Los podemitas y Sánchez a la cabeza manipulan la decisión del Tribunal Supremo sobre el impuesto a las hipotecas. Por Rodolfo Arévalo

Grupos de personas se concentraron ante la sede del Tribunal Supremo
La gente, o sea, el tan cacareado por la izquierda “pueblo”, tiene un “cacao mental” del treinta nueve y ya hoy se concentran ante la sede del Tribunal Supremo

“En España la gente, o sea, el tan cacareado por la izquierda “pueblo”, tiene un “cacao mental” del treinta nueve, vamos que no se enteran de qué es esto del Estado de derecho”

En España la gente, o sea, el tan cacareado por la izquierda “pueblo”, tiene un “cacao mental” del treinta nueve, vamos que no se enteran de qué es esto del Estado de derecho. Algunos políticos no es que no se enteren o no sepan lo que es, simplemente se lo pasan por el forro de los… eslóganes infectos que contienen alusiones al desafortunado pueblo que dirigen hacia las dictaduras Marxistas. Bien lo que hay que destacar del Estado de Derecho sobre todo, es eso, que suele estar basado en unas leyes consensuadas y votadas en un momento dado por todo el “pueblo”, para poder regir su convivencia. Vamos en definitiva que las leyes hay que cumplirlas. No porque sean buenas o malas, si no porque se han aprobado en el Parlamento, con el voto de la mayoría de los representantes del “pueblo”.

La gente no entiende que por tener una rabieta, o una pataleta del tipo de las que tiene Pablo Iglesias, no se arreglan los problemas, es más, pueden verse agravados. Claro que a gente como él le interesa que esto sea así, para manejar al “pueblo” a su conveniencia y en pos del Estado Dictador. Ha convocado este individuo una manifestación, a la que espero no vaya nadie o muy pocos imbéciles, que tenga dos dedos de frente, delante del Tribunal Supremo. Todo esto solo para poder argumentar lo de que malísimos son los bancos y los poderosos que tiran contra mi manoseado “pueblo”.

A mi que no me gusta nada ser de ese “pueblo” paleto y desinformado, le digo que no me engañará con sus gilipolleces, llamemos a las cosas por su nombre. Si él fue PNN en la facultad de políticas de Somosaguas, ya sabemos que tipo de sociedad le gusta. Recuerden a sus encapuchados en los huelgas allí convocadas, coartando la libertad de otros alumnos. No obstante, esto no es óbice (palabra que me gusta mucho), para desconcertar y dirigir a las bandas de borregos contra un poder de la democracia, como es la Judicatura, representada en el Tribunal Superior de Justicia, que es un poder libre del Estado y además independiente, por mucho que ellos, los políticos hayan tratado de meter la mano en ese bolso ajeno.

Ya de paso cuéntales Pablo Iglesias como te has agenciado las condiciones excepcionales de tu hipoteca demagogo
Ya de paso cuéntales Pablo Iglesias como te has agenciado las condiciones excepcionales de tu hipoteca demagogo

“El tribunal Superior de Justicia es lo que es y representa y defiende lo que se ha votado en la sede del poder legislativo, que es el Parlamento”

El tribunal Superior de Justicia es lo que es y representa y defiende lo que se ha votado en la sede del poder legislativo, que es el Parlamento, y ponen en marcha los gobiernos que son el poder Ejecutivo. Todos estos poderes del Estado, Judicial, Legislativo y Ejecutivo han de ser independientes entre sí en una democracia. No pueden ir en contra de las normas o leyes que se hayan pactado en el Parlamento, si no decir, si su aplicación a de ser o no ser. En cuanto a la responsabilidad en el impuesto que se paga con la firma de actos documentados, ellos no tienen la culpa, solo pueden decidir si está sujeto a derecho o no, y parece que este tema lo está. Luego, no sé a que tanto revuelo. Este impuesto, lo impulsó el PSOE, para poder contribuir a la economía de las comunidades Autónomas. Si esto no gusta no son los jueces quienes deben decir no a la ley, si no que debe de ser el propio parlamento quién, a instancias del gobierno, en este caso el PSOE, modifique la legislación, para que en su caso sus señorías puedan variar de opinión.

Sería más coherente que antes de llamar a la manifa, los Marqueses de Galapagar rehicieran la escritura de hipoteca del casoplón por el valor real de mercado
Sería más coherente que antes de llamar a la manifa, los Marqueses de Galapagar rehicieran la escritura de hipoteca del casoplón por el valor real de mercado

“La culpa de de la decisión judicial sobre las hipotecas no la tienen los jueces, ni los bancos, ni la connivencia entre bancos y jueces, que no existe”

La culpa de la decisión del Tribunal Supremo sobre el impuesto a las hipotecas no la tienen los jueces, ni los bancos, ni la connivencia entre bancos y jueces que no existe. Sobre todo dado que ellos también habrán firmado actos jurídicos documentados en su perjuicio como todo “Quisque”. La culpa de esto que se paga, la tiene el anterior gobierno Socialista del PSOE que lo puso en marcha. Hay una forma muy sencilla de eliminar ese impuesto y es que el Señor Pedro Sánchez inste a modificar una ley o norma o lo que sea en una votación parlamentaria y que la mayoría decida eliminarlo. Si no, no esperen la injerencia de la judicatura en el mundo Legislativo.

No es una sentencia la del Tribunal a favor de los bancos, entre otras cosas porque no ganan nada de ese impuesto, si no de acuerdo a ley. Que haya habido discrepancias, solo demuestra el “cacao” mental que tiene la justicia nombrada a dedo por los parlamentarios de uno y otro signo y no, como debe de ser, votado por consenso interno de la propia judicatura. En este caso el veredicto hubiera sido bastante más uniforme y mayoritario a favor del impuesto. O sea que ya saben que tienen que hacer los que vociferaran contra esta sentencia. Punto en boca con el Tribunal y petición bien clara y alta al legislativo y al ejecutivo para que deroguen este impuesto a la mayor brevedad posible. Cualquier otra alharaca (palabra que también me gusta mucho) solo sirve para el pataleo contra una tasa que impuso el PSOE.

Share on Facebook52Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario