No se puede ser esclavo de unos individuos que anteponen la igualdad a la libertad. Por Rodolfo Arévalo

Los rostros del socialismo hoy no tienen cabida en nuestra sociedad moderna
Los rostros del socialismo hoy no tienen cabida en nuestra sociedad moderna

Cuando en 1982 ganó las elecciones el PSOE, mi padre estaba hospitalizado por una perforación de estómago. Le tuvieron que practicar un Bill Rot 2 que es una intervención que consiste en quitar el estómago prácticamente entero. Por otra parte se le había formado un absceso de pus, por aquella causa, cerca del hígado que también tuvo que ser limpiado a fondo. Tras eso dio con sus huesos en la UVI de un hospital y ya habiendo salido de ella, en la habitación fue testigo por TV de cómo el PSOE ganaba las elecciones. Fue entonces cuando mi madre, hija de padres Socialistas dijo aquello de “En treinta años, España estará peor que Italia en Corrupción y desgobierno”, no se equivocó en casi nada, solo en que no incluyo la locura autonómica.

“Viajar toda la vida al lado de un diplomático te da una visión del mundo más aséptica, porque ves multitud de variaciones culturales de todo tipo que expanden tu manera de ver y comprender el mundo”

Viajar toda la vida al lado de un diplomático te da una visión del mundo más aséptica, porque ves multitud de variaciones culturales de todo tipo que expanden tu manera de ver y comprender el mundo. Yo por mi parte aprendí a ver a primera vista en quién se puede confiar y en quién no. Cuando eligieron a Chávez como presidente de Venezuela, me pareció un bocazas, un fatuo, un engreído y un dictador, no como gobernante, si no como persona. Esto nada más verlo abrir la boca en TV. Tengo de testigo a mi mujer que me oyó decir ¡uy este, verás!. No me equivoqué lo más mínimo, por eso cada vez que conocemos a alguien me pregunta “¿Qué te parece?” y yo contesto según la impresión que tengo de primeras. No suelo errar, salvo en rarísimas ocasiones.

Cuando Apareció Pablo Iglesias, dije lo mismo y al conocer al elato de Pedro Sánchez no tuve ni que esperar a que abriera la boca. Con esa pinta de modelo de la marca Emidio Tucci que le caracteriza, dije “este es otro elemento de cuidado”. Esto también a primera vista. En general suelo acertar en mis predicciones, y mira que me fastidia tener razón cuando mis argumentos son negativos y no puedo evitar que ocurran.

PSOE y Podemos registran la proposición de ley para amordazar al Senado. Por Santi Orue
PSOE y Podemos registran la proposición de ley para amordazar al Senado. Por Santi Orue

“Hay una cosa que no llego a entender, ¿cómo tiene la gente estas orejeras para no enterarse o no querer enterarse de nada?”

Hay una cosa que no llego a entender, ¿cómo tiene la gente estas orejeras para no enterarse o no querer enterarse de nada? Hay dos tipos de mundo, y no les pongo calificativo, aquel en el que los bienes de producción los tienen los individuos y tienen libertad para comprar, vender, producir y crecer y el otro en el que la gente no puede poseer ningún medio de producción porque estos están en manos del Estado, que actúa como empresario y paga cantidades más o menos iguales a todo el mundo. Este segundo mundo que parece una panacea de la igualdad, siempre está condenado a caer y desaparecer. La razón es sencilla, el ser humano biológica y socialmente es competitivo. Está en su estructura jerárquica de primate, es de origen animal, no puede evitarlo por mucho que se esfuerce. Al final esas soluciones en manos del Estado acaban haciendo una sociedad en la que nadie quiere ser responsable de nada, en la que la calidad de los productos cae estrepitosamente porque al no tener competencia éste, el producto se vende, no hay otro. Y esto por consiguiente lleva a la desmotivación, a la tristeza y muchas veces al alcoholismo y el suicidio.

Curiosamente las únicas sociedades que han tenido que poner muros en sus fronteras para evitar que la gente se marche son estas. No habrás visto personas correr masivamente al interior del Telón de Acero. Pregúntate ¿por qué será?. Hace ya casi ochenta años, la guerra que hubo en España fue entre los que predicaban las dos maneras de ver el Estado, pero la de unos pasaba por anular la libertad de la otra mitad de Españoles. Y estaba a cargo de los líderes Stalinistas de Moscú. Piensen la cantidad de muertos, deportados torturados y asesinados más, si no hubiera acabado aquella guerra con la victoria de la España llamada Nacional. Probablemente muchos de nosotros no existiríamos y tampoco muchos de los de la otra España. Luego se habla de muertos por un bando y por otro. En la URRS de Stalin fueron asesinadas veintiséis millones de personas, ¿qué hubiera pasado aquí?, la cosa quedo con guerra y todo en un millón de muertos. Que son muchos, sí, pero nada comparado con lo que podría haber sido de ganar el Frente Popular.

“Se puede ser esclavo de la publicidad, del teléfono móvil, de la empresas de trabajo temporal, pero nunca de unos individuos que anteponen la igualdad a la libertad”

Esta es la forma simple de contar esa historia, se puede contar de otras mil maneras y siempre la realidad lleva a que si ganaba Franco habría un dictadura de la que se podría salir, si ganaba Stalin, jodidos probablemente todavía estaríamos. Y ahora todo este entramado de izquierdas, que ya no cuenta con la mayoría social que tanto argumenta Pedro Sánchez, quiere imponer por la buenas una pseuda sociedad socialista que tire fuertemente a la izquierda. Y no muchos Españoles, la gran mayoría no está dispuesta a perder la libertad. Se puede ser esclavo de la publicidad, del teléfono móvil, de la empresas de trabajo temporal, pero nunca de unos individuos que anteponen la igualdad a la libertad. Al final mi madre tenía razón, al final la corrupción invade todo, hasta el pensamiento dúctil y maleable de las inocentes personas que balan en el día a día.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario