Y decían de la infame Ley Mordaza… Pues nada, con la nueva Comisión de la Verdad, nos veremos en la cárcel. Por el Doctor Mabuse

El PSOE anuncia una reforma de la Ley de Memoria Histórica para sacar los restos de Franco del Valle de Caídos
El PSOE anuncia una Comisión de la Verdad para superar la Ley de Memoria Histórica

 

“Me parece muy bien que se pongan las cosas en su sitio y que se administre justicia, la memoria histórica, pero espero que investiguen y condenen también las “sacas”, los “paseillos”, los “matariles” y los fusilamientos  efectuados por el Frente Popular”

Me parece muy bien que se pongan las cosas en su sitio y que se administre justicia, la memoria histórica, pero espero que investiguen y condenen también las “sacas”, los “paseillos”, los “matariles” y los fusilamientos (amén de la quema de iglesias, conventos y monasterios, destrucción de arte y literatura, etc…) efectuados por el Frente Popular, anarquistas, socialistas, republicanos rasos y elementos de similar pelaje, sobre civiles y sacerdotes indefensos, sin juicios previos, sin asistencia legal de ningún tipo, con nocturnidad y alevosía, durante los (muchos) meses previos y subsiguientes al comienzo de la Guerra Civil (reavivada por Zapatero y otros abocinados mentales).

Me imagino que, además de haberme convertido en “facha” a ojos de algunos que me leen, probablemente sea un personaje odiado por la recua de asnos y tocinos de toda ideología reinante que cohabitan en el Congreso y Senado. Pero me da bastante igual. En este tema soy incombustible. Y les diré por qué.

Cinco hermanos de mi abuelo materno, del bando republicano” cayeron en el norte, solamente porque la línea divisoria del frente les sentenció a estar donde les pilló.

Mi propio abuelo Amancio, socialista de corazón, también formó parte del bando republicano porque le pilló en Madrid. Lo curioso es que, determinado a no matar absolutamente a nadie, primero se dedicó a disparar por encima de las cabezas del “enemigo”, para apuntarse después a sanitario. Por las noches, en Peguerinos, se cambiaban con los “nacionales” (muchos, conocidos y vecinos suyos) cartas, saludos y comida en una fuente. Una vez cruzó las líneas, jugándose la vida, para llevarle a mi madre (de muy corta edad) unos zapatitos de charol como regalo de cumpleaños.

Y a otro tío abuelo mío, le fusilaron en Paracuellos. ¿El delito? Salir de misa y ser seleccionado por un grupo de republicanos como “enemigo”. Un peligro, vamos.

Paracuellos, una carnicería… La Peña de Francia, un horror…

“Lo cierto es que lo de intentar ganar una guerra, tan criminal como absurda, a base de borrar el pasado o inventarlo estilo Gran Hermano es, como poco, de una catadura moral más que cuestionable”

Muertos y represaliados a izquierda y derecha. ¿La razón? No lo sé, es muy complicado. Lo cierto es que lo de intentar ganar una guerra, tan criminal como absurda, a base de borrar el pasado o inventarlo estilo Gran Hermano es, como poco, de una catadura moral más que cuestionable.

Cunetas y similares han existido en ambos bandos. Represalias, antes y después, han sido ejecutadas por todos. Es cierto que Franco dispuso de más tiempo, pero no todo el mochuelo que le cargan le corresponde… ¿Recuerdan el episodio del hallazgo en Alcalá de Henares, no hace mucho tiempo, de una fosa común con fusilados? Saltaron por los aires los noticiarios y se comenzó a airear “otro crimen más del Franquismo” a los cuatro vientos… hasta que se comprobó que los muertos eran militares del bando nacional, ejecutados sin juicio (y eso que eran prisioneros). Bueno, pues a partir de ese momento, todo “desapareció” misteriosamente del noticiero…

Y termino: ¿yo qué tendría que ser, siguiendo la siniestra tradición española de continuar el odio visceral según el abuelo fuera de un bando o de otro? ¿Contra quién he de escupir la hiel? No se preocupen, que yo les contesto…

Soy español y punto. Quiero que estos chulos de políticos dejen de robarme, de malgastar en chorradas, de reavivar odios guerracivilistas, de ceder a chantajes de terroristas, populistas e independentistas, de hacerme la vida imposible por haber nacido por estos lares…

Estoy muy harto y muy aburrido de coletas, corruptos, mangantes, marsupiales, listos, revanchistas y vendedores de ilusiones progremierdas.

Yo lo que quiero es votar, para que me dejen decidir por mayoría ciudadana (no congresista) quién debería intentar dirigir este indigesto cotarro.

Si alguien se ha ofendido, hay farmacias por todas partes donde comprar pomada. Y que no se preocupe, que con la ley que PEDO “Ken” Sánchez quiere aprobar, opinar sobre estos temas será objeto de persecución judicial (salvo que digas lo que ellos quieran, claro).

Y decían de la infame Ley Mordaza… Pues nada, nos veremos en la cárcel…

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
doctor Mabuse

doctor Mabuse

Criminólogo, abogado, profesor de artes marciales, experto en terapias japonesas y crítico cinematográfico en diversas publicaciones, webs, y en RNE1, donde ejerció como "el Doctor Mabuse". Su pasiión por los clásicos, Shakespeare, las Bellas Artes, la Historia, Roma y Oriente -sobre todo Japón- ocupan sus pocos ratos libres. Y entre mis pasiones debo con sinceridad añadir "Londres"

Un comentario sobre “Y decían de la infame Ley Mordaza… Pues nada, con la nueva Comisión de la Verdad, nos veremos en la cárcel. Por el Doctor Mabuse

  • el 18 junio 2018 a las 10:27
    Permalink

    Vamos atener que volver a sintonizar radio pirenaica libre. La Ley Regreso tiene la culpa, como si no estuviéramos más que ocupados con el presente.
    Bendita ley mordaza que ha permitido ocupar el gobierno a un mentecato a base de injurias y falsedades inasumibles en un verdadero estado de derecho.
    Marchando otra de ley mordaza, por favor…
    Pero ¡qué va! llega la máquina del tiempo para cambiar la historia sin parafernalia ni efectos especiales, ni avería del regulador de fluzo. Todo muy cutre, ni siquiera en blanco y negro, ni en sepia. Imagíneselo vd si tiene cojones, pero sobre todo callaico.
    Para legislar y reglar la memoria colectiva haría falta primero crear una potente industria darmaceutica nacional para la imprescindible producción masiva de SOMA.
    Una intensiva campaña subliminal añadida a la dosis oblugatoria de soma, y asunto concluido.
    La ley Retorno concluida y aplicada.

    Salud.

    Respuesta

Deja un comentario