Si lo que se quiere es un siglo XXI de vuelta a la anarquía, hagan lo que hacen… Macron y compañía. Por Rodolfo Arévalo

Macron intenta aplacar a los 'chalecos amarillos' y anuncia una subida del SMI de 100 euros al mes
Macron intenta aplacar a los ‘chalecos amarillos’ y anuncia una subida del SMI de 100 euros al mes

“Está pasando lo que se debía haber evitado en Hispanoamérica: Que haya solo dos clases los muy ricos y los muy pobres y muy poca clase media”

Lo que se está viendo en Francia, con los chalecos amarillos, no es ni más ni menos que el descontento popular, no por la subida de los carburantes, si no porque la gran mayoría de las personas que vivían en un entorno favorable para las economías medias han ido cayendo por las políticas de todos los partidos; da igual de que tendencia. Está pasando lo que se debía haber evitado en Hispanoamérica: Que haya solo dos clases los muy ricos y los muy pobres y muy poca clase media. Esto les ha llevado a casos como el de Venezuela.

Los políticos en general no han sabido ver lo que se les viene encima. Aquí en España, aunque la gente está más desinformada y cae en las redes de las izquierdas, también ocurrirán cosas parecidas. Solo algunos políticos han detectado el problema, en gran parte producido por la inmigración, que la mayor parte de los Europeos no desea, en algunos países porque ya es un grave problema de convivencia por la falta de integración y asunción de la cultura del lugar. Esto ha creado guetos en los cuales, en países como Francia, se han generado zonas de las que están excluidos los propios franceses por su peligrosidad. Tampoco es un hecho que ocurra solo en Francia, hay ya países como Dinamarca, Suecia , Holanda y otros en los que las zonas de exclusión o Sharia o de otro tipo son el pan nuestro de cada día.

“La mayor parte de asesinatos y violaciones y otros delitos, son cometidos por extranjeros pero la política corrección de la clase política lo oculta”

La mayor parte de asesinatos y violaciones y otros delitos, son cometidos por extranjeros pero la política corrección de la clase política lo oculta. Esto aquí en España es usado para comer la moral a la población, digamos normal o de conceptos ciudadanos normales, que es tiroteada por las informaciones de colectivos feministas y LGTBI, además de políticos de ultra izquierda. Estos imputan todas estas acciones criminales sobre todo si son dirigidas a la mujer como violencia machista, y sí puede que lo sea, pero no mayoritariamente de individuos autóctonos españoles. En este sentido, yo personalmente estoy hasta los corvejones de que haya individuos que, para su provecho personal, inciten al odio entre personas de diferentes ideas, con el fin de conseguir sus propósitos. Es la gente a la que no le gusta la Libertad y la democracia. Entonces cuando aparecen grupos como VOX en España y mira que yo no lo he votado, por el momento ojo, son inmediatamente tildados de fascistas, que no lo son. Simplemente son partidos que recogen el hartazgo de la población. La falta de autoridad y respeto, que no de autoritarismo, el descontrol en las maneras de organizar la inmigración, la manipulación de los sentimientos buenos de las gentes que solo ven el problema de los inmigrantes y no los suyos propios y la devaluación del poder adquisitivo, vía bajos sueldos y falta de empleo, esto acaba de dar la puntilla.

Pero que no se asombren, ni rompan las vestiduras, los partidos tradicionales. Los de izquierda, porque siguen viviendo en los principios del siglo XX, y los de centro y derecha, porque no han comprendido que si, que las sociedades se mueven por la producción de riquezas, pero que esas riquezas hay que producirlas en los propios países para dar trabajo a la población y no con sueldos miserables, no todo van a ser beneficios. Se deben revertir esos beneficios en la población de algún modo. Que debe de ser creación de trabajo autóctono. Pero parece que no, que esto en la actualidad ya no basta, y no basta porque lo que estamos viviendo es otra revolución, por lo menos en occidente, la revolución hacia un mundo que necesitará mucha menos mano de obra porque se apoyará en los robots y mucha menos gente preparada para esos trabajos digamos inferiores y si que se necesitarán muchas más personas preparadas para la organización y el ajuste de la maquinaria tecnológica e informática, a la que no todas las mentes llegan.

“Este cambio social que ya se viene produciendo, y se lleva advirtiendo desde hace más de ochenta años, se dijo en los sesenta, es la sociedad del ocio”

Este cambio social que ya se viene produciendo, y se lleva advirtiendo desde hace más de ochenta años, se dijo en los sesenta, es la sociedad del ocio. Se agrava aún más porque el pleno empleo se hace imposible y los pocos para poco cualificados que quedan, probablemente sean absorbidos por inmigrantes. Todo este maremágnum de situaciones son las que producen estos descontentos en las poblaciones. Y no lo van a resolver los partidos tradicionales con sus ideas de izquierdas y derechas. Porque el mundo que viene ya no es de los seres humanos, es de la tecnología, pero los seres humanos han de ser protegidos, con subsidios si hicieran falta provenientes de los beneficios extra producidos por la robótica. No todo puede ser beneficio.

El mundo tiene sentido en la actualidad por esos mismos seres humanos. Son los políticos que se quieren tildar de fascistas, y no lo son, los que probablemente puedan evitar el caos. ¿Cómo?, reconociendo y asumiendo los problemas reales, sin prejuicios absurdos de pensamientos caducos. No se es menos solidario por no aceptar a los inmigrantes de manera ilegal, lo que si hay que hacer es organizar el tiempo de estancia, su derecho al trabajo si es que lo hay, y su vuelta a sus países si causan problemas, tanto de comportamiento como de inadaptación. Regreso a sus países tras un periodo de quince años de trabajo, tiempo más que es suficiente para que los países de los que vienen tapen sus baches. Nada de nacionalizaciones, puesto que no podemos asumir sobre todo en el caso de inmigrantes no hispanos su cultura y religión, si no queremos dejar de ser estados de derecho y democracias.

“Si lo que se quiere es un siglo XXI de vuelta a la anarquía y la edad media, hagan lo que hacen… O sea nada”

Esto creo es lo que subyace, es una forma de organizar el mundo que deben empezar a romper con lo anterior. Si hay que ayudar a la gente de otros países, habrá que hacerlo en sus propios lugares de residencia, ayudando a crear trabajo y evitando aún por la fuerza que sus organizaciones feudales de gobierno subyuguen a la población. Si esto implica una recolonización por un tiempo indefinido hágase. Si lo que se quiere es un siglo XXI de vuelta a la anarquía y la edad media, hagan lo que hacen… O sea nada. Pero no crean que sus ciudadanos, no los que se santiguan ante las políticas correcciones, sino los de verdad, los que trabajan y sacan a sus familias adelante son bobos, si han de defenderse de la miseria y de sus actitudes altivas, lo harán.

Share on Facebook31Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario