La realidad de la violencia y la guerra versus la posverdad de la mente débil: Haz que no pase. Por Rodolfo Arévalo

Dersu Uzala: Un viaje al corazón de la taiga y la amistad y una reflexión sobre la realidad de la guerra y de la muerte
Dersu Uzala: Un viaje al corazón de la taiga y la amistad y una reflexión sobre la realidad de la guerra y de la muerte contraria a los de mente débil.

“Es extenuante, por imposible hacer ver a los de mente débil que muchas veces defender lo tuyo implica generar cierta violencia y asumir la realidad de la guerra”

Es extenuante, por imposible hacer ver a los de mente débil, o a los buenitas de sentimiento aleccionado y alimentado en la posverdad, que muchas veces defender lo tuyo implica generar cierta violencia y asumir la fatal realidad de la guerra. No la violencia individual, claro está, si no la violencia estatal, que para eso están los cuerpos de seguridad del Estado y el ejercito que tienen el monopolio de ella. Es la única que debe consentir la sociedad que vive en democracia, precisamente para defender ésta, más que para exhibiciones y juegos florales de apoyo en otros países. Aunque esto también pueda formar parte de su bagaje, siempre deberá ocupar un lugar secundario, porque su verdadera misión es defender la Constitución y la unidad dentro del país y la defensa contra los ataques del exterior.

Cuando la gente bien pensante dice “no a la Guerra”, se está confundiendo de siglo y de lugar, ya no es la guerra lo que era antes, cuando un país te atacaba y tu te defendías, o tu atacabas y él se defendía. La alternativa real era que te pasaran a cuchillo a ti y a toda tu familia amigos y compatriotas. Vamos lo mismo que hace ahora el Dáesh allá donde gana e invade. No, esto como casi todas las cosas pasó a la historia de los recuerdos salvo para los Musulmanes que viven en la edad media.

“Ahora cuando un país te declara la guerra, incluso uno de mayoría musulmana no será tan benevolente como para invadirte”

Ahora cuando un país te declara la guerra, incluso uno de mayoría musulmana no será tan benevolente como para invadirte, no. Su invasión en todo caso no será sangrienta si lo hacen bien. Te colonizaran poco a poco, teniendo más hijos que tu y ganando la batalla en los parlamentos municipales, regionales y nacionales, hasta que tu democracia, quede aplastada por sus leyes que ahora harán valer sí o sí. También pueden sus técnicas ir desde paralizar tu economía a suspender toda la actividad informática que controla las depuradoras de agua, el suministro eléctrico, el funcionamiento de las comunicaciones y banco etc…

O también como todos sabemos por el terror, que ataca en guerra de guerrillas con individuos psicópatas que desprecian hasta su propia vida. Esa es la guerra de ahora. Y esa guerra solo se puede combatir muchas veces neutralizando al enemigo en su propio país, en el que usará a su propio pueblo como arma de defensa pasiva, utilizándolos de pretexto y escudo humano contra ti (hijo de puta invasor), véase el grupo terrorista palestino Hamás en la franja de Cisjordania.

“El usar escuelas como tapadera de arsenales y santabárbaras con la protección del mejor arma que pueden usar, pero también la más deleznable, sus propios hijos, es propio de psicópatas”

Mientras desde sus baluartes ¿inocente? protegidos por la sangre de sus retoños y mujeres, lanzan sus misiles contra una desprotegida población israelí. El usar escuelas como tapadera de arsenales y santabárbaras con la protección del mejor arma que pueden usar, pero también la más deleznable, sus propios hijos, es propio de psicópatas. No, no nos dejemos engañar, los enemigos de hoy son mucho peores que los que combatían en el frente de batalla, cara a cara, porque no distinguen entre combatientes y civiles, no distinguen entre niños o soldados, pero de eso no tenemos la culpa los estados desarrollados, y con economía libre, que otorga a las personas la posibilidad de vivir bastante mejor que en otras épocas y en otros regímenes tiránicos, por muy añoradas que algunos incautos las vean.

Así que débiles mentales, buenitas y bien pensantes hágannos un favor a los que queremos seguir siendo como somos y de rebote defenderlos a todos ustedes, mantengan la boquita cerrada si no pueden decir nada mejor o no tienen otra solución que no sea sucumbir como sociedad. Recuerdo una frase de mi padre que decía: La democracia tiene una ventaja y un inconveniente. El inconveniente es que tienes que oír muchas tonterías; la ventaja es que tú también puedes decirlas. Pues en eso estamos, pero es preferible decir tonterías con el ánimo de defender la libertad y la democracia, que decirlas como lo dicen las izquierdas. Permítanme que insista: HAZ QUE NO PASE.

***

 

anuncio esclavo siglo XXI

 

 

***

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

4 comentarios sobre “La realidad de la violencia y la guerra versus la posverdad de la mente débil: Haz que no pase. Por Rodolfo Arévalo

  • el 6 abril 2019 a las 14:30
    Permalink

    Asumible y respetable su discurso, sr Arévalo, salvo en un punto.
    Llamar grupo terrorista al ejercito palestino es perder el respeto a la parte contendiente que parece contraria a su punto de vista.
    Habría que ver quién infunde más terror, teniendo en cuenta que todo enfrentamiento armado es terrible.
    Sin respeto se ganan batallas, pero se pierde la guerra.
    Salud.

    Respuesta
  • roargon
    el 7 abril 2019 a las 11:14
    Permalink

    Puede que tenga usted razón, pero no puedo compartir su opinión. ¿Cuantas veces se ha intentado poner paz en ese lugar y se ha roto cada vez desde la parte contendiente que usted dice a la que hay que tener respeto?. Muchas, más de las que sería deseable. ¿Cómo puede Israel ser un país próspero y moderno y cómo no pueden serlo las regiones que lo rodean? Esa sería la verdadera pregunta. Y no, no se argumente el dinero, porque todo el mundo puede ser ayudado con dinero, pero detrás tiene que haber esfuerzo y mucho trabajo, incluso si me apura cultura, cultura de corte occidental.

    Respuesta
  • el 7 abril 2019 a las 14:33
    Permalink

    Depende, amigo, todo depende.
    El concepto de prosperidad además de relativo puede llegar a ser británicamente perverso.
    Sería suficientemente esclarecedor conocer del propio sentido de la vida.

    Dicho esto, la “cultura” británica es a mesopotamia lo que una gran boñiga de camella en la mesita de té de su graciosa majestad.

    A parte de los numerosos intrusos de todo origen imaginable, está evidentemente esa minoría judía expulsada ladinamente de Europa y la URSS hacia ese gran gueto llamado Estado de Israel.
    Lo que se viene a llamar dos pájaros de un tiro : Nos los quitamos de encima y los utilizamos para controlar el almacén de petróleo.

    Podría continuar, pero no quiero aburrirle con la historia interminable del fratricidio palestino.

    Salud.

    Respuesta
  • roargon
    el 8 abril 2019 a las 9:51
    Permalink

    Pues que quiere que le diga, menos mal que están allí, para evitar entre otras cosas que el Islam acabe con nosotros. Son un buen parapeto, los Israelítas y merecen ser ayudados. Todo depende de como quiera que sea el futuro de nuestros descendientes. Pero eso ya lo sabe usted de sobra.

    Respuesta

Deja un comentario