¡Bienvenido mi muy admirado Mister Zasca, don José Luis Martínez-Almeida! Por Vicky Bautista Vidal

Enhorabuena, al desde hoy, Excmo Alcalde de la Villa de Madrid, D. Jose Luis Martínez-Almeida
Enhorabuena, al desde hoy, Excmo Alcalde de la Villa de Madrid, D. Jose Luis Martínez-Almeida

“La esperanza ciudadana está de fiesta con el nuevo alcalde de Madrid, don Jose Luis Martínez-Almeida: “Mister Zasca” como ya le llamaba yo cuando veía sus estupendos debates en el Ayuntamiento”

Parece que los cuerpos se arreglan y la moral del deprimido votante se recompone un poco ante la posibilidad de que no se tengan que repetir las elecciones. Además, la esperanza ciudadana está de fiesta frente al advenimiento del nuevo alcalde de Madrid, don Jose Luis Martínez-Almeida: “Mister Zasca” como ya le llamaba yo cuando veía sus estupendos debates en el Ayuntamiento.

Señor Martínez-Almeida, Don José Luis: Se espera mucho de usted y yo creo que no va a defraudar. No me importaría nada verle llegar a presidente, y con su acento, tan de Madrid, obsequiar a sus oponentes políticos con su jacarandosa y castiza “madrileñidad” propinándoles esos zascas, tan impresionantes,- por los que usted, se ganó la atención de esta que lo es-, a todo lo que se movía en el Ayuntamiento madrileño, dejando a la señora mayor enterrada en silencio y al resto del equipo en actitud de haber visto alguna escena paranormal.


Hace poco he leído en alguno de esos periódicos virtuales, panfletarios y con definido color político, un reproche que me ha hecho mucha gracia: Reprochaba el tal que usted era: ¡De buena familia! Por lo que deduzco que, a sus oponentes, solo les interesa alguien de “mala familia” y que para ellos no son credenciales aceptables unos buenos principios, una educación y la generosidad suficiente como para mostrar interés por la política sin necesidad de ser un hambriento ni un necesitado, es decir, tan solo por vocación. Le acusaban de haber tratado con Esperanza Aguirre, cosa normal en alguien del PP, como si para estos, la señora fuera poco menos que una apestada.


Señor Martínez-Almeida, le deseo un gran futuro en la política, un puesto en primera fila.
Falta hace al centro derecha un adalid equilibrado que no tenga miedo de llamar a las cosas por su nombre como parece que puede llegar a ser usted.


Pronto empezará el acoso desde las redes porque los ejércitos de pagados han estado muy tranquilos, pero ahora, que parece despertar otra vez el dragón que los devorará, revivirán bajo tierra e intentarán remover el suelo que pise. Que si manifestaciones, que si caceroladas, que si calumnias…


Veremos a ver entonces que tal funcionan esos inquisidores independientes que Facebook ha contratado entre las filas de gente no neutral y escorada claramente hacia la izquierda.
Paciencia y trabajo, le aconsejamos. Esperamos mucho de usted, y algunos, agradecemos verle presidiendo el ayuntamiento de nuestro amado Madrid. ¡Bien hallado, Míster Zasca!

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Vicky Bautista Vidal

Vicky Bautista Vidal

Nací en Madrid. Y como a casi todos los madrileños, todo el mundo me parece cercano y de casa: es el carácter de la ciudad. Esto me ha ayudado después para congeniar con toda clase de personas en los diferentes sitios donde viví. Soy curiosa, inquieta, autodidacta y un pelín dispersa, precisamente por que me siento atraída por muchísimas cosas, escribir es una de ellas. Lo hago al golpe de víscera, según el momento y me faltan algunas vidas para alcanzar a Cervantes o alguno de los inmortales. Soy la primera sorprendida por que observo como últimamente me meto en berenjenales de opinión acerca de asuntos políticos, cuando en realidad, la Política, me importó un bledo toda la vida. Puede ser sentido común herido o un amor recién descubierto por España y su unidad. No milite, milito o militare en nada. Pero estoy de parte de la razón y el sentido común. Defenderé a cualquier gobierno que me facilite la vida y reprochare sin pausa a quienes me la incomoden. La Libertad es para mi la única joya a lucir, la lógica una herramienta y creo que sin pasión por algo, poco se puede conseguir.

Deja un comentario