La Victoria de Macron en Francia, donde sí aciertan las encuestas y tres motvios de sana envidia

Después de conocer el resultado de la segunda vuelta de las elecciones francesas, que dio pie a lo que algunos hayan calificado ya como “día del alivio europeo” a este 7 de Mayo -veremos lo que tarda alguna cadena comercial en promocionar esta fecha para celebrar los aniversarios del evento- lo primero que me vino a la cabeza fue esta reflexión/conclusión con la que titulo mi artículo, algo que en España, el acierto de las encuestas preelectorales -primer motivo de sana envidia-, llevamos sin conocer ni por aproximación, convocatoria tras convocatoria, ya sea en el ámbito nacional o regional -se salva, en parte, el municipal, en ciudades no muy grandes, en las que prima la persona al partido- . Alguna vez nuestros encuestadores van a errar hasta en transcribir los resultados después de conocidos, porque en la interpretación de los mismos también yerran algunos, siempre más atentos a satisfacer al medio que los contrata que a acercarse a la realidad de la sociedad que, gracias a Dios, se toma a “canto de sirena” lo que dicen unos y otros “profetas” de lo que les gustaría a ellos que ocurriera y votan como les viene en gana.

Leer más