torre

el eternamente falso PSOE y la militancia en los Medios de Comunicación
El eternamente falso PSOE y la militancia en los Medios de Comunicación

“Usted es de militancia socialista, ¿verdad?  Porque no sabe dónde está ni qué rumbo lleva, hizo una promesa que no puede cumplir y espera que otro le resuelva el problema”

 

 

Permítanme mis lectores que me tome la licencia de empezar hoy mi artículo con una especie de chiste que no hace otra cosa que recoger en clave de humor lo que maldita la gracia que tiene, pero que a lo largo de la Historia y muy en particular en estos últimos treinta y ocho años, que ya no es sólo historia sino vivencia de muchos, yo entre ellos, se ha convertido en triste realidad.

Dice así el “chiste” en cuestión:

– “Un señor va en coche y se percata de que está perdido, maniobra y pregunta a alguien en la calle:

– ¡Disculpe!, ¿podría usted ayudarme? He quedado a las 14:00 con un amigo, llevo media hora de retraso y no sé dónde me encuentro!

– Claro que sí -contesta el viandante- se encuentra usted en un coche, a unos 7 Km. del centro de la ciudad, entre 40 y 42 grados de latitud norte y 58 y 60 de longitud oeste.

– Es usted ingeniero, ¿verdad? -dice el del coche.

– Sí señor, lo soy. ¿Cómo lo ha adivinado?

– Muy sencillo, porque todo lo que me ha dicho es técnicamente correcto, pero prácticamente inútil. Continúo perdido, llegaré tarde y no sé qué hacer con su información.

– Usted es socialista, ¿verdad? -pregunta el de la calle.

– En efecto -responde orgulloso el del coche- ¿cómo lo ha sabido?

– Porque no sabe dónde está ni qué rumbo lleva, hizo una promesa que no puede cumplir y espera que otro le resuelva el problema. De hecho, está usted exactamente en la misma situación que estaba antes de preguntarme, pero ahora, por alguna extraña razón parece que la culpa es mía…”. No concreta el chiste si el coche era propio o del partido ni si pagaría con la tarjeta de crédito con cargo al presupuesto, pero lo podríamos suponer.

Y esto es lo que, a mi juicio, define exactamente al Partido Siempre Opuesto a España como vengo denominando hace tiempo a este PSOE –y al de siempre– y que le va mucho mejor a sus siglas que lo que se llaman, hace tiempo perdido –porque como he repetido muchas veces, salvo Partido, en el sentido de roto, ni es Socialista, ni Obrero ni, mucho menos, Español–, que se volverá a cargar la estabilidad de España si es que esta vez no acaba con ella del todo, como lleva más de un siglo intentándolo.

Felipe González y Pedro Sánchez en un acto electoral del PSOE
Felipe González y Pedro Sánchez en un acto electoral del PSOE

“Vimos cómo las reformas y permisividades de los gobiernos de Felipe González casi institucionalizaron la corrupción, pero ahora parece que el único partido corrupto es el PP”

Vimos cómo las reformas y permisividades de los gobiernos de Felipe González casi institucionalizaron la corrupción, pero ahora parece que el único partido corrupto es el PP; vimos cómo el atentado del 11-M en las estaciones de cercanías dejó más que dudas en su diseño y autoría, pero se impone el “España no merece un gobierno que mienta”, se manipula lo que haya que manipular –jornada de reflexión incluida– y se hace creer que el culpable es el otro; se arruina dos veces España, económica y socialmente, la recupera –al menos económicamente– el PP, pero se aprovechan los propios errores de estrategia de éste, la izquierda los utiliza, gana la calle y consigue una insólita aunque atomizada representación en la Carrera de San Jerónimo que en menos de tres años subvierte -si no pervierte- la voluntad de los españoles en las urnas y lo que no le dan estas lo alcanza, sin programa de gobierno alguno y utilizando negociaciones “secretas” e inconfesables -que ya vamos viendo en qué consistieron- con veintidós partidos agrupados bajo nueve siglas -que van desde la extrema derecha a la extrema izquierda nacionalistas, filoterroristas incluidos- con el denominador común de su poco españolismo, para echar al partido que por tres veces seguidas les ganó las elecciones generales, en un contubernio que como también vengo repitiendo me recordó no poco a los preliminares de aquel terrible atentado de las estaciones de cercanías de Madrid, pero esta vez sin llegar al drama violento porque sabían que les bastaba con forzar una “votación” en el hemicirco, algo que era evidente que sucedería en esta legislatura aunque no estaba claro el cómo y el cuándo, que fueron la moción de censura interpuesta por un partido bajo mínimos, con escasa representación y, para más inri, un candidato sin escaño y el 1 de Junio de 2018, mitad de legislatura.

Y que nadie se engañe pese a la mucha prensa argumentando en esa línea, de no haber prosperado la moción por la perseguida dimisión de Mariano Rajoy, habría venido la que PabLenin Iglesias llamaba “instrumental” porque, como en 2004, el único objetivo era que la derecha no siguiera en el Gobierno, como fuera. Y como la “suerte” va por barrios, veremos el recorrido que una y otra prensa le dan a la nueva trama de corrupción descubierta  en Valencia con la detención del presidente de la Diputación, el socialista Jorge Rodríguez, su jefe de gabinete, Ricardo Gallego, y unos cuantos altos cargos de un par de empresas públicas –la tapadera autonómica y municipal para dar empleo y sueldo a compañeros y familiares–. Tiempo habrá para verlo, como los ERE, el de la UGT de Asturias y muchos más del PSOE, de los que se habla poco.

Maillo, rodeado de los hasta ahora vicesecretarios generales del PP
Maillo, rodeado de los hasta ahora vicesecretarios generales del PP

“Mientras tanto, el principal partido ahora de la oposición continúa cual personaje de Pirandello, en busca de su autor -líder en este caso-“

Mientras tanto, el principal partido ahora de la oposición continúa cual personaje de Pirandello, en busca de su “autor”-líder en este caso- en una precampaña de primarias, casi de infarto, a las que comparecerán seis candidatos después de la eliminación del séptimo, que no ha conseguido los cien avales requeridos y que amenaza ahora con impugnarlas. ¿Cómo será el personaje de las Nuevas Generaciones valencianas para no haber recogido esa irrisoria cifra de firmas que lo respaldasen? Ahí lo dejo, pero ya he dicho muchas veces que esa “organización juvenil” (muchos con más de treinta años) de las NN.GG., como la de las Juventudes Socialistas, sólo es, en su inmensa mayoría, una “fábrica” de políticos inanes, sin más “preparación” que en el arte de la trepa, réplica de la casa matriz en cargos y estructura. Veremos qué ocurre el próximo 5 de Julio y cuántos son al final los que votan de esos afiliados al día de pago que parece que no llegan al 8% de la supuesta militancia popular y qué dos son los elegidos para la segunda vuelta en el Congreso previsto un par de semanas después.

Y si después del proceso de primarias, este partido se reconstruye y el contubernio del 1 de Junio en el Congreso -fruto del cual este insolvente intelectual y ambicioso sin escrúpulos hasta el infinito, ejerce de presidente del gobierno- permite que se produzca un proceso electoral limpio antes de convertir España en otra Venezuela – objetivo último de su socio principal, si no suyo también-, habrá que ponerse manos a la obra para arreglar la nueva ruina económica -quiero suponer que más leve en esta ocasión, porque espero y deseo que sea más corta esta nueva etapa socialista- y, ojalá de una vez, la urgente regeneración social, moral y educativa -la clave del futuro sin duda-, perdidas las tres en estos cuarenta años por la buena fe de unos -los que estando en el poder cedieron en 1976/78-, la acción directa de nacionalismos e izquierda en aquellas negociaciones y desde entonces y la omisión cobarde o interesada de los otros, ese supuesto centro derecha que debería representar el PP, que también tuvo su parte activa en el desaguisado ¿verdad Sr. Aznar, “conde del Majestic y duque de El Escorial” y, en menor medida, Sr. Rajoy, “marqués del diálogo sin fecha de caducidad”, que puso la guinda al “pastel”?

Por cierto que esos periodistas de las alcachofas granates y determinados medios digitales y de papel que se dicen “liberales” -yo los llamo resentidos-, a los que su inquina contra Rajoy y Sáenz de Santamaría –no dudo que con alguna razón– convirtió de manera sorprendentemente unánime en naranjas, queriéndonos hacer ver a ese partido de aluvión como el nuevo “centroderecha” español –curiosamente formado por una inmensa mayoría de desechos de la izquierda, más o menos moderada–, se vuelven ahora partidarios acérrimos de Pablo Casado, lo que me lleva a advertir al joven y prometedor candidato a presidir el Partido Popular de que no se deje influir demasiado por esa “claque”, que puede suponer una “afición” peligrosa.

Entre tanto, se sigue deshojando la margarita de los nombramientos de cargos, que puede hacer que a partir de ahora la verdadera “Roja” no sea la Selección española sino la ya izquierdosa TVE si se confirma lo que adelantó ayer el dueño de Villa Tinaja de Galapagar, que ya aspiraba a controlarla en el intento de gobierno que adelantó tras las elecciones de 2015 y que ha dejado claro lo que piensa al respecto: “los medios son los mejores instrumentos de politización. La gente no milita en los partidos, sino  en los medios de comunicación”. Que le pregunten si no al golpista fugado y a sus compinches –antecesores y sucesores– sobre su herramienta adoctrinadoraTV3.

Share on Facebook34Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Antonio de la Torre

Antonio de la Torre

Aficionado a la política, decepcionado con mi corta experiencia en ese mundo, y preocupado con la situación de "España, S. A.". Modesto tertuliano y articulista de opinión. Comparto inquietudes y propuestas, tratando de ayudar a crear opinión para mejorar el pervertido sistema político que nos ningunea.

4 comentarios sobre “El errante PP, el eternamente falso PSOE y la militancia en los Medios de Comunicación. Por Antonio de la Torre

  • el 30 junio 2018 a las 13:06
    Permalink

    El impás momentáneo de PP, bien aprovechado, podría ser el reinicio de la transición a un sistema democrático progresivo.
    Tienen tiempo y recursos más que suficientes sin necesidad de enfangarse haciedo oposición a unos rivales que se han comprometido a hacer la política del PP, mientras se reorganizan cómodamente.
    La ocasión es irrepetible.
    Un poquito de indecencia política colaborando en atizar las áscuas de las más que consabidas rencillas entre rojeras, azuzando a unos y a otros en el batiburrillo que tienen montado cual mercadillo de abastos, y el trifostio puede ser monumental. Lamer las heridas les podría llevar lustros.

    Respuesta
  • Antonio De la Torre Luque
    el 30 junio 2018 a las 19:56
    Permalink

    Coincido totalmente con su opinión. La pena es que se haya desaprovechado la irrepetible ocasión de la mayoría absoluta de 2011 que con el PSOE en caída libre, hubiera puesto a ese partido fuera de combate para varias décadas y, seguramente, no se habría propiciado el que aparecieran oportunismos de uno u otro lado, Podemos y VOX ni que ese partido provinciano de color naranja -mezcla de rojo y amarillo, que no es poco-, que no sabe donde está ni hacia donde quiere ir hubiera dado el salto nacional que sólo ha servido para complicar aún más el panorama.
    ¿Atenderá el PP su propuesta de ese poquito de “indecencia política”, por sí mismo y más aún con el poco apoyo mediático que tiene? Yo me uno a su propuesta y a ver si saca un poquito el colmillo, que en algún lado debe tenerlo.
    Feliz rade.

    Respuesta
  • el 1 julio 2018 a las 11:33
    Permalink

    Totalmente de acuerdo con el articulista, si bien apuntaré algo al mismo. Pedro Sánchez presentó la moción de censura más con el convencimiento de perderla que de ganarla. Su ánimo de presentarla se debió a que Ciudadanos, al verse en la creta de la ola, pretendía del PP que se adelantaran las elecciones, cosa que en nada beneficiaría al PS, ya que estaba en caída libre. Luego sucedió lo que sucedió; la indignidad del PNV, insaciable en sus exigencias sin importarle a quien traiciona. El que inició el incendio fue C´s, con la pretensión de ganar las elecciones; ahora comprueban que contra Rajoy vivían mejor.
    Del PS mejor no hablar, sea cual sea su líder, la manipulación la tienen por bandera. Ahora nos enteraremos, nuevamente, lo que significa que gobierne un populista.

    Respuesta
  • Antonio De la Torre Luque
    el 1 julio 2018 a las 15:24
    Permalink

    Amén, don José. Nada que añadir a su acertado comentario.

    Respuesta

Deja un comentario