De la defensa propia, don Tancredo y la prensa hipócrita. Por José Crespo

De la defensa propia, don Tancredo y la prensa hipócrita
De la defensa propia, don Tancredo y la prensa hipócrita

“Escuché a Casado, declarar una nueva “sorayada” cuando tras las declaraciones de Abascal relativas a la defensa propia exclamaba que lo que le preocupa a la gente es el empleo”

No hay nada peor que manipular los mensajes de otros o volver a cantinelas antiguas y cobardonas. Ayer escuché a Casado, y lo lamento, declarar con una nueva “sorayada” cuando tras las declaraciones de Abascal relativas al valor y concepto de la “defensa propia” exclamaba que lo que le preocupa a la gente “es el empleo”… ¿Se acuerdan cuando don Tancredo nos aburría con el tema como única respuesta a la provocación separatista?

Los ricos, los políticos como Ireno y Pabla están seguras en sus mansiones con policía en la puerta mientras el servicio en las calles queda manco.

Si yo me defiendo ante un ataque en mi propia casa o ante quien quiera ocupar mi casa no es de ley que la justicia se ponga, en un principio, del lado del criminal como en el caso del anciano detenido cuando tuvo que defender personalmente su domicilio a riesgo de su vida o el del ex policía municipal para el que la justicia pide veinte años de reclusión por defender su casa de cinco delincuentes.

Todo viene de la manipulación enfermiza de una entrevista, lo cual dista mucho de que haya dicho que todos vayamos con pistolas por la calle. En realidad Abascal habla de un caso concreto, el de un hombre con licencia en regla, que en defensa de su integridad y de su esposa y hogar, tras ser agredido en su propia casa fue condenado al triple de años que sus asaltantes y encima tuvo que indemnizar a la familia. Básicamente habla de la revisión de esa ley perversa y que sólo PROTEGE al delincuente. Pero claro, la prensa hipócrita tiende a girar y retorcer un poco demasiado las cosas… ¿No les parece?

Casado y Roldán han manipulado el mensaje cuando es la defensa propia lo que deseamos y exigimos sea legislado y que sea el criminal el que tenga y sienta miedo y se lo piense antes siquiera pensar en cometer el delito.

José Crespo

José Crespo

José Antonio Crespo-Francés. Soldado de Infantería Española, Doctor en Historia. Enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por". Si Vis Pacem Para Bellum

Deja un comentario