La pasión según San Pedro Sánchez y Otegi que aplaude al final con bravos a Torra y Puigdemont. Por Manuel Artero

El entierro del conde de Ferraz
El entierro del conde de Ferraz. Por Rafael Herrera

“Solo falta que Pedro Sánchez en su pasión, decida reinterpretar la rendición de Breda y le otorgue a Torra una Hacienda y una Justicia propias”

Solo falta que Pedro Sánchez en su pasión, decida reinterpretar la rendición de Breda y le otorgue a Torra una Hacienda y una Justicia propias. Sería lo mismo, prácticamente igual, que Otegi apareciera en uno de los reportajes de la nueva televisión pública bolivariana, titulado “la Iglesia nos roba”, en el que con forma de plano secuencia berlanguiano, junto a Gordillo y el golpista Torra, le viéramos robando el cepillo de la catedral de Córdoba, y la grabación que, seguro veríamos los españoles en “prime-time”, acabara gracias al poderío tecnológico de una  steadycam, con un Primer Plano del etarra jubilado escupiendo en suelo santo.

Es la pasión de San Pedro Sánchez en posesión de la verdad sectaria, y por la que esta convencido que merece acabar con la Constitución y la convivencia de los españoles, con el Senado como representación popular y con las normas universitarias de la investigación y el esfuerzo intelectual. Una arrebatada puesta en escena de una falsa “prima donna”, a la que nadie se atreve a decir que desafina, y  que después de consumar la infamia, es capaz de interpretar un “solo cantabile” en forma de obligada toma de contacto con los periodistas en exclusiva para LaSexta, sin pestañeos por las mentiras de la soflama, y que para rematar su estratégico plan de poder, será capaz de aparecer junto a Margarita Robles, la ministra del Ejército, para cantarnos “in crescendo” que ellos dos trabajan sin descanso para la paz mundial.

Y es que al gobierno de Sánchez le crecen los enanos  a cada paso que da. A su ministra “Lehman Brothers” le parece oportuno el momento para crujirnos a impuestos, el del diesel incluído claro está, por la salud de todos y de todas !Cómo si no supiéramos que el carburador de las empresas públicas  se traga todo el combustible, pero no para que el coche acelere más, sino para que sirva de furgoneta a esa piara de enchufados, gentes con carnet político y ese falso trabajo no productivo en el que escurren sus vergüenzas todas las mañanas.

Casi prefiere uno, dada la pasión que se avecina para este otoño de San Pedro Sánchez, al terrible recuerdo del hermano de Guerra que no se ocultaba en su despachito. O a los macarras de los GAL de Felipe González que se iban de putas con la visa oro del estado pero excitados por el alcohol, las ligas en el coulotte y las drogas creían actuar por España y no por asar una vaca como los directivos de la Junta de Andalucía. Al menos, aquellos viejos y corruptos socialistas habrían sido capaces  de untar a algún desposeído con familia en el Proyecto Hombre  para que le descerrajara un escupitinajo de sida en los morros a esos Torra, Otegi y demás falsarios, incluido el Puigdemont, en algunos de sus paseos cotidianos por los palacios que habitan y desde los que los pavonean su maldad, bien iluminados, eso sí, y mirando con candor a la cámara de televisión que tiene encendida la luz roja.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Manuel Artero Rueda

Manuel Artero Rueda ha dedicado toda su vida profesional a la televisión en la empresa pública RTVE donde, en los últimos veinte años, y después de haber trabajado como ayudante de producción y realización. ha realizado su oficio de periodista como reportero en el programa Informe Semanal, para el que ha realizado mas de trescientos reportajes. Licenciado por la Universidad Complutense, es autor del libro "El reportaje para televisión un guiño a la noticia" , un práctico temario con el que ha impartido clases tanto en el Instituto Oficial de RTVE como en el máster de periodismo de la Universidad Rey Juan Carlos. Desde el ERE inventado por Zapatero para TVE, dedica su esfuerzo y trabajo esta "La Paseata" un sencillo blog personal que con el paso de los últimos años, se ha convertido en una modesta revista electrónica en la que colaboran un grupo de amigos a los que une el amor a España.

Deja un comentario